PROBLEMAS EN LA SALUD PÚBLICA

Médicos alertan por ola de amenazas en Salto

El hospital y sindicato presentaron una denuncia penal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tras la muerte del niño, usuarios amenazaron a médicos a través de las redes. Foto: Walter Paciello/ Presidencia

El Hospital Regional de Salto, el Sindicato Médico en ese departamento y la Sociedad Médico Quirúrgica presentaron una denuncia penal por "amenazas de muerte" realizadas mediante redes sociales contra profesionales del centro de salud. Esto sucede luego del fallecimiento de un niño de 2 años con síndrome de Down, a quien se le suministró una medicación que, según su madre, no se le dijo qué era.

La doctora Ana Galluzzo, presidenta del Sindicato Médico local, confirmó a El País que ante las amenazas de muerte recibidas a través de las redes y la incitación a la violencia en contra de los médicos, de común acuerdo las tres instituciones decidieron llevar el caso a la órbita de la justicia penal.

"De alguna manera hay que ponerle límites a estas incitaciones a la violencia que agravan la relación médico-paciente y que distorsionan el trabajo de los médicos", dijo Galluzzo.

La presidenta del Sindicato manifestó también que existe intranquilidad "y cierto nerviosismo" entre los profesionales de la salud por la situación generada después del desenlace de la muerte del niño Alexis Lima, ocurrida el pasado 6 de enero, la que es investigada por la Justicia.

"Hace pocos días recordamos al compañero Pablo Gaudín (médico neurólogo) muerto en forma violenta y no queremos que vuelva a suceder algo similar", acotó Galluzzo.

Gaudín fue asesinado por el esposo de una paciente que había fallecido.

Días atrás, fuentes de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) informaron a El País que el organismo estaba alerta ante la situación de los médicos en Salto, puesto que algunos comentarios en Facebook llamaban a "boletear" a la pediatra que atendió al menor fallecido.

El mismo hospital hizo público a inicios de esta semana su "condena rotunda" ante "cualquier tipo de violencia" hacia los "médicos y todo el personal de la salud, como se ha venido manifestando en los últimos días, principalmente a través de las redes sociales".

Y se agregaba que esto "no colabora al esclarecimiento del caso ni está permitiendo" al personal "trabajar con las condiciones adecuadas, requisito fundamental" para la "asistencia médica".

La Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP) también se pronunció en este sentido a través de un comunicado que rechazaba "de plano toda manifestación violenta, insulto o amenaza que se cometa hacia un cuerpo médico, como está ocurriendo hacia nuestras colegas en Salto por parte de personas aún no identificadas".

"Registrada esta situación, ya hicimos llegar nuestra solidaridad a las profesionales involucradas, y expresamos una profunda preocupación por este tipo de hechos, totalmente injustificados, que no hacen más que agravar un escenario triste y delicado", advertía.

Episodio confuso.

Los padres del menor fallecido sospechan que el deceso se generó por un medicamento que le suministraron. Desde ASSE dijeron que el niño "ya estaba enfermo" y que el fármaco que le dieron era un antibiótico que ya le habían dado en anteriores internaciones.

El caso es investigado por el Consejo de Seguridad del Paciente (Cosepa) de la institución médica y también está en manos de la Justicia. Para los próximos días se esperan los resultados de la autopsia.

El paciente ingresó a la emergencia del nosocomio a las 20:30 horas del 5 de enero. Ocho horas después falleció en los brazos de su madre, quien declaró a El País que había alertado al servicio de enfermería en dos oportunidades y que las dos veces se le dio la misma respuesta: "Quedate tranquila madre, ya se le va a pasar…".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados