IMPACTO DE LA INDUSTRIA AUDIOVISUAL EN EL TURISMO

El mini "Hollywood" de Punta del Este pendiente de un hilo

El plan para construir un gran estudio de cine no se sostendría más allá de 2017.

Si tengo que poner al día la situación en la que estamos, es de panorama turbio… Los inversores están muy desanimados". Así resume en grandes líneas Nicolás Aznárez la etapa en la que se encuentra el Punta del Este Film Studios, una idea de este productor audiovisual que lleva seis años dando vueltas a la espera de la luz verde que lo habilite a ponerse en marcha.

"La Cinecittá Uruguaya", como la definió el director argentino Marcos Carnevale a la hora de manifestar su apoyo, es nada menos que un proyecto de un gran estudio de filmación, con la infraestructura necesaria para cualquier proyecto audiovisual. Desde todo lo que se necesita a nivel técnico y de mano de obra, hasta distintas posibilidades de sets, incluyendo un barrio de casas.

La idea es que Punta del Este Film Studios funcione bajo el régimen de zonas francas, aspecto que estaría aprobado, pero los responsables del proyecto necesitan de una excepción a la ley que les permita poder filmar fuera de la zona donde se ubicaría el estudio. "La idea es poder usar toda la infraestructura que tienen Punta del Este, Maldonado y Uruguay en general. La facilidad de filmar en un aeropuerto, en un estadio, en un hotel… ese tipo de cosas son grandes diferenciales que, a la hora de los costos y las posibilidades, son muy ventajosas", explica Aznárez destacando que, la mayor parte del año, Punta del Este es una ciudad vacía que tiene muchas locaciones para ofrecer. "Son sets de filmación ya armados".

El proyecto macro, que fue presentado hace cuatro años en el Área Zonas Francas del Ministerio de Economía y Finanzas, fue aprobado por la Cámara de Senadores y actualmente se encuentra en Diputados. El pasado 17 de agosto, Aznárez concurrió a la Comisión de Hacienda de Diputados para ponerla al día de la situación. "Habíamos logrado introducir el artículo 76 para que esto se trate en la Rendición de Cuentas y fue desechado. Estamos haciendo todo ese trabajo a ver si logramos que se termine lo que se había empezado aprobando en marzo", detalla.

Los legisladores le manifestaron a Aznárez que el tema quedaría resuelto en los próximos meses. "Hablaron de fin de año y para nosotros es un deadline (fecha final), no podemos mantener mucho más allá de fin de año esta brasita que va quedando prendida", remarcó el productor.

Director de El Camino Films, primera productora uruguaya especializada en servicios de producción, Aznárez trabajó varios años en

los Estados Unidos en A Band Apart, la productora de Quentin Tarantino. Allí tomó contacto con el formato estudio y se le ocurrió que podría funcionar muy bien en Uruguay. "Empecé a investigar por qué, cómo, los distintos regímenes de incentivos que hay en el mundo, las distintas leyes… Y llegué a que la parte impositiva es lo que podría llegar a ser un diferencial en Uruguay, porque en el resto del mundo, salvo Colombia que tiene una ley con muchísimos subsidios, te devuelven una parte de los impuestos". La idea es que en Uruguay no se cobren impuestos. "El Estado, sin invertir, por una renuncia que hace de algo que no tiene, puede generar un incentivo a esta industria. Es lo que hace el formato de Zona Franca. Además, quienes reciben los beneficios no somos nosotros como desarrolladores o inversores del parque, sino quienes vayan a operar en él. El formato es ideal y muy avanzado para la industria porque en ninguna parte del mundo se opera bajo este régimen. Sería algo muy novedoso", agrega.

"En Uruguay, se filmaron Ceguera, Miami Vice, El Hipnotizador (HBO)… Lo que pedimos es que se pongan reglas claras y volamos… tenemos todo. Uruguay cumple todos los requisitos: las distancias, la variedad arquitectónica, la ascendencia multiétnica, desde europeos hasta afrodescendientes… El país tiene la masa crítica para cumplir todos los requisitos", subraya el productor.

"Nosotros pagaríamos un canon cuyo cien por ciento sería destinado a la industria audiovisual para desarrollar nuevos proyectos. Del mismo modo que ahora se está impulsando cobrarle impuesto a las plataformas digitales", agrega sobre otro de los beneficios que ofrece al país este emprendimiento. "En nuestro caso, por ser específicos del sector, destinaríamos el cien por ciento".

Primera etapa.

El proyecto en su totalidad demanda una inversión de 150 millones de dólares. Eso es lo que costará llevar adelante las tres fases.

La fase inicial implica la construcción del parque audiovisual y comenzaría por cinco hectáreas, hasta llegar a treinta. "No tiene sentido hacer un parque de treinta hectáreas cuando no tenés industria, ni siquiera la mano de obra para atender una infraestructura así. Los estudios de cine, además, van creciendo a medida que van apareciendo los distintos proyectos. Yo tuve la suerte de estar a cargo del proyecto de Ceguera, la película basada en el libro de José Saramago con dirección de Fernando Meirelles y actuación de Julianne Moore. En aquel momento reconstruimos dos, tres cuadras en la Ciudad Vieja que, cuando se terminó de filmar, tuvimos que desarmar porque eran todas escenografías. En un estudio, esto hubiese quedado", explica Aznárez, quien calcula dos años para que esta fase esté operativa.

"En el momento en que se apruebe el proyecto, ya empezamos a vender Uruguay, las locaciones". Punta del Este Film Studios aún no tiene lugar asignado, la idea es que esté cerca del Centro de Convenciones de nuestro principal balneario.

Cuenta regresiva.

"Yo planteé en la Comisión de Hacienda de Diputados que los inversores están muy preocupados por los plazos que está tomando este tema, que no logramos que se defina", manifiesta Aznárez. "Se empieza a hacer un embudo de todos los frentes abiertos a la espera de que el Parlamento defina, para un lado o para otro. Porque esto no va a tener mucha vida más, desgraciadamente", advierte preocupado.

A pesar de ello, el productor salió muy contento de la reunión mantenida en Diputados porque notó que hay voluntad de todos los partidos políticos, además del gobierno, para que el proyecto se concrete. "Me imagino que debe chocar bastante con la realidad de los legisladores, que tienen que mirar los presupuestos del país, la enseñanza y otro montón de temas durísimos. Se entiende que haya prioridades, pero también esto es generador de trabajo", destaca.

"Por supuesto, no soy naíf y no creo que mañana vayamos a filmar Misión Imposible, no lo podemos hacer. No tenemos el conocimiento ni la experiencia. Igual así, es una industria que, cualquier cosita que se haga, por más chiquitita que sea, a Uruguay le mueve la balanza. Es mucho dinero", apunta remarcando que vivimos en un mundo cada vez más audiovisual, con más pantallas por habitante, lo cual demanda que se generen contenidos para todos esos espacios. "Uruguay es un lugar ideal para venir a realizar esos productos, para filmar. Hay capacidad, hay talento, ojalá estuviese el apoyo", destaca quien sigue trabajando incansablemente para una industria que necesita "fondos propios y poder contar nuestras historias. Espero, creo y sigo remando para eso".

La excepción que daría luz verde al proyecto.

El Punta del Este Film Studios está pensado para funcionar bajo la ley de zonas francas. Pero para poder cumplir con su objetivo, necesita una excepción a la ley que permita filmar fuera del predio.

El proyecto de zonas económicas especiales, que modifica la ley actual de zonas francas, señala que "a partir de la evolución

observada en la experiencia internacional, se incluye dentro de las zonas económicas especiales una modalidad particular denominada zonas temáticas de servicios. De este modo, se habilita la instalación únicamente si las mismas se localizan fuera del área metropolitana, de zonas especializadas en un tipo de servicio particular". El Poder Ejecutivo podrá autorizar la explotación de esas zonas para servicios (y actividades complementarias) de esparcimiento, de entretenimiento y audiovisuales.

48 Hour Film Project 2017.

Entre el 27 y 29 de octubre, Punta del Este volverá a ser sede del 48 Hour Film Project, la competencia cronometrada de cine más grande de su estilo, cuyo objetivo es realizar un cortometraje de hasta siete minutos —escribir, rodar y editar— en solo 48 horas. El corto ganador calificará para la final mundial en el festival norteamericano de Filmapalooza 2018 (que por primera vez se hará fuera de Estados Unidos, en París), donde podrá competir por el gran premio y la oportunidad de proyectarse en Cannes 2018, en la sección Court Métrage. Se trata de la segunda edición uruguaya de esta competencia creada en 2001. La primera nacional la ganó el corto Betty, de la productora Black Fox, que representó a Uruguay en Seattle. La prensa especializada lo consideró entre los 12 mejores cortos.

Las dos fases tras construir el parque.

Una vez construido el parque audiovisual, se procedería a la creación de la Escuela de Cine, donde se formaría la fuerza laboral necesaria para poder recibir producciones internacionales, desde técnicos hasta actores, incluyendo disciplinas que hoy no se enseñan en Uruguay, como la recreación de época o los efectos especiales. "Ya estamos trabajando con gente del cluster audiovisual de la región este del país. Involucra a todos los actores de Rocha, Maldonado, Canelones y Treinta y Tres. La UTU tiene Escuela de Oficios y ya está contemplando el tema de los idiomas para este tipo de emprendimientos", explica Nicolás Aznárez, productor audiovisual responsable del proyecto del Punta del Este Film Studios.

En tal sentido, ya se ha recibido el respaldo de los gremios nacionales de técnicos (AUC) y actores (SUA), además de la Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay (Asoprod) y de la Liga de Fomento y Turismo de Punta del Este. También se han pronunciado varias figuras destacadas del sector audiovisual del continente, como los directores Sebastián Borensztein, Marcos Carnevale, César Charlone y Malú Mader (también actriz); Bob Black-burn (referente en la construcción de escenografías) o los responsables de la productora brasileña Gullane Filmes. Desde 2014 se cuenta con una carta de intención del Met Film School de Londres para venir a instalarse en el estudio.

La tercera fase consiste en la realización de un Festival de Cine Internacional. Para ello se viene trabajando con los organizadores del Festival de José Ignacio, con núcleos creativos apoyados desde Brasil, donde hay un interés muy grande por filmar en Punta del Este.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)