En el primer cuatrimestre del año se registraron 139 delitos gravísimos

Menores de entre 15 y 17 años cometen tres infracciones por día

Por día se registran tres delitos cometidos por adolescentes infractores de entre 15 y 17 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Preocupación porque menores cada vez se involucran más en delitos gravísimos. Foto: F. Ponzetto

El 36% del total de las infracciones son gravísimas (rapiña, tentativa de rapiña, tráfico ilícito de estupefacientes, homicidio muy especialmente agravado, homicidio especialmente agravado, lesiones gravísimas culpables, secuestro, tentativa de homicidio especialmente agravado y violación).

Las rapiñas son el delito que más perpetran los adolescentes de entre 15 y 17 años. De las 380 infracciones cometidas en el período de enero a abril de este año, 95 fueron rapiñas (25%). Los datos surgen de un informe cuatrimestral —al que accedió El País— y que remitió en agosto de este año la Suprema Corte de Justicia a la Asamblea General en cumplimiento de la ley 19.055, por la que se estableció una pena de hasta 12 meses de prisión para los menores que cometen delitos gravísimos.

En los primeros cuatro meses del año se registraron 139 infracciones gravísimas. Después de las rapiñas, el delito más cometido por los menores es la tentativa de rapiña (23), el tráfico ilícito de estupefacientes (12) y el homicidio muy especialmente agravado (4). Además, se contabilizó un solo caso de homicidio especialmente agravado, de lesiones gravísimas culpables, de secuestro, de tentativa de homicidio especialmente agravado y de violación. Como medida cautelar se ordenó la internación provisoria de 121 menores, 2 arrestos domiciliarios y 3 presentaciones a la autoridad. En tanto, 7 menores fueron privados de la libertad en cumplimiento con la ley que establece una sentencia no inferior a un año, y cuatro fueron penados con medidas socioeducativas.

En el último cuatrimestre del año 2014 se habían registrado 354 infracciones cometidas por adolescentes de entre 15 y 17 años. Es decir, 26 menos que en los primeros cuatros meses de este año. Una vez más, las rapiñas fueron el principal delito cometido (88), seguido de la tentativa de rapiña (23) y la tentativa de homicidio (7).

Si se compara el número total de infracciones gravísimas de menores registradas en el primer cuatrimestre del año con el último de 2014, la tendencia se mantiene. Ya que a principios de 2015 solo se registraron siete casos más que el año pasado.

En tanto, de febrero a diciembre de 2013 se constataron 1.558 infracciones cometidas por adolescentes de entre 15 y 17 años, de las cuales 494 eran gravísimas. Desde que se aprobó la ley que prevé una pena mínima para delitos violentos en febrero de 2013, hubo aproximadamente 1.100 entradas de adolescentes a hogares con privación de libertad por hechos de sangre como rapiñas, copamientos y homicidios.

La mayoría de las casi 1.800 entradas a la Colonia Berro o a centros de Montevideo —aproximadamente un 60% (1.100)— fueron de menores que protagonizaron delitos violentos como rapiñas, violaciones, lesiones graves, tráfico de drogas, copamientos y homicidios. El 40% (700) restante son de adolescentes que, en su mayoría, proviene del interior con medidas cautelares por 30, 60 o 90 días mientras dure el proceso iniciado por ilícitos menores. Hoy la tasa de reincidencia de los menores (25%) es menos de la mitad de la de los adultos (52%), según los datos del Programa de Egreso y Derivación del Sistema de Responsabilidad Adolescente.

La ley que pena a los menores infractores con hasta un año de prisión fue aprobada en diciembre de 2012 y promulgada en enero de 2013 por el presidente José Mujica. En ese momento, se sucedieron una serie de hechos cometidos por menores como, por ejemplo, el asesinato del pizzero de La Pasiva de la avenida Garibaldi y 8 de Octubre que abrió una gran polémica. El proceso de aprobación de esta ley fue muy discutido dentro del Frente, ya que habían sectores que se oponían al aumento de penas.

La norma fue impulsada por Mujica como parte de un paquete de nueve medidas presentado para combatir la inseguridad, entre la que también estaba la legalización de la marihuana. Por su parte, el presidente Tabaré Vázquez prometió en campaña bajar al 30% el número de rapiñas al final del quinquenio como forma de atender los reclamos de mayor seguridad, al constatarse en diversas encuestas que ésta es la principal preocupación de los uruguayos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)