INSEGURIDAD

Mujer de 78 años recibió brutal paliza por $ 1.500

Dos ladrones ingresaron a la casa de la anciana en la noche.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Policía busca pistas de los delincuentes. Foto: Archivo El País

Una anciana recibió una golpiza que la dejó prácticamente inconsciente, luego de que dos ladrones entraran a su casa durante la noche para robarle $ 1.500 y dos garrafas de gas.

El hecho ocurrió el pasado domingo 24 de julio, al Norte del balneario Atlántida, más específicamente en la parte denominada "Estación Atlántida", por donde hace algunas décadas paraban los trenes con pasajeros que iban desde Montevideo.

María Esther González, de 78 años, quien vive sola y es más conocida como "Pocha" por los vecinos que la conocen desde hace muchos años, estaba durmiendo a eso de la 1:00 de la mañana.

A esa hora se despertó porque sintió ruidos en el fondo de su casa. Ni siquiera tuvo tiempo de llamar a la Policía o a un vecino. Dos ladrones que ya estaban dentro de su vivienda, la comenzaron a golpear brutalmente en la cabeza, provocándole lesiones varias a nivel facial, según indicó la resolución del médico forense por el que fue atendida la septuagenaria. También, tenía golpes en la espalda.

La mujer quedó casi inconsciente, informaron a El País los oficiales que se encuentran a cargo de la investigación.

Luego de que los hombres golpearon a "Pocha" y la dejaron tirada en el piso, le robaron $ 1.500 y dos garrafas de gas.

"Le pegaban sin parar y le gritaban que querían más plata", señaló a El País una de las nietas de la mujer, Mariana Vázquez, según le relató su abuela un día después del lamentable episodio.

Es que la anciana, "no quiso llamar a nadie esa noche para no molestar; el domingo de mañana se ve que se arrastró por el piso para llegar hasta el teléfono del living porque había sangre por las paredes y el piso, ahí llamó a mi tía y le dijo que la habían robado y que también le habían pegado", aseguró la nieta de la mujer.

Los atacantes se dieron a la fuga casi sin dejar rastros, ya que ningún vecino pudo advertir algún movimiento extraño en la fría madrugada de hace más de una semana.

Luego de consumado el hecho, y que tomara conocimiento por parte de familiares y allegados, la consternación llegó a tal punto que muchos, según dicen, serían capaces de hacer Justicia por mano propia en caso de que encuentren a los responsables.

Movilización.

Las redes sociales fueron el punto de inicio para que familiares, amigos y vecinos de la mujer golpeada se organizaran y cortaran la ruta 11 el pasado sábado. Allí reclamaron "Justicia y presencia de las autoridades".

Según informaron familiares de la mujer a El País, las movilizaciones se seguirán llevando adelante para que exista mayor presencia policial en la zona.

La Justicia, en tanto, ya indagó a 12 personas por este hecho, pero en ningún caso se pudo comprobar vinculación alguna. La Policía, por su parte, sigue investigando a más personas por el caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)