EN LOS BARRIOS CORDÓN, PARQUE RODÓ Y BUCEO

Medidas para regular vida nocturna

Acuerdan 5 propuestas orientadas a solucionar conflictos entre los vecinos y los boliches.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Parque Rodó: el boliche que está por abrir sus puertas y que generó críticas. Foto: A. Colmegna

Colocar sensores de ruidos, limitar los circuitos de circulación entre un boliche y otro, y limitar los horarios de ingreso a los locales, tanto en días de semana como sábados y domingos, son algunas de las medidas que integran la batería de propuestas para controlar la movida nocturna en Montevideo.

Este plan de acción fue elaborado por la Intendencia junto con los alcaldes de los municipios B, Carlos Varela, y CH, Andrés Abt, con aportes de las juventudes políticas del Partido Nacional y Frente Amplio, y otros actores sociales.

El objetivo del plan es revisar la normativa que rige a los espectáculos públicos y contemplar cuestiones como viabilidad de uso, qué se considera un espectáculo público, características de los locales que ofrecen estos espectáculos y qué se exige desde la IMM para la habilitación de estos.

Los actores analizaron las actividades nocturnas que provocan ruidos molestos, particularmente en zonas que presentan problemas de saturación como el barrio de Parque Rodó y Cordón.

"La idea de la iniciativa es contemplar los derechos de todas las partes involucradas: por un lado el derecho lógico de vecinas y vecinos a descansar, por el otro el de las y los jóvenes a la recreación y finalmente el derecho de los locales a realizar su trabajo y generar vida en la ciudad", explicó el prosecretario de la Intendencia, Christian Di Candia.

El proyecto acordado presenta cinco ejes de acción, algunos de los cuales ya están siendo aplicados.

Propuestas.

Una de las medidas será colocar sensores de ruido en los espacios públicos, lo que permitirá contar con un mapeo sonoro (del día y la noche) y acceder así a información precisa. Los ciudadanos podrán acceder a esta información, identificando cuáles son las zonas que presentan mayor y menor polución sonora.

Se realizará además una "encuesta a los vecinos" sobre su relación con la vida nocturna, para poder tomar decisiones con mayor información. Los datos que arroje la encuesta serán analizados por el Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UdelaR.

Otras medidas, que según informó Di Candia ya están siendo implementadas por algunos locales nocturnos son: no permitir la salida al espacio público con alcohol, para lo que el Servicio de Inspección General de la comuna elaborará un listado de los locales que no cumplen con esta disposición luego de la hora 0. La lista se hará llegar al Ministerio del Interior.

También se plantea que los locales nocturnos dispongan de un lugar de contención —mediante vallas o cuerdas— para delimitar el área de circulación del público y evitar generar dispersión o ruidos molestos.

En relación con los horarios, se proyecta restringir el acceso de la siguiente manera: de domingos a viernes hasta la hora 0 del día siguiente; los jueves de noche, hasta la 1:00 de la madrugada del viernes; y los viernes y sábados hasta las 3:00 de la madrugada siguiente.

La comuna informó que, de aquí a 90 días, se planteará la modificación total de la normativa respecto a los giros comerciales nocturnos, a través de los cuales la IMM otorga permisos de uso.

Con respecto a este tema, el alcalde del Municipio B, Carlos Varela, explicó que "muchas veces sucede que la Intendencia brinda una habilitación a un local para funcionar como un restorán, pero resulta que después de determinada hora, sacan las mesas y se transforma en un boliche bailable". A partir de esta medida se intenta evitar esa situación.

Zonas.

En principio, los puntos en los que se deberán implementar esas medidas son las zonas consideradas "saturadas" como Parque Rodó y Cordón Sur: un área delimitada por la avenida Rivera (al Norte), Gonzalo Ramírez (al Sur), Bulevar Artigas (al Este) hasta Eduardo Acevedo. Y en el caso del Municipio CH, la zona de 26 de Marzo y Luis Alberto de Herrera.

En el marco de este trabajo colectivo, se enviará un proyecto de decreto a la Junta Departamental de Montevideo.

Para los vecinos no es suficiente.

Camelia Huino, vocera de un grupo de vecinos de Cordón y Parque Rodó que se movilizaron para denunciar las molestias generadas por los boliches nocturnos, opinó que las medidas "son paliativas" pero "continúan sin solucionar el problema de fondo", ya que considera que las personas seguirán en las calles de noche. "¿Quién va a controlar que esas medidas se cumplan si hasta el momento nunca se ha controlado el problema de los ruidos molestos?", se pregunta.

LOS PRINCIPALES IMPULSORES.

Di Candia - "Las acciones van a ser graduales"

La idea de las medidas es limitar la circulación de la personas de un boliche a otro y fomentar que la ciudadanía llegue más temprano a los locales. La aplicación de las acciones será gradual y las medidas podrán modificarse, ya que vamos a estar en constante revisión".

(Prosecretario de la IMM)

Carlos Varela - "Constituye un gran avance".

Considero que esa batería de cinco propuestas, más otras que todavía no han salido, constituye un avance sustantivo en procura de solucionar un tema de derechos contrapuestos que estaban generando un conflicto de cohabitación en el barrio. Esto ayuda a lograr de a poco un cambio cultural".

(Alcalde, Municipio B)

Andrés Abt - "Es esencial el rol de los dueños".

Para que las medidas se cumplan, es fundamental el rol de los dueños de los locales que deben implementarlas, y además es importante que la IMM controle que se cumplan. Que no suceda lo mismo que con los perros y el bozal que al principio se fiscalizó y hoy no tanto".

(Alcalde, Municipio CH)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados