CONGRESO DEL FA

Miranda: "¡Qué se agarre la derecha!"

FA llamó a pelear por 4° gobierno y lanzó ola de propuestas para reforma en Constitución.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miranda llamó a trabajar para un cuarto gobierno en 2019 y criticó a los "gerentes de la política". Foto: A. Colmegna.

Cuba sí, yanquis no", gritaron las casi mil personas que participaron ayer del IV Congreso Rodney Arismendi, que se celebró en el Palacio Peñarol. Así empezó el encuentro que continuará hoy. Después el locutor pidió un minuto de silencio por "el comandante". El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, fue el único que habló en el estrado antes de que se empezaran a votar las propuestas de reforma constitucional que se plantea llevar adelante la coalición de izquierda. Y también empezó su alocución con halagos a Fidel Castro, "símbolo de la revolución, símbolo del pueblo de Latinoamérica, símbolo de la destrucción de una dictadura feroz y también de la construcción de un hombre nuevo", según sus palabras.

Enfático, Miranda dio un discurso ya llamando a trabajar en pos de un cuarto gobierno de la izquierda para 2019. "¡Y vamos por la cuarta! ¡Qué se agarre la derecha! ¡Porqué hay Frente Amplio para mucho más!", gritó. Después apuntó contra "las modas de la desideologización que aplican los gerentes de la política, los gerentes de la tecnocracia, que también tienen una ideología". Y tras esto instó a que "frente a la no política, frente a las aventuras populistas, frente a los indignados, frente a la indignación cómoda de no tener un partido, hay que seguir haciendo política".

"Es muy fácil sentarse a decir lo que está mal, fácil ver cómo se equivoca el que hace", se quejó. Y gritó de vuelta: "¡Tenemos que recuperar nuestras utopías! ¡Por eso hacemos congresos! ¡Animémonos a construir la persona nueva, del nuevo mundo que está por venir!".

Al finalizar esta introducción de Miranda, que se extendió por media hora, se dio lugar a un video homenaje a Rodney Arismendi. Su hija, la ministra Marina Arismendi, lo vio desde la tribuna emocionada hasta las lágrimas. Con esto se dio fin al preludio y se empezó a votar los planteos para una reforma constitucional. Algunos puntos prometen polémica.

Reforma.

A cada asistente se le dio un cuadernillo con la base de cada uno de los artículos que se quieren agregar a la Constitución. El documento, dijo Miranda, se elaboró luego de más de 400 asambleas que se hicieron a lo largo y ancho del país. Al cierre de esta edición ya se habían votado algunos artículos. Uno que establece que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles e inamnistiables; otro que llama a dejar plasmado en la carta magna todo lo concerniente a la agenda de derechos (matrimonio igualitario, ley de salud sexual y reproductiva, etc.), y otro que señala que cada paciente tiene derecho a hacer un testamento en vida en el que especifique si está de acuerdo o no a que lo sometan a ciertos tratamientos, en caso de que padezca tal o cual enfermedad.

El Congreso se hizo con un amplio acuerdo, así que es de esperar que más allá de pequeñas modificaciones la mayoría de los artículos salgan adelante. Por otro lado, los participantes no prestaban mucha atención a lo que se votaba. Cuando el presidente del FA daba cuenta de los cambios a algún artículo que había sugerido alguna comisión, todos votaban sin escuchar mucho. Alguna vez que otra, incluso, hubo que pedir silencio. Miranda lo solicitó una vez que lo sorprendió, de la nada, un fuerte aplauso. Lo que pasaba es que en ese momento se estaban yendo los senadores José Mujica y Lucía Topolansky.

Entre las propuestas que se iban a considerar entre la noche de ayer y la jornada de hoy, quedaban la inclusión en la Constitución de que la negociación colectiva, tanto en el sector público como el privado, es una obligación. También una norma que tiene que ver con el derecho de propiedad, que establece entre otras cosas la expropiación y que señala que, en caso de que esta se lleve adelante, el 50% de lo que pague el Estado al dueño de lo que se expropie pude abonársele con deuda pública.

REFORMA CONSTITUCIONAL.

Los cambios propuestos por el FA.

Propiedad privada: El FA pretende "redefinir la herramienta de expropiación para nivelarla con el principio expuesto (de derecho de propiedad), con soluciones que a vía de ejemplo serían la de no reembolso o indemnización en casos de inmuebles abandonados, improductivos o con deudas fiscales impagas", así también como la "posibilidad de expropiar por razones de utilizad pública o interés social, en este caso con la indemnización correspondiente". Para este último punto ayer se propuso, también, que el 50% de lo que se pague se abone con deuda pública.

Exoneración impositiva: Luego de que se bajara el monto de que las empresas pueden deducir impuestos por hacer donaciones a universidades privadas (se pasó de un 75% a un 40%), ayer se hizo oír una propuesta para que directamente se quite todo tipo de exoneración impositiva a todos los centros de estudio privados de todos los niveles.

Educación: Otra propuesta llamó a que haya cogobierno en todos los subsistemas de la educación, lo que implicaría también la representación estudiantil en los desconcentrados del Codicen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados