EL COMBATE AL MOSQUITO DEL DENGUE

El MSP ahora con vía libre para ir tras el Aedes aegypti

Nueva ley abre debate sobre el ingreso a predios o fincas abandonados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Equipos del MSP y la IMM inspeccionan los barrios en busca de larvas. Foto: A. Colmegna

El Ministerio de Salud Pública (MSP) llamó a extremar las medidas para combatir al mosquito Aedes aegypti, transmisor de los virus del dengue, el zika y el chikungunya, a partir del regreso masivo de uruguayos que viajaron al exterior. En su campaña contra el dengue, el MSP tiene ahora una nueva arma: la semana pasada el Parlamento aprobó en el mismo día una ley que le da vía libre para el ingreso a predios baldíos y fincas abandonadas particulares sin autorización judicial con el objetivo de combatir los criaderos del mosquito.

La directora de Epidemiología del MSP, Gabriela Willat, afirmó que "la eliminación de los criaderos es la medida de mayor impacto, más efectiva y sostenible, por lo que debe ser considerada la principal medida de control".

El Aedes aegypti es un mosquito urbano con un radio de vuelo que no excede los 100 metros. La hembra Aedes aegypti copula una sola vez y pone unos 400 huevos cada tres o cuatro días en el borde del agua, en bebederos, frascos, botellas, latas, baldes, fuentes, floreros, envases plásticos, platos de macetas, botellas, tanques y neumáticos, entre otros lugares.

Precisamente, la ley aprobada la semana pasada elimina la necesidad de tener una orden judicial para acceder a predios baldíos o fincas abandonadas en busca de larvas, aunque especifica la obligatoriedad de que el MSP justifique la acción mientras esté en vigencia la emergencia epidemiológica.

En febrero, en el departamento de Durazno, autoridades del Comité de Emergencia tuvieron problemas ante la resistencia de un grupo de vecinos a dejar ingresar a sus hogares a los funcionarios que combatían el mosquito del dengue.

Desde el Partido Nacional, algunos legisladores que no votaron esta ley, afirman que "limita derechos constitucionales de la propiedad privada de los ciudadanos" que establece el artículo 32 de la Constitución.

El constitucionalista Ruben Correa Freitas discrepa con esa postura. Sostiene que las razones de interés general se superponen al derecho a la propiedad privada.

El proyecto de ley ingresó al Senado el 2 de marzo con las firmas de los senadores del Frente Amplio y el miércoles 16 fue votado en la sesión matutina, y en la Cámara de Representantes recibió sanción en la tarde de ese mismo día.

La oposición dio sus votos en ambos casos. Es más, la bancada del oficialismo quiso votarlo en Diputados sin repartir el proyecto, es decir sin que la oposición conociera el contenido del mismo, lo cual hizo que se elevara una protesta.

En el Senado el proyecto se votó por unanimidad, pero en Diputados hubo algunos blancos que no levantaron su mano.

Uno de ellos fue Pablo Abdala, que consideró en sala que esta ley "limita derechos constitucionales de la propiedad privada de los ciudadanos", y que "todo queda librado al uso o abuso de la administración".

Más allá de que comparte el espíritu de la ley y la votó en general, Abdala explicó que "tiene un grado de indeterminación grande" y que por consiguiente "hay gran riesgo de que pueda provocar reclamos de particulares bajo el alegato de que se vieron perjudicados por la irrupción del Estado en su propiedad privada".

La ley en su artículo primero autoriza a "los gobiernos departamentales, autoridades de salud pública u otras que estén encargadas del control del mosquito Aedes aegypti y sus larvas, a ingresar en los predios baldíos o fincas abandonadas para eliminar recipientes y fumigar, cuando dicho predio o finca se encontrare en la zona delimitada por la autoridad respectiva para desarrollar la tarea". Y en el segundo artículo señala que el ingreso solo se podrá hacer cuando haya "riesgo sanitario" en el lugar.

Para Abdala también es negativo que no se fije plazo en la ley para el ingreso a estas fincas o terrenos.

El factor tiempo en el caso del combate al mosquito Aedes aegypti es lo que motivó la presentación de la iniciativa.

La senadora frenteamplista Lucía Topolansky, informante del proyecto, explicó que para solicitar el ingreso a una finca o predio "habría que hacerlo mediante un procedimiento judicial" o con autorización del propietario, "con el tiempo que ello conlleva", y que el proyecto de ley se presentó porque "la situación es grave" y para "preservar la salud de la población".

Para el experto en derecho constitucional Correa Freitas, la ley aprobada puede seguir adelante su camino sin problemas. "Por un lado está el derecho de propiedad y por otro está el derecho a la salud de la población y a la higiene pública", indicó Correa Freitas.

"La higiene pública es un cometido esencial del Estado. Es como si se dijera que ante un incendio no se puede ingresar a una casa hasta que el propietario autorice", razonó.

Y precisó que "el derecho a la propiedad cede claramente frente al derecho a la salud de la población".

Van 26 casos autóctonos en 1.220 análisis.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) lleva confirmado 26 casos autóctonos de dengue, de 1.220 notificaciones sospechosas este año. Según el último informe de la División Epidemiología del MSP, el aumento en las notificaciones se produjo a partir del 15 de febrero, 10 días después de la fecha de inicio del primer caso autóctono. De los 26 casos autóctonos, 22 se registraron en Montevideo, dos en Salto, uno en San José y uno en Canelones. Los síntomas más frecuentes fueron la fiebre y la cefalea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados