PARTICIPACIÓN FEMENINA

Mujeres cerca de renovar cuota en 2019

El Parlamento discutirá este año la instrumentación para mantener la cuota femenina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Representantes de todos los partidos en el Parlamento reclaman su lugar. Foto: EFE

El tema tiene consenso en todos los partidos: la cuota femenina en el Poder Legislativo debe ser renovada —por lo menos— por un período electoral más. Las bancadas parlamentarias tienen varios proyectos a discusión, y la intención es resolver el tema en el 2017. La fórmula con más apoyo es similar al sistema que se empleó para el 2015.

A mediados de 2016 la bancada femenina del Frente Amplio diseñó un proyecto para asegurar la paridad entre hombres y mujeres en los cargos legislativos, ejecutivos y en los diferentes órganos de los partidos políticos.

A pesar de esto el texto no reúne el consenso de todos los partidos, e incluso dentro del partido de gobierno tiene resistencia en algunos sectores. Por eso el objetivo es trabajar en la propuesta diseñada por la exsenadora Martha Montaner del partido Colorado, que falleció en marzo de 2016. Su propuesta era extender por un período más el mecanismo utilizado en 2015: cada tres elegidos, uno debe ser una mujer.

Ahora los diputados del Partido Nacional Gloria Rodríguez y Juan Andrés Arocena avanzan aún más en garantizar mayor paridad de género dentro del Parlamento. El artículo primero de la propuesta modifica el proyecto anterior y establece que para las elecciones nacionales y departamentales todos los partidos políticos deberán incluir en las listas o nóminas correspondientes persona de ambos sexos en cada terna de candidatos, titulares y suplentes.

El proyecto de 2009 empleado en las pasadas elecciones, generó polémicas por su interpretación en el sistema de suplentes. La actual diputada blanca Graciela Bianchi asumió como senadora para cumplir con la ley de cuota femenina, pero renunció a la banca para dejar lugar a Álvaro Delgado que era su suplente.

Esto se pretende modificar con el nuevo proyecto planteado. El artículo dos corrige la norma del 2009 y establece que en el caso del sistema de suplentes preferenciales, si se produce una renuncia, asumirá la titularidad el primer suplente del mismo sexo. Si el sistema elegido por la lista es el respectivo, asumirá la titularidad el primer suplente respectivo del mismo sexo.

Garantiza que la cuota femenina se mantenga independientemente de las renuncias que se produzcan. El proyecto de los legisladores blancos propone extender la cuota femenina por los comicios 2019 y 2024 en el caso de las nacionales y 2020 y 2025 para las municipales.

"Resulta pertinente resaltar el menor número de oportunidades al alcance de las mujeres uruguayas en el ámbito político, obstaculizando así su pleno desarrollo y experiencia suficiente en un marco restringido", argumentan los diputados en la exposición de motivos del proyecto de ley. Allí aclaran que sus correcciones al proyecto de 2009 buscan "complementar la rica experiencia acumulada" en los últimos años y generar "una real y profunda transformación de las costumbres políticas nacionales".

En todos los casos, al tratarse de proyectos de ley electorales requieren mayoría especial para su aprobación. Es imprescindible el consenso político que las bancadas femeninas están buscando. La Constitución establece que se requiere alcanzar los 2/3 del total de componentes de cada cámara: 66 votos en Diputados y 21 en Senado. Si bien todos los partidos políticos consideran importante avanzar en este tipo de legislación, hay varios legisladores que a título personal han manifestado públicamente su oposición conceptual al planteo.

Uno de los representantes que remarcó su posición en contra de la cuota femenina es la diputada blanca Graciela Bianchi. A pesar de eso aclaró que votará la renovación de la cuota femenina para las próximas elecciones por entenderlo una cuestión estratégica. La diputada no quiere dar una señal equivocada sobre el tema a la sociedad, comentó en una reunión de bancada del Partido Nacional a fin del año pasado.

En ese mismo encuentro el diputado blanco Pablo Abdala aclaró estar en contra de la cuota femenina en el Parlamento. En la misma línea está Jorge Gandini. Independientemente de sus posturas, el Partido Nacional apoyará la extensión de la cuota femenina por, al menos, un período más.

Las políticas ganan espacio.

Primero fue en el Parlamento con la reglamentación de la cuota. Ahora todos los partidos buscan extender el mecanismo para dos períodos electorales más.

Varias figuras políticas mujeres aparecen entre las candidatas para integrar fórmulas presidenciales. Incluso alguna piensa en poder competir con chances por el premio mayor: la Presidencia de la República.

CRUCE LEGISLATIVO.

Segundas intenciones en cuotas.

El diputado blanco Juan Andrés Arocena criticó al diputado Guillermo Facello por atacar al Partido Nacional al defender la cuota femenina.

Facello —electo por el Partido Colorado y actual integrante del Partido de la Gente liderado por Edgardo Novick— manifestó en una carta su rechazo a la cuota política para las mujeres en el Parlamento.

"En el mundo y recientemente, sobran los ejemplos de mujeres que han llegado a posiciones de destaque sin necesidad de cuota política", dijo el legislador y opinó que si se sigue convalidando la cuota femenina, en un futuro se instrumentará la cuota por inclinación sexual y raza.

Arocena aclaró que no hay ninguna segunda intención con las propuestas de renovar la cuota femenina.

"Nos parece hasta medio irrespetuoso el diputado Facello que atribuye segundas intencionalidades a nuestro trabajo cuando la realidad es que ambos estamos convencidos de lo que estamos haciendo del trabajo de la cuota femenina", dijo el legislador blanco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)