CARNAVAL 2018

Máscaras, disfraces y mucha agua en la previa del Carnaval de la Pedrera

Se espera que cerca de 12.000 personas se encuentren en el balneario rochense, que ya está preparado con vallas y seguridad.

VEA LA FOTOGALERÍA. Carnaval de la Pedrera. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Con la llegada de la noche varios jóvenes se fueron acercando a la Avenida Principal para dar comienzo a la tradicional fiesta de Carnaval que tiene lugar todos los años en La Pedrera (Rocha). Mochilas, bolsos y heladeritas son parte del combo que acompaña a los visitantes que de a poco siguen llegando.

Pese a que hoy no fue una jornada de intenso calor, se inició una gran guerra de agua entre niños, adolescentes y adultos que armados con pistolas de agua y bidones mojaban a todas las personas que pasaban cerca, muchas de ellas ya con disfraces y gorros de colores. 

Pasada la mañana y cerca del mediodía, los vendedores instalaron sus puestos para ofrecer los productos típicos de este festejo como bombitas de agua, caretas y máscaras. 

"Latas de espuma no tenemos, este año no están autorizadas, pero hay de serpentinas", contó a El País un vendedor ambulante que además ofrecía tubos de colores para lanzar agua.

Aunque ya son varias las personas que están en la calle jugando o escuchando música desde sus parlantes de conexión bluetooth, todavía no se está en su momento de mayor afluencia. Algunos vendedores indicaron que hay menos gente que el año pasado si bien la mayoría empieza a llegar en la madrugada. 

Seguridad.

Durante el día la Intendencia de Rocha colocó vallas para generar una barrera de aproximadamente mil metros a lo largo de la Avenida Principal. El objetivo es contener a los visitantes que llegan al balneario para evitar que descansen en los jardines y retiros de las casas.

Algunos vecinos, que indicaron que están nerviosos por lo que pueda pasar de noche, aseguraron que estarán en el frente de sus casas para evitar que las personas ingresen a sus predios, como ha ocurrido en años anteriores.

Desde el mediodía no se permite que circulen autos por la Avenida Principal y desde las 17:00 horas no se acepta el paso de ningún vehículo a la Pedrera y por tanto deben dejarlo en la ruta o trasladarse en ómnibus y taxis.

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) colocó dos carpas: una con sillas y personal para aquellos que requieran asistencia si se siente mal y otra específicamente para los que presenten problemas de salud.

En total se desplegarán 300 funcionarios entre efectivos y personal de la Intendencia con el objetivo de garantizar la seguridad tanto de los residentes como de los visitantes que, según el alcalde José Luis Olivera, llegarán a ser por lo menos 12.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)