Gobierno de transición

Mujica ve muy poca solidaridad privada

El presidente José Mujica dijo que la transición con la futura administración marcha sin inconvenientes, y reconoció que la mejora en la infraestructura será una de los principales tareas que se deberá abordar en el próximo gobierno. También dijo que la mayoría de las empresas no son solidarias.

Una segunda etapa de la transición comenzará cuando se reúnan el próximo martes en la residencia de Suárez, Mujica, el mandatario electo Tabaré Vázquez, el futuro vicepresidente Raúl Sendic y la presidente del Frente Amplio, Mónica Xavier.

Mujica dijo que pretende que la transición sea lo menos traumática posible para que las nuevas autoridades puedan asumir el 1° de marzo "con todas sus velas desplegadas"

Vázquez pidió y obtuvo el proyecto de ley que modificaría la forma de funcionamiento del Fondo de Desarrollo (Fondes) quede para la próxima legislatura, algo a lo que Mujica era, en principio, renuente ya que considera al Fondes una herramienta fundamental.

Mujica destacó la importancia de las políticas sociales aplicadas desde 2005, que "mejoran el reparto de la riqueza, evitando la concentración excesiva". Según el presidente, Uruguay ha logrado en estos diez últimos años sacudir su estancamiento crónico, principalmente en el Interior. Para mantener el ritmo de los cambios se debe actuar tenazmente, lo cual requiere una transmisión de mando eficaz, consideró Mujica.

Para el mandatario, la economía deberá seguir creciendo, porque solamente así se podrán obtener recursos "para concretar las tareas pendientes e impostergables, como la ampliación de la infraestructura productiva, los puertos, los caminos y otros aspectos".

El presidente advirtió que se requieren recursos cuantiosos para invertir en infraestructura, y que los productores deberán contribuir a su financiamiento. "Nada viene por generación espontánea ni de regalo de los dioses", sino que las políticas deben ajustarse a las necesidades del país, comentó.

El presidente dijo que el aumento de la riqueza no implica más desarrollo humano porque, cuando el Estado no interviene regulando, se concentra.

Mujica se lamentó que "la solidaridad social es menguada en Uruguay". A su juicio, las empresas privadas tienden a pedir alivios fiscales que el Estado debería volcar a lo social. "Hay muy poca solidaridad privada en nuestro país. Pero ¡cuidado!, esta afirmación no puede ser tomada al pie de la letra, porque existen empresas que ayudan y mucho, y socialmente merecen ser reconocidas, aunque, desgraciadamente, son pocas", destacó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)