VIDEO

"Mercosur no puede ser una jaula de oro"

El presidente defendió en San Pablo la posibilidad de negociar acuerdos por fuera del bloque.

Vázquez advierte Venezuela perderá voto si no ratifica acuerdos Mercosur
Vázquez advierte Venezuela perderá voto si no ratifica acuerdos Mercosur

Ante más de 350 poderosos empresarios de Brasil, ayer por la tarde en el hotel Grand Hyatt de San Pablo, el presidente Tabaré Vázquez dijo que no subvalora el Mercosur, pero reflexionó que no puede ser una "jaula de oro", por lo que advirtió que la búsqueda de acuerdos bilaterales no daña al bloque.

Vázquez disertó en un almuerzo organizado por el Grupo de Líderes Empresariales (Lide) y entre otras autoridades participaron el gobernador de San Pablo Gerardo Alckmin y el intendente electo Joao Doria.

El mandatario fue acompañado por el prosecretario Juan Andrés Roballo y los ministros Rodolfo Nin Novoa, Víctor Rossi, Liliam Kechichian y el subsecretario de Economía Pablo Ferreri. Además estuvo presente el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

De los demás oradores, Vázquez solo recibió elogios. El gobernador de San Pablo dijo que para él, el mandatario fue una "inspiración". Mientras que, el presidente de Lobraus, empresa norteamericana de logística que opera en Montevideo, Renato Ferreira, mostró a Uruguay como "un país libre de corrupción (...) En Uruguay las cosas son simples y transparentes. No hay sorpresas", dijo.

Vázquez frente a un numeroso auditorio empresarial. Foto: EFE
Vázquez frente a un numeroso auditorio empresarial. Foto: EFE

Vázquez comenzó diciendo que no quería arruinar el almuerzo con un discurso largo y tedioso, pero eso no fue excusa para una oratoria breve. Habló más de 50 minutos, invitó a los empresarios brasileños a vivir en Uruguay y a invertir destacando la estabilidad en términos de institucionalidad democrática y de funcionamiento político.

"Ustedes pueden invertir y hacer negocios, quien vaya a invertir no tiene que ir con coches blindados ni tiene que dar un solo peso de coima", enfatizó.

Destacó las exenciones tributarias previstas en la ley de inversiones, los regímenes de puertos libres y la posibilidad de firmar contratos de participación público privada.

"Hoy en día me considero un gobernante de izquierda. La ecuación que tenemos es crecimiento económico con justicia social. Repartir mientras se crece con políticas sociales serias, no con populismo", ésta fue una de sus frases más aplaudidas.

La mayor parte de su discurso se orientó al Mercosur y a un sinceramiento respecto al funcionamiento del bloque. Al mismo tiempo que dijo no "subvalorar" o renunciar al Mercosur, afirmó que "la realidad es como es y de nada sirve eludirla o disfrazarla (...) La realidad del Mercosur indica que para integrarse se necesita el compromiso de todos y la voluntad de varios para superar las asimetrías", enfatizó.

"Concebimos al Mercosur como una formidable plataforma porque en este mundo globalizado tenemos que unirnos, pero no que eso termine siendo una jaula de oro desde donde observar el paso del tiempo", enfatizó.

Vázquez dijo que países pequeños como Uruguay y Paraguay no pueden hacer un proceso de integración cerrado, sino que "deben poder avanzar en tratados bilaterales". A lo que agregó que "este pensamiento no daña al Mercosur".

Consultado sobre si la firma de un posible Tratado de Libre Comercio (TLC) con China se hará con o sin el bloque, Vázquez indicó que Uruguay "prefiere llevarlo adelante con todos los países (...) Iniciamos una etapa de investigación así a ver si podemos avanzar, si es con todo el Mercosur estupendo. Si no seguiremos adelante", subrayó.

En relación a Venezuela, dijo que se acordó darle plazo hasta el 2 de diciembre para que se ponga al día con la normativa Mercosur y si no lo hace quedará "con voz y sin voto".

Regasificadora.

En ponencia, Vázquez dio por descontada la construcción de una planta regasificadora. "Uruguay tiene que tener un respaldo de su nueva matriz energética y para poder vender ese servicio de generación de energía como vendemos carne o leche o como vendemos turismo", afirmó. Consultado por El País, Vázquez señaló que resolverá antes de fin de año "teniendo todos los elementos de juicio firmes, seguros y transparentes" en sus manos.

Sobre la aprobación de la comisión investigadora impulsada por la oposición por las frustradas obras, afirmó que "el Parlamento es un ámbito y el gobierno nacional es otro (...) Estamos trabajando en este tema con seriedad y estamos estudiando y tratamos de dar pasos seguros", explicó.

El presidente informó que esta misma semana recibirá noticias sobre quiénes están interesados en construirla y quiénes quieren comprar gas. "Ya hay empresas precalificadas".

Sobre Temer, fue parco.

De su par brasileño, Michel Temer, Vázquez se limitó a decir que "parece una persona muy amable y seria (...) Hablé media hora con él en Nueva York y punto", dijo. "Brasil tiene un gobierno que Uruguay lo reconoció. Brasil es muy importante y queremos mantener las mejores relaciones, los problemas internos de Brasil los resuelve Brasil y desde afuera no podemos emitir opinión", remarcó.

Sobre la presidencia de Donald Trump, Vázquez afirmó que se abre un "compás de espera".

"Uruguay es un país de brazos abiertos".

¿Uruguay está preparado para dar asilo a políticos brasileños?, le preguntaron al presidente al final de su exposición y al momento de responder los interrogantes del numeroso auditorio de empresarios brasileños de primera línea. Desde el fondo del amplio salón del lujoso Hotel Grand Hyatt de San Pablo se escucharon risas de varios de los presentes y también varios aplausos.

La interrogante no era inofensiva y se hizo en momentos donde el expresidente Luis Inácio Lula Da Silva viene siendo investigado por corrupción.

Con una sonrisa en su rostro, Vázquez respondió que "Uruguay es un país de brazos abiertos, a los uruguayos nos gusta que nos visiten y que nos vuelven a visitar, ha abierto los brazos siempre a todo el mundo, como en otro momento otros países lo han hecho. Quien llega a trabajar, bienvenido sea", indicó.

En rueda de prensa, Vázquez después del almuerzo volvió a referirse al asunto y aclaró que si eventualmente políticos brasileños piden asilo a Uruguay "se va a estudiar a través de la Cancillería".

"Veremos si corresponde legalmente de acuerdo a las normas internacionales. Uruguay siempre va a actuar dentro de las normas y será el derecho internacional el que fije. Dentro de la Constitución todo, fuera nada", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados