Amenaza de golpe en Brasil y crisis en Venezuela de telón

Mercosur: nuevo intento para acordar con Europa

Hoy viernes los presidentes del Mercosur buscarán aunar criterios para la negociación de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (EU), pese a las diferencias que existen en el bloque regional. De los cinco socios plenos del Mercosur, Brasil, Paraguay y Uruguay hacen fuerza por una mayor apertura, en tanto Argentina y Venezuela adoptan posiciones más proteccionistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nin junto a Bianco, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina. Foto: Reuters.

La cumbre comenzó ayer con la reunión de los cancilleres y ministros de Economía.

Carlos Bianco, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina, dijo después del primer encuentro que nada se había hablado de flexibilidad en el Mercosur. "En la mesa de negociaciones nadie en ningún momento planteó flexibilizar el Mercosur ni ir a dos velocidades, absolutamente nada de eso", dijo Bianco, que concurrió en lugar del canciller Héctor Timerman, que se recupera de una cirugía en Buenos Aires.

Pero durante la reunión, los delegados de Uruguay y Paraguay reiteraron su reclamo para eliminar barreras no arancelarias en el bloque, que ya habían explicitado el mes pasado durante una reunión de sus presidentes en Montevideo. Uruguay ha reclamado medidas para garantizar una libre y efectiva circulación de los bienes dentro del bloque, para lo cual deberían levantarse las barreras arancelarias que mantienen algunos socios y, en particular, Brasil y Argentina, las dos mayores economías.

El embajador Antonio José Simoes, responsable del departamento América del Sur de la Cancillería brasileña, dijo ayer que "la idea es seguir caminando en esta arquitectura de negociación entre el Mercosur y la UE, en negociaciones entre bloques; no estamos pensando en velocidades diferentes".

La cumbre de presidentes, de la que participarán la anfitriona Dilma Roussell, la argentina Cristina Fernández, el paraguayo Horacio Cartes, el venezolano Nicolás Maduro y el uruguayo Tabaré Vázquez, comenzará a la hora 9 en Itamaratí, sede de la Cancillería brasileña. También está prevista la participación del presidente de Bolivia, Evo Morales, hasta ayer de visita en Buenos Aires, para sellar el ingreso de su país como miembro pleno del Mercosur, bloque que representa más del 70% de la población y del PIB de la región.

La adhesión de Bolivia fue acordada cuando Paraguay estaba suspendido del bloque (tras la destitución del expresidente Fernando Lugo en 2012 en un controvertido juicio político), por lo que deberá suscribirse una nueva versión, que luego deberá ser ratificada por los parlamentos de Paraguay y de Brasil, los únicos del bloque que todavía no lo hicieron.

Los países del Mercosur deben presentar a la UE una oferta en el último trimestre, una negociación de la que participan todos los miembros a excepción de Venezuela, que se sumó al bloque en 2013.

Otro tema que surgió en la agenda de los presidentes es la situación en Brasil, donde hay amenazas de desestabilización del gobierno de Rousseff, y la ya prolongada inestabilidad política en Venezuela.

Vázquez y Maduro cancelan deudas.

El presidente Tabaré Vázquez llegó anoche a Brasilia, donde hoy viernes, además de participar en la cumbre del Mercosur, mantendrá una reunión bilateral con el venezolano Nicolás Maduro para sellar el acuerdo por el cual se reduce la deuda de Ancap con Pdvsa a cambio de alimentos. Este será el primer encuentro bilateral entre ambos desde que Vázquez asumió por segunda vez la presidencia el 1° de marzo. Los acuerdos que suscribirán Vázquez y Maduro incluyen la exportación de 265.000 toneladas de alimentos uruguayos a Venezuela por valor de unos 300 millones de dólares hasta diciembre. Otro documento establece la cancelación de una deuda de 400 millones de dólares de Ancap por la compra de crudo a Pdvsa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados