La polémica entre la IMM y Uber

La multa por Uber que complica a la Intendencia

Chofer dice que funcionarios de la IMM fueron a su casa a cambiarle una infracción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El conductor presentará descargo ante la multa. Foto: Gerardo Pérez.

Uno de los tres choferes que fue sancionado por la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) por brindar transporte público "no autorizado" a través de la aplicación de celulares Uber, relató a El País "el método extorsivo y patotero" que llevaron adelante los inspectores de tránsito para multarlo.

El conductor, Nelson, explicó que comenzó a trabajar para Uber desde que está en el seguro de paro. "Estuve 22 años como repartidor en la calle, tengo libreta profesional, al no querer trabajar en el taxi por el tema de que tengo que manejar plata, surgió esto y me metí. Es una oportunidad de hacer dinero sin arriesgarme la vida", comentó.

La semana pasada, sobre las 18:30, mientras manejaba uno de sus dos vehículos registrados en Uber, Nelson recibió un pedido de viaje desde la calle San Martín, en la esquina del Macromercado. "El que solicitaba el viaje era un tal Nico, fui y apenas se subió me dijo que lo llevara hasta la puerta del Hotel Radisson", explicó el chofer.

Según el relato, "el pasajero no me daba mucha conversación, logré ver que mandaba mensajes en el transcurso del viaje y que habló por teléfono con alguien. Unos metros antes de llegar a destino cerré el viaje desde la aplicación, corto antes para no quedarme esperando unos segundos en el lugar de llegada, porque ya me ha pasado que algún taxista me insulta o me quiere agredir en esos segundos".

Nelson aseguró que cuando llegó a la puerta del Hotel Radisson a las 19:02 "me estaban esperando tres inspectores de tránsito y dos policías".

El relato coincide con la versión que publicó El País el pasado sábado 12, en base a declaraciones de una fuente allegada a Uber.

"El pasajero se baja, y va directamente a dialogar con uno de los inspectores de tránsito y veo que le muestra el celular y me señala, mientras que el otro inspector me empieza a presionar, preguntándome si efectivamente soy de Uber o no, diciéndome que si le miento me van a llevar preso 24 meses por falso testimonio", relató el chofer.

Según aseguró a El País, el conductor en primera instancia negó ser de Uber, pero en ese momento, el pasajero que hablaba con el otro inspector se acercó para decirle que le cortara el viaje, porque "sigue cobrando", mientras la discusión se desarrollaba en las puertas del hotel, sobre la calle Colonia.

Ese hecho fue determinante para que el chofer asumiera realmente su responsabilidad como usuario de la aplicación, y posteriormente fuera multado, además de que le sacaron la chapa de su vehículo.

Rato después de que Nelson fuera multado, según aseguró, se dio cuenta de que la sanción no correspondía con el número de chapa del vehículo que estaba manejando cuando se topó con los inspectores de la IMM. "La multa que me pusieron fue a mi otro auto, el que también tengo registrado en Uber, pero que estaba en casa estacionado", contó Nelson a El País.

El "error" de los inspectores de la IMM se debió a que antes de que Nelson llegara a destino y le entregaran la papeleta de la multa, ya tenían todo configurado con el pasajero para que efectivamente la sanción se llevara a cabo. El pasajero pudo acceder al número de matrícula del auto que estaba estacionado a través de la aplicación de Uber. Es decir, cada vez que un chofer se sube al auto debe de activar la aplicación con la matrícula correspondiente, pero, según Nelson, "ese día me olvidé de poner en la aplicación la numeración de la chapa del auto en el que estaba andando, quedó registrado el otro vehículo, con el que había salido el día anterior".

Esto, según el chofer, deja al descubierto que efectivamente la IMM monta una escena entre el pasajero y los inspectores de tránsito para multar a los que trabajan con la aplicación Uber. Según habían advertido a El País diferentes abogados penalistas, esto es una "falta", porque la comuna lleva a que a través de esta maniobra una persona quede en infracción. "La figura se denomina agente provocador", explicó a El País el abogado penalista Juan Fagúndez.

Rectificación.

El conductor de Uber declaró que "al otro día me llevo la sorpresa de que el inspector que me multó y un supuesto director de Transporte Público de la Intendencia, llamado Carlos Moretto, aparecieron en casa para decirme que iban a cambiarme la multa".

Para Nelson, "se dieron cuenta de que se habían equivocado, me vinieron a buscar con la excusa de que había algo que estaba mal, cuando me hacen la nueva papeleta de multa en la puerta de mi casa me dicen que ahora puedo levantar la chapa que me sacaron y que la puedo pagar en cualquier local de Abitab, aunque ya fui a pagar y la multa no existe; no entiendo qué pasa ahora".

La IMM niega que el director de Transporte haya cambiado multa.

A través de un comunicado, la Intendencia de Montevideo desmintió que el encargado de Transporte Público, Pablo Moretto, haya participado de sanciones a alguno de los choferes de Uber, tal como lo denunció uno de los tres multados por prestar servicios de transporte público bajo la aplicación de celulares.

Sin embargo, en diálogo con El País el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, aseguró que no conoce a nadie con ese nombre en la dirección de Transporte Público, aunque remarcó que si efectivamente algún funcionario de la comuna fue a la casa del sancionado, "hay algo que está mal porque ese no es el procedimiento".

Martínez aseguró que "todos los procedimientos que se están llevando a cabo para multar a los choferes de Uber fueron debidamente estudiados por abogados que nos asesoraron en este sentido". El intendente de Montevideo señaló que "vamos a seguir adelante con las multas".

"Me tiraron el auto arriba".

En todas partes del mundo en donde Uber ha desembarcado, los problemas con sus choferes se dan principalmente con los taximetristas. En el caso de Uruguay, diversos relatos dan cuenta de insultos, agresiones y amenazas. Nelson, el conductor que fue multado y que habló con El País, denunció ante la policía "amenazas de todo tipo". Asegura que le dijeron que le iban "a dar una paliza; el sábado pasado me tiraron el auto arriba, me gritaban que ya me tenían fichado y que me sacaron fotos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)