vea el video

"Monopolio en la ANEP afecta la democracia"

El representante por el Partido Nacional en el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Daniel Corbo, está a un paso de dejar el cargo.

Espera que se voten las venias para abandonar su escritorio. Y no tendrá sustituto. El presidente Tabaré Vázquez no habilitó un representante de la oposición en el organismo. Para Corbo, esto atenta contra la democracia.

—Luego de que se voten las venias y asuman las autoridades elegidas por el presidente Tabaré Vázquez, ya no va a haber representación de la oposición en el Codicen. ¿Qué opinión le merece esto?

—En términos democráticos me parece un retroceso. Una característica de la democracia es el pluralismo. Especialmente en el campo educativo, donde se forman las creencias, los valores de las próximas generaciones, es importante que estén en juego la diversidad de opciones y opiniones, que es lo que permite luego la autonomía de las personas. Si hay un pensamiento único.

Si hay un monopolio de un partido, cualquiera sea este, esto afecta las condiciones de libertad y diversidad. En este sentido me parece entonces que no es bueno. Me parece también que la democracia implica participación y que así se la niega a medio país. El 53% que no votó al gobierno no tiene voz. Se necesita un proyecto país y excluyendo a la oposición de la dirección de la educación es difícil pensar en esto.

—El gobierno dice que con los representantes sociales ya alcanza para que exista un control político...

—Pero los delegados docentes, todos ellos, son de izquierda, del FA. Y el control político se ejerce con representantes de la oposición. El juego de la democracia implica ejercer el gobierno a quienes ganan y que haya un contralor de quienes no están en el gobierno. Pero, además, el hecho de trabajar juntos todos los días es lo que genera una cultura de entendimiento. Falta una visión experiente sobre este aspecto.

—Una de sus últimas actuaciones en lo que respecta a su papel de contralor dentro del Codicen, tuvo que ver con la guía de educación sexual que proponía el Mides. Usted denunció ciertos aspectos de esta y luego la ANEP rechazó su utilización. ¿Considera esta una victoria de la oposición?

—Creo que esta es una decisión que le hace bien a la educación, por el sistema tiene que ser un principio de garantía para toda la sociedad, cualquiera sean las visiones y las sensibilidades. La Constitución y la ley reconocen que la especialización técnica está en la ANEP y no está en un órgano ajeno como el Mides, que no tiene experticia.

Hay que defender la diversidad, y construir condiciones para que en la convivencia seamos respetuosos con las opciones de cada uno, pero esto no puede hacerse atacando la heterosexualidad. No se puede construir una ecuación violenta contra quienes su opción es la heterosexualidad, porque sino parece que una forma de discriminación se cambia por otra.

—La ministra María Julia Muñoz dijo que va a continuar con el ProMejora. Este programa fue impulsado desde el Partido Nacional. ¿Cómo se seguirá trabajando en él sin tener un pie en el Codicen?

—Este es un plan ideado por el Partido Nacional, pero luego fue aceptado por el Codicen. Lo que hemos arreglado con los demás consejeros es que este se llevará a cabo durante todo 2015 y luego se va a evaluar su continuidad. Lo que hemos hecho es desarrollar una experiencia piloto en 34 centros. Pero esto ha tenido su restricciones, ya que el programa en un principio fue sometido a una suerte de acoso de parte de los sindicatos y de las autoridades; recordemos que en noviembre de 2011 esto generó una situación institucional grave que terminó con la destitución de la entonces directora general de Secundaria.

Luego se sucedieron otras circunstancias de resistencias. También hubo restricciones porque no nos dejaron masificar la experiencia y modificar la currícula. La idea es generar proyectos diversos para públicos diversos, capaces de desarrollar desde la cercanía con los estudiantes respuestas adecuadas, inteligentes e idóneas para cada necesidad, y eso no se nos permitió. Para esto también se necesita estabilidad de los docentes, pero no se nos dejó tampoco no participar de la elección de horas que hay cada año, para que no haya tanta rotación.

—¿Se puede llegar a 75% de aprobación y 100% de cobertura en Secundaria como prometió Vázquez?

—El presidente ha sido mal informado, ya ha dicho la ministra que no es posible llegar a esta meta. Estamos en 38% de aprobación. Es un fin deseable, pero no posible. Además, antes de fijar objetivos hay qué pensar qué políticas vamos a implementar y con qué presupuesto contamos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)