candidatura

Mujica dice lo critican porque hay "temor" que vuelva a ser candidato

El expresidente José Mujicahabló de Ancap, de las empresas públicas y las "chambonadas" que reconoce hubo en su gobierno, de la situación del exrecluso de Guantánamo Jihad Diyab y de las familias sirias que viven en Uruguay como refugiados, entre otros temas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Mujica en Cuba. Foto: EFE

El expresidente y actual senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), José Mujica, dijo en una entrevista con el semanario Búsqueda que es criticado porque hay "temor" de que vuelva a ser candidato a presidente, pero asegura que no será así.

El senador dijo que es capaz de hacer una apuesta a que en las próximas elecciones no será candidato: "Si los que dicen que voy a ser candidato quieren, apostamos medio millón de dólares".

"El que quiera me avisa y la hacemos pública. Eso sí, si no soy candidato voy a esperar que paguen y lo voy a donar a bienes públicos. (Edgardo) Novick podría apostar, que tiene mucha plata", dijo.

En la entrevista con el semanario, el exmandatario habló de Ancap, de las empresas públicas y las "chambonadas" que reconoce hubo en su gobierno, de la situación del exrecluso de Guantánamo Jihad Diyab y de las familias sirias que viven en Uruguay como refugiados, entre otros temas. 

"Se pueden haber cometido errores pero se trabajó de buena fe".


Respecto a las inversiones en las empresas públicas, y la falta de control que se le recrimina a su gobierno, Mujica respondió que el vicepresidente en ese momento "era el actual ministro de Economía (Danilo Astori)" y añadió que él como presidente "no estaba en los detalles del gasto".

"Pero reconozco que se pudieron haber cometido errores y con el diario del lunes se puede hacer mucho mejor. Eso sí, no acompaño esa política de la herencia y que la culpa de todo la tiene el anterior gobierno. Yo agarré el puente cortado en muchos lados y no le eché la culpa a nadie. Traté de bancarla como pude", dijo el senador.


Y como ejemplo, mencionó el caso Pluna: "Heredé el problema de Pluna , por ejemplo. Primero hicieron la alianza con Varig y después se la vendieron a Leadgate y nosotros agarramos los despojos. Y no me puse a quejar. Los gobiernos son así. Me parece que esa es una política facilonga que se adopta"

En relación a Ancap, puntualmente, Mujica sostuvo que a Marta Jara, la actual presidenta del ente, la "trajo" él: "Me la encontré en Guadalajara y la vi muy capaz", dijo, y agregó que "Ahora, aplaudo que Ancap esté tapando los agujeros. Pero también hay que decir que separaron las inversiones y revisaron el precio del combustible con la paramétrica. Hay que decirla toda".

Y añadió que "hay otra cosa muy importante también que no se dice".

"Ahora se reconocieron los cuantiosos gastos de transporte y de distribución que durante varios años no se reconocían a Ancap. Eso tenía un valor que pasaba los 600 millones de dólares. Da la casualidad que es casi la misma cifra de lo que hubo que darle a Ancap hace poco. Ahora se reconocen. Y no se dice nada de eso", detalló.

Y volvió a reconocer que durante su gobierno hubo "chambonadas", pero "todavía habría si las cosas no se hacían. Ancap no existiría hoy si no hubiéramos hecho lo que hicimos , porque el combustible que producía no se puede usar actualmente".

En el caso de Ancap, consultado por Búsqueda sobre esas "chamboneadas" de las que habla, y sobre las irregularidades que se han denunciado, Mujica respondió que en las gestiones del ente "que se pueden haber cometido errores pero se trabajó de buena fe. Los elementos que tengo para confiar en el ministro (Roberto) Kreimerman siguen vigentes".

Lo que sucedió con Jihad Diyab "no era previsible".

Respecto a los exreclusos de Guantánamo que Uruguay recibió en 2014 Mujica dijo al semanario que no se puede "arrepentir" de haberlos traído.

"No me importó tener a la opinión pública en contra. Tenía que ayudar a distender. Le he dado mucho palo a los gobiernos de Estados Unidos toda mi vida. Cuando veo un gesto de alguien que quiere reparar un desastre, me parece que debe ser respaldado", sostuvo.

Y en relación clara al sirio Jihad Diyab, que quiere irse a otro país y para esto protesta desde hace más de 50 días realizando una huelga de hambre, dijo que  "que alguno de los presos estaba muy alterado y ahora estamos sufriendo las consecuencias. Pero eso no era previsible".

En el caso de las familias sirias que llegaron también a Uruguay, pero como refugiados huyendo de la guerra, Mujica dijo: "Ahí me comí la pastilla de la influencia que tiene la comunicación actual. El problema es que se comparan con los que están en Alemania y todos esos países, en sociedades ricas. Acá tienen que trabajar y vivir. Tenían una expectativa que Uruguay no puede cubrir".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)