PARA EL SECTOR FALTAN PRUEBAS PARA INVESTIGAR

MPP no quiere indagar espionaje en democracia

El sector de José Mujica pidió suspender la investigadora.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para sector mayoritario del FA no hay pruebas contundentes que ameriten investigar. Foto: archivo El País

El Movimiento de Participación Popular (MPP) pidió al resto del Frente Amplio dejar en suspenso la presentación del pedido de una comisión investigadora por supuestos espionajes militares en democracia al entender que "no hay pruebas contundentes".

El Partido Comunista del Uruguay (PCU) y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) había propuesto la conformación de una comisión investigadora sobre las denuncias de espionaje militar e infiltración de sindicatos en democracia a partir del 1° de marzo de 1985.

Un informe publicado por el semanario Brecha dio cuenta que archivos del exmilitar Elmar Castiglioni permitieron comprobar la exhaustiva y diversa actividad de espionaje de los servicios de Inteligencia que alcanzó a personalidades políticas de diversos partidos y también a sindicatos.

En una reunión de coordinación de bancada del pasado 4 de octubre, el Frente resolvió impulsar una comisión investigadora sobre espionaje en democracia y conformar un grupo de trabajo sobre el tema. Desde el MPP se advirtió al resto de la coalición que "las pruebas a presentar en la preinvestigadora deben ser contundentes".

Los comunistas y el PVP presentaron una copia fotografiada de un informe sobre los contenidos del archivo incautado a Castiglioni y un escrito de la exdirectora de la Secretaría de Derechos Humanos, Isabel Wschebor. Según entendió el MPP, este informe "no aporta elementos que justifiquen la existencia de irregularidades o ilicitudes", señala el documento al que accedió El País.

En conclusión, el sector del expresidente José Mujica entiende que "de ninguno de los documentos aportados surgen elementos de pruebas contundentes sobre espionaje por parte de organismos del Estado sobre partidos, personas u organizaciones gubernamentales que aclararan este tema".

Para el MPP, "es importante comprobar la veracidad" de las pruebas y "adelantar hasta las conclusiones esperadas de una investigadora". El sector contrapone esta posición a la del PVP que —según afirma— sostiene "el criterio de que se investigue y después vemos".

Para solicitar la suspensión de la conformación de la investigadora, el MPP citó la opinión de sus asesores legales, quienes afirman que corresponde investigar cuando "se haya denunciado con fundamento la existencia de irregularidades o ilicitudes". En ese marco, sugieren que se evalúe la presentación ante la Justicia de los documentos y artículos de prensa sobre el tema para que se determine si corresponde o no la investigación.

Por su parte, el PVP sostiene que es necesaria la instalación de una comisión preinvestigadora al entender que la documentación indica que hubo "espionaje militar", lo que constituye un hecho de "enorme gravedad contra la democracia y la libertad". La denuncia se funda básicamente en información difundida por la prensa. Consultado por El País sobre las consideraciones del MPP, el diputado Luis Puig (PVP) se limitó a afirmar que hace varias semanas la bancada resolvió impulsar la investigadora.

El legislador sostuvo que el próximo martes 2 de noviembre se definirán los mecanismos para realizar la investigación. "No se dará marcha atrás porque la bancada ya resolvió impulsar la investigadora sobre espionaje militar en democracia", advirtió.

De todos modos, el MPP es el sector mayoritario dentro del Frente Amplio y puede llegar a solicitar que se reconsidere la decisión de investigar.

"Hasta ahora no se ha planteado reconsiderar el asunto de la investigadora, así que el martes pienso que va a estar pronto el cronograma", dijo Puig en referencia a la fecha en la que se piensa tramitar el pedido de investigadora ante la presidencia de la Cámara Baja.

Por su parte, el Partido Independiente pidió se realice una investigación parlamentaria por espionaje militar en democracia. El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, afirmó que la "aparición del archivo del coronel Castiglioni puso al descubierto una situación de enorme gravedad".

Batlle y Vázquez.

El material incautado por la Justicia deja ver acciones de seguimiento de diversas formas al expresidente Jorge Batlle y a sus colaboradores inmediatos en plena crisis de 2002, o la infiltración de sindicatos como Sutel o el Untmra años antes, en 1992, hasta incluso en organizaciones políticas como el Partido Comunista y el Movimiento de Liberación Nacional, informó el semanario Brecha.

El archivo permite concluir que la red de informantes era extensa. Un caso indica que a principios de los años de la década del 90, dirigentes de Adeom trabajaban para los servicios informando sobre las rutinas del entonces intendente Tabaré Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)