FOTOGALERÍA

Miles en el brindis por flamantes médicos

El Mercado del Puerto, como cada 31 de julio, fue ayer el escenario de un festejo bullanguero y multicolor.

Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna
Festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados en el Mercado del Puerto. Foto: A. Colmegna

Como ocurre en cada 31 de julio, desde hace una década, al mediodía de ayer, en la zona del Mercado del Puerto comenzaron los festejos de un nuevo grupo de médicos recién egresados.

También como siempre, la celebración fue compartida junto con amigos, novios, novias y familiares, entre brindis cerveceros, cánticos, papel picado, harina, yerba, huevos, salsa de tomate y atuendos que ya se volvieron típicos. Como ser, además de pelucas y disfraces, las camisetas individualizadas, con textos que incluyen el nombre del titulado y alguna historia personalísima.

Por ejemplo, la de Camila Dabezies, hija del reconocido médico Agustín Dabezies, pediatra, hematólogo y director del Hospital de Día, del Centro Hemato Oncológico Pediátrico del Pereira Rossell, a cargo de la Fundación Pérez Scremini.

Hace dos años se había recibido Belén Dabezies, y a eso precisamente se refería la leyenda en la camiseta que ayer estrenó Camila, y que seguramente imitará su otra hermana Agustina, quien está encaminada para obtener el título en 2018, y continuar luego, como todas ellas, la especialidad familiar, la pediatría.

Pero lo especialísimo de la historia no llega solo hasta ahí: la cuarta hija de Agustín Dabezies, que ya cursa estudios universitarios, seguirá los mismos pasos, y todas otra vez, al día siguiente, un 1° de agosto como hoy, rodearán a su padre para festejar un cumpleaños más del doctor, nacido en 1946 y recibido de médico en 1975.

Meta cumplida.

Más de 300 estudiantes fueron los que ayer agitaron en la Ciudad Vieja entre otros centenares de personas emocionadas, satisfechas, alegres. Esa es la cantidad habitual de recibidos cada año, a diferencia del pasado 2016, cuando la cifra trepó a 680 porque se sumaron dos generaciones, la de quienes cursaron su carrera con el plan de estudios 1968 (que exigía 8 años), y la primera en terminar con el nuevo plan de la carrera, que tiene un año menos de duración.

Medicina es la única carrera en donde la titulación convoca a cientos, debido a que todos ellos son los que terminan al mismo tiempo el internado obligatorio de 12 meses.

Durante ese periodo, los internos rotan en cada trimestre por una de cuatro especialidades: medicina, pediatría, ginecología y cirugía. Ocupan puestos en diferentes centros de asistencia, aprendiendo bajo la tutoría y supervisión de los médicos que allí trabajan. Durante varios años los puestos del Internado se distribuyeron por ejemplo entre el Hospital de Clínicas y el Pereira Rossell. Después se agregaron otros, en Montevideo y el Interior del país; incluso mutualistas.

Para cursar el internado, los estudiantes deben rendir una prueba; de acuerdo a los resultados y tomando en cuenta la escolaridad de cada uno, se elabora una lista de prelación que ordena la elección de cargos.

Ahora, en esta fiesta de 2017, que demandó unas horas de limpieza para dejar las calles transitables, aunque la gran mayoría de los egresados y sus familiares destacaron el esfuerzo realizado y la meta cumplida, muchos de los flamantes médicos coincidieron en señalar que continuarán estudiando distintas especializaciones.

Algarabía.

Como no pasa con otros profesionales, los médicos en Uruguay se reciben el mismo día, porque es cuando terminan el Internado obligatorio, aunque el título estampado en un diploma les será entregado en el próximo diciembre. Por eso, cada 31 de julio, entre cánticos, espuma y harina, con o sin disfraces, con o sin pelucas coloridas, salen a festejar en masa unos 300 muchachos, cada vez más mujeres, junto a familiares y amigos, como se aprecia en cada una de las fotos de esta página, y hasta con nombres y apellido, como el clan Dabezies, que regala sonrisas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)