REFUGIADO SIRIO

Mirza encuentra "incomprensible" a Diyab y deja de ser su interlocutor

Mirza reconoció que todas las gestiones realizadas en torno al exrecluso de Guantánamo le generó un desgaste personal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Christian Mirza. Foto: archivo El País

El interlocutor del gobierno con los refugiados de Guantánamo, Christian Mirza, se cansó y no será más el nexo con el sirio Jihad Diyab. Mirza le entregó en mano a Diyab el martes, a las 17:45, las cartas que el sirio había exigido (a Qatar, Venezuela, Líbano y Turquía) que explicitaban que no hay impedimentos legales para que salga del país. Sin embargo, " muy molesto" el refugiado le respondió que Uruguay había "bloqueado" que se le entregara una visa para ir a un país latinoamericano, contó Mirza a El País. "Mi respuesta inmediata fue que esto me parecía un dislate. Esto es absurdo porque cuando Uruguay está haciendo gestiones a todo nivel para lograr que pueda irse a otro país, si hubiera otro que dice que sí, sería absurdo que el Uruguay estuviera en esa tesitura. Cosa que confirmé minutos más tarde en Cancillería. Desconocían esta gestión", explicó Mirza.

"Entonces a mí me da la sensación de estar corriendo sin fin. Nunca llego a destino. Porque él había dicho que con estas cartas estaría incluso dispuesto a levantar la huelga de hambre. No logro entender su lógica. Me resulta absolutamente incomprensible. Y no sé hasta donde el entorno juega o no, hasta donde su propia personalidad y su percepción de la realidad le permiten ver las opciones más realistas. Siento que no puedo seguir contribuyendo en la resolución del problema", agregó.

Mirza reconoció que el asunto le generó un desgaste personal. El sábado emprenderá un viaje privado por dos semanas y le dijo a Diyab que si cambia de opinión será "bienvenido". También reconoció que "sospecha" que el gobierno no nombrará otro interlocutor para que trate con Diyab.

De todas formas, el gobierno continuará haciendo gestiones para que algún país reciba a Diyab. De hecho, se han hecho gestiones con más de diez y hay al menos tres que todavía no respondieron, señaló Mirza.

Pero también reconoció que "no es sencillo" que acepten a Diyab en la medida que éste no deponga sus medidas de protesta. También comentó que los integrantes de la organización Plenaria rodean a Diyab y no siempre han sido una influencia positiva aunque reconoció que cuando el refugiado estuvo grave lo persuadieron para que levantase transitoriamente la huelga "seca".

El entorno actual de Diyab "es muy variado", dijo Mirza.

Muy distinta a la de Diyab es la situación de los restantes refugiados que llegaron a Uruguay en 2014 de Guantánamo que "están haciendo un esfuerzo sostenido y muy significativo de integración en la sociedad uruguaya", sostuvo Mirza. Destacó que al menos dos de ellos trabajan de manera continua y que se han capacitado.

En una carta difundida a los medios de comunicación. Dirza explica los motivos por los que tomó la decisión:

A TODA LA CIUDADANÍA

Quiero por esta vía comunicar que mi función en tanto mediador e interlocutor entre el Estado Uruguayo y el Sr. Jihad Deyab ha concluido. Cuando en marzo de 2015 acepté asumir el rol de Nexo con los seis ex presos de la cárcel de Guantánamo en carácter honorario, estaba convencido y por cierto lo sigo estando, de que podía contribuir al proceso de integración de aquellos a la sociedad uruguaya. Hoy después de un mes y medio de diálogo con Deyab y tras numerosos intentos en pos de salvaguardar su vida e integridad, y consecuentemente colaborar a que se cumpliera su deseo de irse del país en procura de reunificarse con su familia, me encuentro al final del camino.

Muchos e ingentes esfuerzos se hicieron desde el Gobierno Uruguayo para obtener un destino seguro fuera de fronteras, al tiempo que varios ciudadanos acompañaron dicho proceso e intentaron persuadir a Deyab para que desistiera de la huelga de hambre, sin dejar de respetar su voluntad manifiesta.

Las condiciones básicas para su adecuada inserción social en nuestro país estuvieron dadas desde su arribo en diciembre de 2014. Del mismo modo que los otros cinco ex presos de la oprobiosa cárcel de Guantánamo, el Sr. Deyab contaba con los elementos necesarios a tales propósitos. Sin embargo, ante la compleja realidad y pese a estar esperando - aún en estos momentos -respuestas de otros Estados ante las gestiones realizadas por Cancillería, la que por otra parte accedió recientemente al petitorio formulado ante la CORE, la actitud de Deyab no se ha modificado. De mi parte siento que nada más puedo aportar.

No obstante continuaré desempeñando mi función de Nexo con los cinco hombres que – me consta – vienen realizando esfuerzos y avances notables desde mayo del 2015. Finalmente agradezco enormemente la labor de muchas personas que desde el anonimato me ayudaron y confiaron en mi labor.

Esto es todo cuanto deseaba manifestar.

Prof. Christian Adel Mirza
Nexo y Punto Focal del Gobierno Nacional
con los ex presos de la cárcel de Guantánamo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)