FOTOGALERÍA

Miles de personas marcharon para protestar por la violencia

Bordaberry interpelará al ministro Bonomi tras el crimen en Carrasco Norte.

Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto
Carrasco: Vecinos marcharon por la Avenida Arocena y luego interrumpieron parcialmente el tránsito de la rambla. Foto: F. Ponzetto

Varios miles de personas se movilizaron ayer en Carrasco. La concentración y posterior marcha fue convocada como protesta por el crimen de Heriberto Prati Pittaluga durante una rapiña cometida en la madrugada del sábado 1 y para mostrar disconformidad por la inseguridad en la zona que según los vecinos se recrudeció en los últimos seis meses.

La ola de inseguridad y las afirmaciones del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, sobre que no conviene resistirse, también generaron reacciones políticas. El Partido Colorado le dio ayer luz verde al senador de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry, para que interpele a Bonomi sobre el tema.

Pasadas las 20 horas de ayer, vecinos de Carrasco se concentraron en la esquina de avenida Arocena y Alejandro Schroeder, a pocos kilómetros de donde ocurrió el asesinato de Prati Pittaluga.

Si no puede ver el tuit haga click aquí

En el acto no hubo oradores. Se escuchó el himno nacional y luego comenzó un caceroleo y bocinazos de decenas de autos. Algunos vecinos portaban banderas uruguayas y bufandas con los colores celeste y blanco.

Posteriormente, los movilizados caminaron por la avenida Arocena hacia la rambla donde cortaron el tránsito. El caceroleo y las bocinas de los vehículos sonaron en forma ininterrumpida durante media hora.

La muerte de Prati Pittaluga a manos de un rapiñero que ya había recibido la cartera que le entregó su amiga, María Laura Methol, y los posteriores dichos de Bonomi, generaron malestar e indignación en sectores de la población.

Bonomi dijo al programa radial En Perspectiva que no se debe enfrentar a un rapiñero armado. "Aquel al que lo están rapiñando con un arma a la vista, me parece que no es conveniente resistirse, en este momento que hay gente armada con síndrome de abstinencia o bajo los efectos de las drogas", explicó.

Enseguida agregó: "Me llaman la atención robos chicos en que terminan pegándole un tiro en la cabeza a alguien. ¿En qué cabeza pasa eso? En esa situación me parece que no conviene la resistencia", insistió, aunque reconoció que han ocurrido casos de "gente que les da las cosas y les tiran igual".

Incluso hubo cuestionamientos a la seguridad pública desde tiendas frenteamplistas. Christian Mirza, enlace del gobierno uruguayo con los exreclusos de Guantánamo y vecino de Prati Pittaluga, escribió el sábado en su página de Facebook: "Hoy regresaba del supermercado al mediodía cuando uno de mis vecinos se acerca y me dice que era un día triste. Visiblemente conmovido me informaba del asesinato de otro vecino, el que vivía justo enfrente, luego siguió recorriendo la cuadra para continuar con su dolorosa tarea. No salía de mi estupor. Me resultaba difícil creer que la muerte hubiera golpeado tan cerca".

Si no puede ver el tuit haga click aquí

El posteo de Mirza, cuyo título es "Anoche mataron a mi vecino", expresa: "Como muchos saben soy frenteamplista y lo seguiré siendo. En razón de ello me siento corresponsable de los aciertos y errores que cometen los gobernantes. Y ciertamente la política pública de seguridad ciudadana no parece dar en el blanco, aun cuando se reconozcan avances, disminución de ciertos delitos en determinadas zonas, nuevas modalidades de control policial y otras medidas instrumentadas en más de diez años. Sin embargo, no podría convencer a casi nadie que la inseguridad es más una sensación que una realidad verificada diariamente".

En la tarde de ayer, la bancada de senadores del Partido Colorado apoyó a Bordaberry, para que realice una interpelación a Bonomi por la crítica situación de la seguridad pública. El Partido Nacional y el Partido Independiente también respaldaron dicho llamado a sala a Bonomi. En la media hora previa de la sesión de hoy del Senado, Bordaberry realizará una exposición sobre la violencia que afecta varios barrios de Montevideo, señalaron fuentes parlamentarias a El País.

Miedo.

En la madrugada del sábado, Prati Pittaluga y su esposa dejaron a su amiga, María Laura Methol, frente a su casa ubicada en Acosta y Lara y Celedonio Nin y Silva, en Carrasco Norte.

Dos delincuentes llegaron al lugar en una moto china, modelo "pollerita", de color rojo. Le pidieron la cartera a Methol. Prati Pittaluga, quién se encontraba dentro del auto junto con su esposa, reaccionó. El delincuente, que ya tenía la cartera de Methol en la mano, disparó. El hombre cayó herido en la cabeza. Poco después falleció.

Methol sabía que los delincuentes eran del asentamiento Acosta y Lara. Le había dado catequesis a los abuelos y tíos de los dos asaltantes, señalaron a El País fuentes del caso.

Dos días antes de la rapiña, una hija de Methol tuvo un incidente con otro sujeto de la familia del rapiñero: le intentaron robar el auto.

Methol es hija de Javier Methol, uno de los sobrevivientes de la Tragedia de los Antes ocurrida en 1972.

El médico Roberto Canessa, otro de los sobrevivientes de la caída del avión uruguayo en los Andes, dijo a El País: "Habría que relevar todas las casas robadas de la zona y todas las personas que tienen antecedentes que viven en el asentamiento Acosta y Lara. Hay mucha gente que puede pagar guardias de seguridad y otras que no tienen posibilidad alguna". Agregó: "Se trata de un problema social y económico. La señora que trabaja en mi casa es de ahí. Yo no soy policía pero hacer un relevamiento de todas las personas con antecedentes está en la tapa del libro", opinó.

Además de la concentración de vecinos en Carrasco, también se realizó en la víspera una movilización en la intersección de avenida Brasil y la rambla de Pocitos. Los organizadores invitaron a asistir con cacerolas y hacer sonar las bocinas.

Para hoy, a través de las redes sociales están convocando para realizar un cacerolazo contra la inseguridad a las 20.30 y para juntarse sobre las 22 horas en Pocitos. La invitación está pactada "para todos los rincones de Uruguay" y también incluye cacerolazos y bocinas.

INVESTIGACIÓN.

Una familia de Acosta y Lara en la mira policial.

Hace 40 años el asentamiento de la calle Acosta y Lara era un barrio ubicado en tierras municipales en Carrasco Norte. La mayoría de los ranchos de lata alojaba a personas de trabajo y había dos o tres delincuentes que eran controlados por dichos vecinos.

Alrededor del barrio había grandes arenales y terrenos baldíos. Pocas casas de material se levantaban en el lugar. Los hijos de los vecinos correteaban por las dunas e iban a la misma escuela de la calle Lido que los niños del asentamiento.

Hoy todo eso es pasado. "En el asentamiento hay cada vez menos gente de trabajo. Son rehenes de los delincuentes", dijo María Laura, una vecina.

La Policía ya identificó a los dos rapiñeros que mataron a Heriberto Prati Pittaluga en la madrugada del sábado 1.

El asesino es integrante de una familia que hace 30 años vive en el asentamiento. Algunos de sus tíos y otros parientes tienen antecedentes penales por robos y asaltos, dijo una fuente del caso a El País.

La investigación penal, que está a cargo de la jueza de 20° Turno, María Noel Odriozola, aún no avanzó demasiado. "Todavía no hay personas detenidas", afirmó una fuente judicial.

En la tarde de ayer, investigadores policiales analizaban la posibilidad de solicitar a la jueza Odriozola y al fiscal penal Ricardo Perciballe una orden de allanamiento porque creían que habían ubicado a los dos rapiñeros prófugos en una zona de Montevideo. Finalmente, la medida no se hizo.

Vecinos de Carrasco consultados por El País brindaron múltiples ejemplos de robos a mano armada y arrebatos realizados en calles de Carrasco Norte a plena luz del día. "Todo empeoró desde que hace diez días quedaron en libertad seis delincuentes que viven en el asentamiento", dijo un comerciante.

En la esquina donde ocurrió el asesinato de Prati Pittaluga, hay una garita. Está ocupada por un exmilitar. "Nadie de la empresa quiere venir a esta garita. Los muchachos pasan en moto amenazan, insultan", dijo el vigilante, quién carece de arma de fuego. "No tengo miedo", dijo.

El vigilante, que fue testigo de la muerte de Prati Pittaluga, hacía diez días que ocupaba la garita. Poco después del crimen, renunció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)