VEA EL VIDEO

"A Mujica le faltó ejecutividad"

El intendente de Florida Carlos Enciso, muy cercano al ex candidato blanco, Luis Lacalle Pou, estima que la buena relación de los intendentes opositores con el presidente José Mujica no resultó en más resultados porque al presidente y al gobierno en general les faltó ejecutividad.

Enciso criticó al director de la OPP, Gabriel Frugoni, por haber cuestionado a las intendencias opositoras. El intendente propone un diálogo para solucionar los problemas de infraestructura y que los sectores productivos que más usan las rutas paguen más. Cree que el Partido Nacional debe integrar los directorios de los entes autónomos y hacer valer sus votos en la distribución de cargos.

—¿Cómo evalúa su relación como intendente con el presidente Mujica y el gobierno saliente?

— A nivel personal todos sabemos que el presidente es bastante descontracturado e informal. Eso generó, a veces , una relación buena, interesante, directa, no lo vamos a negar. Por un lado, institucionalmente es bueno que el presidente de turno, sea quien sea, genere una agenda con los gobiernos departamentales. Pero es bueno también que en el seguimiento de los temas que se acuerdan en esos ámbitos exista mayor ejecutividad. Esa carencia fue en algunos casos la parte débil o crítica del relacionamiento. Incluso, en algunos casos, no todos, también era difícil encontrar a los ministros. Con el presidente se pasa distendido, se comparten algunos criterios, sobre todo diagnósticos. Eso es una cosa y otra la relación con el gobierno y el Ejecutivo, la que deja que desear.

—El gobierno dijo, poco antes de las elecciones a través del director de la OPP, Gabriel Frugoni, que intendencias blancas y coloradas, incluyendo Florida, eran ineficientes y no utilizaban todos los fondos que recibían.

—Creo que fue una opinión desacertada en el medio de una campaña electoral. Extrapoló datos de fondos para los cuales hay que pasar raya ahora y no en septiembre u octubre. Fue una neta vinculación político-electoral de Frugoni a la campaña. No es por casualidad que tocó las intendencias de Cerro Largo, Florida y Salto, muy codiciadas por el Frente Amplio. La OPP demostró una intencionalidad de generar una especie de imagen de ineficiencia. Yo estoy hablando por Florida. Llegamos al 100% de ejecución de obras. La semana pasada estuvieron los certificadores del Fondo de Desarrollo del Interior. Ya lo habíamos hecho todos los años anteriores así que ese mote de ineficiencia a nosotros no nos cabe.

—¿Por dónde pasan las soluciones para la infraestructura. ¿El que rompe, debe pagar? ¿Hacen falta más peajes?

—En el país se debe dar un nuevo debate entre el gobierno que entra, las intendencias, los productores, las gremiales, etc. Si hay sectores o grupos o rubros que usan más determinadas arterias que otras se podría generar por medio de un monitoreo satelital o de una tecnología que hoy no está implementada, pero que existe en Europa, un instrumento para la justicia tributaria, para que quien usa más pague más. No veamos lo negativo porque la rotura (de las carreteras) implica producción y movimiento del país. A eso hay que insertarle una nueva matriz de lo multimodal, hay que explorar el tren, que tiene que ser una solución a esos tonelajes de soja que tienen que llegar a los puertos y que es un debe del gobierno que se va. Hubo una cuestión muy declamativa de mejorar el tren y quedó bloqueada. Hay que tratar de que no haya una recarga mayor. Cuando tengamos un sector que haya crecido mucho, madera o granos, que concentra en determinados ejes un peso específico en tonelajes como no se veía en otra épocas, tal vez allí pueda haber una tarifa diferencial para impactar directamente en donde se rompe. Ahí es donde nos reclaman a nosotros y ya estamos más que desbordados. Poner nuevos peajes es una solución facilista, simplista.

—Una solución parecida al Partido de la Concertación funcionará en Florida porque el sector colorado Vamos Uruguay votará su reelección. ¿Se puede trasladar la experiencia a otros departamentos?

—La Concertación y los acuerdos de cúpula no son extrapolables. Es difícil hacer una alianza como se hizo en Montevideo. En Florida la realidad departamental indica que hay relación directa entre los equipos políticos del Partido Nacional y parte del Partido Colorado. Hay una relación local de buena vecindad, más que acuerdos macro.

—¿Tiene que integrar el Partido Nacional los directorios de las empresas públicas en los términos que ofreció Vázquez?

—El escenario no es ideal. Si Daniel Corbo en el Codicen hizo propuestas como Promejora que fueron adoptadas; ¿por qué no iba a poder seguir este compañero del partido u otro generando esa actitud constructiva? Yo creo que hay un tema filosófico de fondo, con el que discrepo, que es la opinión del Ejecutivo de que hay que compartir los lineamientos del oficialismo para participar. Allí hay una diferencia de enfoque que no quita que, a pesar del escenario que es negativo, nos autoexcluyamos de tener elementos de contralor.

—¿El resultado electoral de octubre debe ser el criterio para la distribución de cargos?

—Creo que hay una proporción que es la de octubre. Eso no está en duda.

—¿El futuro presidente apuntó a dividir a la oposición al ofrecerle un solo cargo en los directorios?

—Yo no tengo elementos de análisis para ver intencionalidad. No sé el motivo. Realmente sorprendió. Suponemos que no es con un móvil de chicana menor. El presidente Vázquez llegó con una aureola magnánima, de supuestamente englobar los grandes intereses. Yo creo que no puede caer en ese tipo de cuestiones.

—¿Lacalle Pou es el líder de la oposición?

—Es el principal referente en cuanto al apoyo electoral. Líder ya implica una cuestión de trascender lo partidario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)