Investigan si incendio fue intencional

1.000 motos quemadas en un depósito judicial

También 500 bicis incendiadas, según relevamiento policial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suárez: el calor y el viento propagaron las llamas en el depósito.

Un relevamiento realizado por la Jefatura de Canelones constató que 1.000 motos y 500 bicicletas se quemaron en un incendio ocurrido el viernes 11 en el depósito judicial ubicado en las afueras del pueblo de Suárez, dijeron a El País fuentes del caso.

Este es el segundo incendio que sucede en el depósito judicial en cuatro meses. En agosto de este año, un hombre provocó otro siniestro al pretender encender el motor de una camioneta, según informó la Policía de Canelones.

Este incendio fue de mayor magnitud. Se inició en la tarde del viernes 11 y el Departamento de Investigación de Siniestros aún investiga el origen del fuego. La Jefatura canaria espera el informe de Bomberos.

Las fuentes indicaron que, en forma primaria, Bomberos estableció que el incendio comenzó en el campo lindero al depósito judicial. El inmenso calor y el viento llevaron las llamas hacia el depósito judicial.

"Los bomberos y el agente policial que dio el alerta coincidieron en que el fuego comenzó en el campo contiguo. Fue imposible pararlo", dijo a El País un jerarca policial que concurrió al lugar del siniestro.

Enseguida agregó: "El siniestro ocurrido en agosto y el de ahora no se iniciaron dentro del predio del depósito del Poder Judicial. Las causas del primer incendio son claras porque la persona que lo inició declaró ante la Justicia cómo se inicio el foco. En este segundo caso estamos esperando el informe de Bomberos".

Según el Ministerio del Interior, el incendio causó pérdidas totales y fue generado por la "imprudencia" de un vecino que fue detenido por la Policía.

Interrogado por la jueza penal de Pando, el casero negó haber iniciado el fuego en unos pastizales secos ubicados a poca distancia del depósito judicial de Suárez.

La cartera también señaló que el foco ígneo quemó las existencias del depósito y luego se extendió a campos linderos.

En el depósito judicial se encontraban vehículos incautados por la Policía de Canelones en operativos contra traficantes de drogas. También estaban guardados allí vehículos usados por delincuentes en rapiñas o hurtos. Un tercer tipo de vehículos guardados en el depósito —son los menos— están relacionados con faltas cometidas por sus conductores.

La mayor parte de los vehículos que se encontraban en el depósito estaban en muy mal estado de conservación, según las fuentes.

Antorcha.

El incendio ocurrido en agosto de este año en el mismo predio afectó a 50 motos y cinco autos.

La Policía detuvo a una pareja que inició el fuego al pretender calentar con una antorcha el motor de una vieja camioneta que iban a retirar del local.

El parte policial de la Jefatura de Canelones señaló que la pareja utilizó un "hisopo con intenciones de dar calor al radiador momentos en que se les derramó combustible y al intentar apagar el hisopo saltó una chispa encendiendo el fuego el cual se esparció rápidamente por el lugar, incendiándose un auto".

Cochebombas de Bomberos apagaron el incendio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados