plan juntos

Mujica destinó unos US$ 400.000 de su salario al Plan Juntos en 2014

"Se puede gargantear todo lo que se quiera pero a la garganta hay que prestarle el bolsillo. Sobre todo cuando el tono central en nuestra garganta es el mensaje de solidaridad con los más pobres, con los desvalidos y los que quedan al costado del camino", dijo el presidente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
dólares

El presidente José Mujica habló en su audición de este viernes en M24 y realizó una evaluación de sus aportes al Plan Juntos durante 2014.

Mujica señaló que "por desgracia la solidaridad social es menguada en nuestro medio. Las empresas privadas tienden, por aquí y por allá, a pedir alivios fiscales en las contribuciones que debe recibir el fisco para colaborar en lo social y cuando estos fenómenos se dan en en realidad en el fondo indirectamente damos cuenta que esa ayuda social tiene poco de privada y bastante de pública".

"Hay muy poco aporte privado directamente en la ayuda social en nuestro país. Pero cuidado. Esta afirmación no puede ser absoluta y tomada al pie de la letra, porque es innegable que existen empresas que ayudan y ayudan mucho socialmente y merecen reconocimiento en este país.
Son desgraciadamente pocas, pero existen", sostuvo el mandatario.

El presidente hizo una evaluación de los aportes que personalmente ha destinado este año al Plan Juntos: "En lo que nos es personal, en lo que humildemente se puede hacer como persona, al cerrar el año y cerrar el gobierno estamos terminando los aportes globales que hemos hecho al Juntos con parte de nuestro salario. Y entre los aportes en dinero y equipos nuevos que hemos comprado vamos a redondear un valor cercano a los 400.000 dólares, según se coticen los dólares".

Mujica dijo que "también cerramos el año con el aporte como corresponde a la fuerza política a la que pertenecemos y que nos llevó al gobierno. Porque ser militante de una fuerza política significa la obligación moral y ética de colaborar con nuestros ingresos líquidos y vamos a cerrar un quinquenio donde el aporte del presidente ronda los 150 mil dólares", explicó".

"Sabemos que con estas cosas no cambiamos el mundo en el que vivimos pero sentimos y multiplicamos nuestro compromiso con la sociedad", señaló.

Y agregó que "se puede gargantear todo lo que se quiera pero a la garganta hay que prestarle el bolsillo. Sobre todo cuando el tono central en nuestra garganta es el mensaje de solidaridad con los más pobres, con los desvalidos y los que quedan al costado del camino".

"Es relativamente fácil como gobierno poner impuestos y que otros paguen, pero hay un deber ético de nosotros mimos, de quienes pensamos así", aseveró el presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)