INFORME DE SINIESTRALIDAD VIAL

Muertes en el tránsito quiebran 4 años de tendencia a la baja

Uruguay se aleja de las metas del decenio; 24 fallecidos más que en 2016.

Según lo comprometido, Uruguay debería no haber superado los 380 fallecimientos. Foto: F. Ponzetto
Según lo comprometido, Uruguay debería no haber superado los 380 fallecimientos. Foto: F. Ponzetto

Más accidentes, más lesionados y más muertes. El 2017 dejó en rutas y calles uruguayas 470 fallecidos, un 5,4% más que en 2016, según el informe anual divulgado ayer por la Unidad de Seguridad Vial (Unasev).

Esta cifra supone que en un año hubo 24 fallecidos más, un resultado que quiebra la tendencia de cuatro años consecutivos en los cuales se había registrado una disminución en la cantidad de muertes.

La tasa de mortalidad se elevó a 13,5% cada 100 mil habitantes, un 5% más que en 2016. Para tener una idea de la dimensión de este dato, basta compararlo con lo que ocurre en España, donde la tasa es de 2,5 muertes cada 100 mil habitantes.

Rocha, Durazno, Cerro Largo y San José son los departamentos pintados en "rojo" por Unasev: cuentan con una tasa de mortalidad superior a 22,7 cada 100.000 habitantes. Montevideo, Soriano, Lavalleja y Treinta y Tres son los menos afectados: tienen una tasa inferior a 10,98.

Tendencias.

Desde el año 2011, Uruguay venía registrando una tendencia al descenso en la cifra de muertes en el tránsito. Desde 2013, cuando se produjeron 567 fallecidos, la curva inició el descenso.

Hace siete años, Uruguay se comprometió a alcanzar la meta marcada por el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-2020) propuesto por la Organización de Naciones Unidas (ONU). El 2017 fue el año que más se alejó de las metas anuales. De acuerdo con ese plan, el número de fallecidos debió haber sido de 380.

El organismo muestra que existen indicadores asociados a la siniestralidad (venta de combustible, parque vehicular e ingreso de turistas) que aumentan desde el año 2011. Hoy en Uruguay hay más de 2.430.000 vehículos, un 37,6% más de los que había en 2011; además, ingresaron al país 18,4% más turistas que en 2016.

Rutas peligrosas.

En 2017 también se revirtió la pauta histórica que tenían los fallecimientos de acuerdo a las jurisdicciones (ciudades y rutas). En las carreteras hubo 254 muertes (54%) y 216 en las zonas urbanas.

El dato tiende a confirmar el impacto que tienen el mal estado y la inadecuada infraestructura de las carreteras del país en los niveles de seguridad para el tránsito.

El informe de Unasev revela que hay tramos de cinco kilómetros que han tenido más de 15 siniestros en 2017. La mayoría se ubican al sur del Río Negro: en Montevideo, San José, Canelones y Colonia. Las rutas más riesgosas, según el informe, son la 1, 3, 5, 6, 8, 67, 75, 84, 101, 102 y la Ruta Interbalnearia (de intenso tráfico)

Los jóvenes siguen siendo los más afectados por los siniestros de tránsito. El 42% de los fallecidos tenía entre 15 y 29 años. Le siguen las personas mayores de 70 (un 15%). En cuanto al sexo, los hombres mueren más que las mujeres: 362 por 108.

Respecto a los días, los lunes es cuando ocurren más y los viernes cuando suceden menos. El llamado período crítico (las horas en las que ocurren la mayor cantidad de accidentes) sigue siendo el mismo: desde el viernes a las 20:00 horas hasta el lunes a las 8:00.

El 67% de los fallecidos (316 en total) eran conductores; el 18% pasajeros acompañantes, y el 15% peatones.

En todo el año se hicieron 17.000 controles de espirometría a conductores que participaron en accidentes. El 93% no registraba alcohol en sangre, una cifra que se mantiene igual que en 2016. A los hombres le da tres veces más positivos que a las mujeres.

Motos peligrosas.

Si es motociclista, es más probable que sufra un accidente de tránsito. El año pasado hubo más de 19.500 afectados que participaron en un siniestro vial.

El 47% de los fallecidos circulaba en este medio de transporte (219 personas). Le siguen quienes circulaban en autos y camionetas, con un 34%.

Este año se usó menos casco que el año anterior. Pasó de 79% a 75% de quienes estuvieron en un siniestro.

Rivera y Artigas son los que más tienen conciencia: su utilización se ubicó por encima del 90% de esta población. Por el contrario, Cerro Largo sigue estando en rojo: solo 18% de los motociclistas usa casco.

Los fines de semana presentan los niveles más bajos de utilización.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)