POLÍTICA EXTERIOR

Mercosur: Nin negó malestar de socios por tasa consular

El año que viene el bloque pretende acrecentar su apertura al mundo.

Los cancilleres mantuvieron una reunión preparatoria de la cumbre de presidentes. Foto: @mercosur
Cancilleres mantuvieron reunión preparatoria de la cumbre de presidentes. Foto: @mercosur

El canciller Rodolfo Nin Novoa, debió defender ayer ante el Mercosur la aplicación por parte de Uruguay de la llamada "tasa consular", un impuesto que gravará diversos bienes importados con aranceles de entre el 3% y 5 %.

"Esa tasa ya ha sido aplicada en el Mercosur, no es una medida proteccionista, sino de carácter fiscal, y tiene un impacto mínimo", declaró Nin Novoa en una rueda de prensa junto a sus homólogos de Argentina, Brasil y Paraguay, celebrada en el marco de una reunión de cancilleres previa a la Cumbre presidencial del Mercosur que se celebrará hoy en la capital brasileña, Brasilia.

Tanto la prensa brasileña como la argentina se habían hecho eco de un supuesto malestar causado en los gobiernos y empresarios de ambos países por la llamada "tasa consular", que comenzará a ser aplicada el próximo 1% de enero.

Sin embargo, el canciller uruguayo negó que exista algún tipo de resquemor y lo hizo junto a los cancilleres de los otros tres países del Mercosur, que simplemente asintieron en silencio.

"He reiterado que la tasa consular es una medida transitoria, no proteccionista y de carácter fiscal, y los demás países así lo han entendido", declaró Nin Novoa.

La reunión que sostuvieron ayer los cancilleres fue previa a la cumbre que se celebrará hoyen Brasilia, en la que el anfitrión brasileño, Michel Temer, recibirá a sus homólogos de Argentina, Mauricio Macri; Paraguay, Horacio Cartes; y Uruguay, Tabaré Vázquez.

El mandatario uruguayo llegó anoche a la capital brasileña.

También asistirán los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Guyana, David Granger; así como representantes de Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Surinam, todos países que mantienen un estatus de Estados asociados al bloque suramericano, del que Venezuela fue suspendida.

Perspectivas.

El Mercosur se propone acentuar durante el año 2018 su proceso de "apertura al mundo", que tiene como punta de lanza la negociación con la Unión Europea (UE), según afirmaron ayer los cancilleres del bloque.

Uno de los puntos acordados por los cancilleres en la reunión preparatoria de la cumbre presidencial de cara al año próximo es que el bloque sudamericano proseguirá con el proceso de "apertura al mundo" que comenzó este año, cuando además "volvió a sus orígenes" y dio prioridad a los aspectos económicos y políticos, indicó el canciller brasileño Aloysio Nunes.

El ministro anfitrión insistió en que las negociaciones con la UE están en sus tramos finales y en que "es muy poco lo que falta" consensuar para que pueda anunciarse un "acuerdo político" previo a la firma de un tratado de libre comercio entre ambos bloques.

"La agenda externa ahora es y será muy importante", coincidió el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Eladio Loizaga, cuyo país recibirá de Brasil la presidencia semestral del Mercosur en la Cumbre que se celebrará mañana.

Loizaga subrayó que el punto "fundamental" de esa agenda externa son las negociaciones con la UE, pero destacó que el Mercosur tiene también frentes abiertos con Canadá, Singapur, Corea del Sur y con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean).

En todos los casos, se intentará avanzar en negociaciones de cara a acuerdos de libre comercio, que según dijo el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, deberán explotar el enorme potencial del Mercosur frente a las crecientes necesidades alimentarias del planeta.

"El Mercosur, como gran proveedor de alimentos, debe sentar los cimientos de una conjunción política y económica que le permita aprovechar su posición, sumamente privilegiada, en la realidad del comercio mundial", declaró el ministro uruguayo.

En el mismo marco, el canciller argentino, Jorge Faurie, sostuvo que la "apertura del Mercosur al mundo ya es un hecho" y agregó que "la enorme expectativa en torno a un acuerdo con la Unión Europea, que tendrá una significación extraordinaria para ambas regiones, le da una nueva vitalidad" al bloque suramericano.

En el plano interno, los cancilleres analizaron hoy diversas iniciativas para una mayor integración de las cadenas productivas de los cuatro países y una propuesta de acuerdo para una mayor apertura en las compras gubernamentales.

Sin embargo, en ese último punto no se llegó a consensos y las discusiones, según explicó el canciller Nunes, continuarán hasta mañana, con la meta de dejar abonado el terreno para un próximo acuerdo.

En lo político, volvió a analizarse la situación de Venezuela y los cuatro cancilleres reiteraron su deseo de que ese país supere "en forma pacífica" la situación de "ruptura constitucional" que, en agosto pasado, llevó a su suspensión del Mercosur.

Anoche el anfitrión brasileño, Michel Temer, recibirá a sus homólogos de Argentina, Mauricio Macri; Paraguay, Horacio Cartes, y Uruguay, Tabaré Vázquez.

En el marco de la Cumbre, Cartes recibirá de Temer el martillo de madera que simboliza la Presidencia semestral del Mercosur, que será ejercida por Paraguay hasta fines de junio próximo, en un período en el que los cancilleres del bloque apuestan a firmar el acuerdo con la UE, que se persigue desde hace casi dos décadas.

Pese a las trabas comerciales que aun persisten los socios del Mercosur comercian entre sí US$ 38.000 por año.

Cómo avanzar con la UE entre puntos centrales de la cumbre.

En la agenda de reunión de los presidentes del Mercosur que se celebra hoy uno de los puntos centrales será el análisis de los próximos pasos de la negociación con la Unión europea (UE", que ambas partes consideran que está más cerca que nunca de concluir.

A lo largo del año, el Mercosur y la UE llegaron a intercambiar ofertas y presentaron luego propuestas "mejoradas" , pero la falta de acuerdo en los capítulos de carnes y biocombustibles le cerraron el paso a un pacto definitivo que ambas partes pretendían anunciar a inicios de este mes en Buenos Aires, lo que no prosperó debido a la resistencia, principalmente, de Francia e Irlanda.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo esta semana que el próximo enero se espera que los negociadores de ambas partes vuelvan a reunirse, esta vez en Asunción, para retomar las discusiones. Más allá de las dilatadas negociaciones con la UE, también se abordarán iniciativas que buscan una mayor integración de las cadenas productivas de los cuatro países miembros y una propuesta de acuerdo para una mayor apertura en las compras gubernamentales. "Queremos generar oportunidades para nuestras empresas en los mercados gubernamentales de los demás países" , dijo el subsecretario para América Latina de la cancillería brasileña, Paulo Estivallet. También serán discutidas las barreras comerciales que persisten entre los miembros del Mercosur.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º