Casos intencionales PREDOMINAN en horas de la noche en caminos vecinales

Montevideo con más de 1.000 autos incendiados

Bomberos recibe una llamada alertando que en un camino vecinal hay un auto en llamas. Cuando llegan los efectivos apagan el fuego, comprueban si hay personas en el interior del coche y determinan las causas. El procedimiento se volvió común para Bomberos: tienen tres incendios de automóviles por día en Montevideo, más de 1.000 al año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bomberos atienden unos 1.000 casos al año en Montevideo. Foto: F. Flores

Mientras está el sol son comunes las fallas mecánicas especialmente en aquellos autos que tienen una mecánica simple, sean viejos o modernos.

Por la noche los casos intencionales, que ocurren en zonas periféricas, especialmente en caminos vecinales, que tienen poca luz y en los que no hay mucha gente que pueda denunciar el hecho rápidamente.

"Un auto que es robado para quitarle las partes o cometer ilícitos siempre termina en fuego para que desaparezcan las evidencias. El incendio de vehículos en las noches de manera intencional es muy común, es como el modus operandi que han adoptado los delincuentes", comentó el vocero de Bomberos, Leandro Palomeque.

Cuando un coche toma fuego por una falla mecánica, el foco se origina en el motor y difícilmente llegue a un incendio total. En cambio, cuando es intencional se inicia en la cabina y se usan acelerantes, como querosén o nafta, según Palomeque.

"Es fácilmente detectable si el coche fue robado para quitarle partes porque aparecen quemados pero sin asientos, con faltante de piezas y hasta sin las cuatro llantas", contó.

En caso de que haya un cuerpo dentro del vehículo, lo cual ha ocurrido en los últimos meses, es la Policía quien debe determinar las causas del fallecimiento.

Bomberos tampoco se encarga de remover el coche, sino que es una tarea de la Policía o la Intendencia Municipal de Montevideo. "Hay una inversión económica del Estado importante para eso", dice Palomeque.

Robo.

El robo de vehículos en las calles de la capital del país continúa amedrentando a quienes tienen coche.

Desde que la Jefatura de Policía de Montevideo eliminó la División Automotores es más difícil llevar la estadística, pero en 2013 se robaban en promedio unos 300 vehículos por mes en Montevideo.

El destino de esos autos, en la mayoría de los casos, son los desguazaderos que aún hoy se mantienen en barrios como La Teja y Manga y en otras zonas suburbanas de la capital o en localidades como Toledo. El otro destino posible es el fuego. "Muchas veces el fuego igual está una vez que se le sacó al coche todo lo que se necesitaba", comentó Palomeque.

Las alarmas y los GPS hacen que los elegidos de los delincuentes sean los coches viejos sobre los modernos que pueden llegar a ser identificados más fácilmente. Según la Policía, quienes se dedican al robo de automóviles se diferencian de quienes se dedican al hurto de la radio de vehículos, no solo por el procedimiento sino por el tipo de delincuente.

Un auto es robado en muy pocos minutos, entre dos y tres, y muchas veces cuando se hace la denuncia ya está fuera del país porque está pedido por algún motivo.

Hay, además, equipos que están conformados por talleristas y ladrones que se especializan en robos de autos para desguazar. Dominan las cerraduras y saben cómo hacerlo arrancar sin las llaves, según había explicado a El País el último jefe de la división Automotores de la Jefatura de Policía de Montevideo, Ney Da Rosa.

Los desguazaderos están sobre todo en zonas descampadas y que no se ven desde la ruta. Hace algunos años predominaban en la zona de Toledo, pero tras varios operativos policiales algunos desaparecieron y otros simplemente se mudaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)