SALTO

Un hombre mató a su expareja y a uno de los policías que la custodiaba

Ocurrió en la madrugada de hoy. Un policía que custodiaba a la víctima hirió al femicida y logró detenerlo.

La casa donde ocurrió el trágico hecho. Foto: Luis Pérez.
La casa donde ocurrió el trágico hecho. Foto: Luis Pérez.

El Día internacional de la Mujer en Uruguay comenzó con un nuevo hecho de sangre. Una mujer víctima de violencia de género y uno de los policías que la custodiaban fueron asesinados por la expareja de ésta, un hombre de 61 años de iniciales C.M.G.

Olga Costa, de 44 años, había presentado ayer una denuncia por violencia de género contra su expareja, un hombre con quien convivió cuatro años. La Justicia dispuso que recibiera custodia policial.

Fue así que un hombre y una mujer policías la trasladaron hasta su casa, ubicada en el barrio Umpierre, y quedaron como custodia hasta que a las 4 de la madrugada fueron relevados por dos efectivos.

Sobre las 6 horas, la expareja de la dueña de casa ingresó a la vivienda por el fondo y le disparó en el pecho al efectivo que estaba sentado en el comedor, provocándole la muerte. Luego ingreso al dormitorio de la mujer, disparándole dos veces. Ambos murieron en el lugar.

En la casa se encontraban los tres hijos de la víctima, uno de ellos con un problema de salud congénito y dependiente, y el otro policía, quien al oír los disparos buscó al femicida, logró herirlo en la pierna y lo detuvo.

“Sentí que paró un auto y se abrió una puerta y se fue rápidamente como derrapando en el pedregullo y a los pocos minutos escuché como siete disparo de arma de fuego”, contó a El País un vecino del barrio.

La víctima tenía en su domicilio un pequeño comercio en una de sus habitaciones.

El efectivo asesinado era Fernando Farinha, de 41 años. Tenía tres hijos. Hacía unos 20 años que era policía.

Allegados a la mujer y de su familia, contaron que el asesino y ahora detenido es un retirado militar que convivía hace unos cuatro años con ella, la que ayer optó por desavenencias de pareja expulsarlo de su domicilio y terminar la relación.

En el lugar se concentró todo el comando de Jefatura de Policía encabezado por su titular, Oldemar Avero, quien prefirió no hablar con la prensa y en cambio sí hacer cumplir con la orden de la Fiscal de que no se permitiera filmar o tomar fotografías de la casa aún fuera del área delimitada por el vallado.

Se trata del quinto femicidio en lo que va de 2018, al que hay que sumarle tres intentos en los que las mujeres resultaron heridas pero los agresores no lograron acabar con su vida. En 2017 fueron 30 los casos de femicidios confirmados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos