REFUGIADO SIRIO

Médicos del Instituto Técnico Forense visitaron a Diyab por orden judicial

Tres profesionales del Instituto Médico Forense, acompañados de un agente policial con cámara, visitaron esta tarde al refugiado sirio tras la orden que emitió el juez Nelson Dos Santos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jihad Diyab . Foto: Captura de pantalla

El Ministerio de Salud Pública (MSP) presentó una denuncia acerca de la imposibilidad de que médicos de ASSE atendieran al exrecluso de Guantánamo cuando volvió a entrar en coma superficial esta semana.

Tras la denuncia, el juez Nelson dos Santos, ordenó que una junta médica de ASSE acompañada  de un traductor del Poder Judicial y un oficial de Inteligencia revisen al refugiado sirio.

Según pudo comprobar El País, al apartamento donde vive Diyab llegaron tres médicos del Instituto Técnico Forense junto a un agente policial que llevaba una cámara. Todo el equipo se retiró pocos minutos después sin hacer declaraciones públicas.

El abogado del MSP, Gumer Pérez, dijo a Telenoche que la cartera presentó la denuncia ante la Justicia contra las personas allegadas al sirio Jihad Diyab porque el martes un grupo de doctores de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) se presentó en la casa del sirio y no lo pudieron atender. Quienes acompañaban a Diyab no los dejaron ingresar al apartamento.

"Fue imposible ingresar al domicilio", dijo Pérez. Y ese mismo martes el abogado del MSP notificó a la Justicia que en estos momentos analiza cómo proceder.

Diyab se encuentra lúcido, no recibe suero y sigue con la huelga de hambre.

El gobierno uruguayo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, emitió el lunes otro comunicado en el que insiste con el pedido a Diyab, para que termine con la huelga de hambre. Y resaltan que "al día de la fecha los documentos de viaje, autorizaciones de visa y gastos de traslado de su familia, se encuentran listos y cubiertos para que ésta viaje al país, para lo cual dispone además, de la vivienda adecuada para recibirla".

Por su parte, quien hasta ahora era el interlocutor entre los exreclusos de Guantánamo y el gobierno uruguayo, Christian Mirza, dejó de serlo.

Mirza reconoció que todas las gestiones realizadas en torno a Diyab le generó un desgaste personal.

Luego de haberle entregado en mano a Diyab el martes, a las 17:45, las cartas que el sirio había exigido (a Qatar, Venezuela, Líbano y Turquía) que explicitaban que no hay impedimentos legales para que salga del país.

Sin embargo, " muy molesto" el refugiado le respondió que Uruguay había "bloqueado" que se le entregara una visa para ir a un país latinoamericano, contó Mirza a El País. "Mi respuesta inmediata fue que esto me parecía un dislate. Esto es absurdo porque cuando Uruguay está haciendo gestiones a todo nivel para lograr que pueda irse a otro país, si hubiera otro que dice que sí, sería absurdo que el Uruguay estuviera en esa tesitura. Cosa que confirmé minutos más tarde en Cancillería. Desconocían esta gestión", explicó Mirza.

"Entonces a mí me da la sensación de estar corriendo sin fin. Nunca llego a destino. Porque él había dicho que con estas cartas estaría incluso dispuesto a levantar la huelga de hambre. No logro entender su lógica. Me resulta absolutamente incomprensible. Y no sé hasta donde el entorno juega o no, hasta donde su propia personalidad y su percepción de la realidad le permiten ver las opciones más realistas. Siento que no puedo seguir contribuyendo en la resolución del problema", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)