LA COLUMNA DE PEPE PREGUNTÓN

Me bajo acá

En un documento titulado "Las 11 Medidas Urgentes para que la Crisis no la Pague el Pueblo", que merecería ser preservado para estudio de las futuras generaciones, el Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República resumió lo que, a su juicio, debe hacer sin demora alguna el gobierno que nos gobierna para que el país supere la difícil coyuntura económica por la que atraviesa.

El panfleto desborda de un voluntarismo que asusta. Estos iluminados proponen, por ejemplo, dejar de pagar la deuda externa y no solicitar ningún nuevo crédito a organismos internacionales, así como usar las reservas internacionales para el "fomento de la producción nacional y el abastecimiento del mercado interno" (sic), y gravar con "fuertes impuestos a los productos extranjeros que compitan con la producción nacional".

No puede faltar una encendida defensa de AFE, Alas U y "las empresas recuperadas". No importa si son o no viables. Lo que es nuestro y estatal, o nuestro y cooperativo, es bueno. Lo que es extranjero es malo. Y hay que ponerle muchos impuestos. ¿Que si las siguen gravando se pueden ir? Bueno, no importa. Más para nosotros, el Estado y los trabajadores. ¿Quién necesita de la inversión extranjera?

Obviamente hay que aumentar inmediatamente "salarios y jubilaciones", llevando el mínimo a una media canasta familiar. ¿De dónde va a sacar el Estado el dinero para eso? Bueno, no queda claro. Porque estos chicos proponen suprimir el IRPF. Y todo impuesto que grave a los sueldos y las jubilaciones. ¿Cómo se costea entonces todo este festival? "Gravando fuertemente al capital", proponen. ¿Y no habíamos quedado en que el capital era malo y había que combatirlo? Cuando se lo derrote, ¿a quién se va a gravar?

Uno piensa que las empresas, con estas medidas, enfrentarían dificultades. Estas lumbreras ya se adelantaron a todo eso. Por eso plantean suspender los despidos y los envíos al seguro de paro. Ya no hay de qué preocuparse. Si una empresa cierra o quiebra, la debe tomar el Estado. ¿Qué podría salir mal?

Si alguna multinacional quisiera quedarse, ellos exigen que se les quiten todos los incentivos a la inversión. Y también impedirles enviar utilidades a sus países de origen. ¿No sabrán lo que pasó en Venezuela y en Argentina?

Además habrá que eliminar las AFAP y repartir tierras entre todos aquellos uruguayos que lo soliciten. Yo que usted ya me pongo en la fila.

Solo falta el trillado "congelamiento de precios". Ellos reclaman congelar los precios de los productos de la canasta familiar, pero también los alquileres, los combustibles y el boleto. También suspender los desalojos. Y de paso, no cortar el agua, la luz o el teléfono al que no pueda pagar la cuenta. Faltaba más.

Después de leer tanto disparate junto, a uno le vienen a la cabeza algunas interrogantes.

¿Estos son los profesionales que está formando la Facultad de Humanidades y Ciencias? ¿Este es el nivel de análisis y de propuesta que tienen? ¿A estos muchachos les estamos pagando el berretín de la carrera universitaria con nuestros impuestos? ¿Esto es lo que viene atrás? ¡Me quiero bajar!

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados