La ganadora entre 43 expositores

El mejor stand de la Feria del Libro

Ediciones de la Plaza consiguió el Quinquenio en el concurso de stands de la Feria del Libro, que se mantiene abierta hasta hoy en la explanada y el atrio de la sede de la Intendencia de Montevideo, en 18 de Julio y Ejido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A la izquierda de la entrada al atrio municipal, se ubica el stand premiado, que atrajo por su mesa de semillas y condimentos. Foto: Fernando Ponzetto.

La idea básica surgió quince días antes de la inauguración, fue apoyada por el director Leandro Aguirre y desde entonces comenzaron a planear su implementación Marcos Paladino y Valeria Schiappapietra, las caras más visibles de la editorial, tanto en la librería de Plaza Cagancha como en las presentaciones de los libros que publican.

La inspiración surgió de lo que consideraron iba a resultar la vedette de la feria, el libro recién editado de Alejandro Sequeira titulado "Especias".

Para empezar, había que conseguir una mesa de madera rústica y postes con que rodear el stand. La pretensión era fijar un clima similar al respirado en comercios que venden semillas y condimentos no siempre fáciles de hallar en supermercados.

A eso se sumaron frascos o botellones, como de botica, pero para llenar con especias usadas en la cocina uruguaya. Irían colocados en algunos estantes, entre la variedad de libros ofertados.

Por último, restaba salir en busca de algún sartén, morteros y potes, de madera o cerámica, en donde se exhibiría, encima de la mesa, las semillas de zapallo, cúrcuma, clavo de olor, anís estrellado, hinojo o variados tipos de pimienta, entre las más exóticas: la conocida en inglés por el nombre allspice, puesto que absorbe sabores de muchas especias. Esa pimienta originaria del Caribe y los países centroamericanos, es una "mezcla de clavo, pimienta, nuez moscada y canela con un poco de picante", explica Alejandro Sequeira en su puntillosa investigación, plasmada en un volumen con formato de álbum, de 335 páginas tan ilustrativas por sus imágenes como por los textos, las fichas técnicas y los datos sobre usos medicinales y otras propiedades de los condimentos.

Hasta las 17:00 horas del día de inauguración de la feria, en su edición 38, el martes 29 de septiembre, el equipo de De La Plaza tenía tiempo para dejar todo listo. Los organizadores le habían dado el ultimátum.

Al final, pudo llegarse a la hora señalada. Todo en su lugar, a las cinco en punto de la tarde, tanto las especias reales que proporcionó La Molienda, hasta los gráficos de plotters que se adhirieron al piso en torno al stand, simulando platos, cada uno repleto con distintos condimentos, tan reales que parecían a punto de esparcirse por el aire si alguien se distraía al caminar a su alrededor.

Distinción

Como en las cuatro ediciones anteriores, el premio consistió en un stand de regalo para el próximo año. Desde ya que con algunas incorporaciones a lo que se ve en el palacio municipal (por ejemplo ofertas gastronómicas en base a recetas incluidas en el libro y aguas saborizadas, como el jugo de limón con jenjibre y albahaca), el stand podría instalarse en el exitoso Mercado Agrícola de Goes.

La Feria fue otra vez impulsada por la Cámara Uruguaya del Libro, que nació en 1978, el mismo año de fundación de Ediciones de la Plaza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados