VIOLENCIA INFANTIL

El maltrato a niños y adolescentes en Uruguay creció un 31% en 2014

En lo que se refiere a discriminación por sexo, el estudio delSistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violenciaconcluyó que el 54 % de las víctimas fueron de sexo femenino y el 46 % masculino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La nueva ley brasileña busca impedir todo tipo de maltrato hacia los menores.

Uruguay registró 1.728 situaciones de violencia hacia niños, niñas y adolescentes durante 2014, lo que supone un incremento del 31 % respecto al año anterior, según difundió hoy el Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav, dependiente del INAU) en su informe anual.

Los datos indicaron un registro de "casi cinco situaciones por día de maltrato o abuso", especificó el informe.

"Creemos que es un tema social y cultural grave que los niños padecen en silencio y la sociedad uruguaya debe brindarles protección", dijo a Efe la coordinadora del informe, María Elena Mizrahi.

El estudio muestra un incremento sucesivo de los casos año tras año, hecho que no se puede medir en términos absolutos pues se debe también a que el sistema de recogida de datos se ha implementado en cada curso, pasando de sólo estar presente en Montevideo y en el departamento de Canelones en 2007 a estar hoy día por todo el país.

En la actualidad, el Sipiav cuenta con 25 Comités de Recepción Local (CRL) en todo el país, que son los encargados de recoger los datos.

"El estudio no tiene valor estadístico", expresó Mizrahi, que subrayó la función del informe como herramienta sensibilizadora de la sociedad sobre la violencia que sufren los niños, niñas y adolescentes.

Las situaciones de maltrato que difundió el informe fueron recopiladas por el Sistema de Información Para la Infancia (SIPI), perteneciente al Instituto del Niño y Adolescente de Uruguay (INAU).

En lo que se refiere a discriminación por sexo, el estudio concluyó que el 54 % de las víctimas fueron de sexo femenino y el 46 % masculino.

Por rango de edad, los que más padecieron fueron los niños, niñas y adolescentes de entre 6 y 12 años (47 %) frente al 30 % de casos en edades comprendidas entre los 13 y los 16 años, el 10 % de entre 4 y 5 años, el 9 % de 0 a 3 y el 4 % en mayores de 18.

El informe especificó que, al igual que en años anteriores, la mitad de los casos registrados se corresponde a maltrato emocional (1 de cada 2 registros), siendo el abuso sexual poco más que un quinto del total (22 %), en tanto el maltrato físico llegó al 16 %.

Los datos reflejaron una pequeña disminución del abuso sexual (22 % frente a 28 % en 2013).

Mizrahi indicó que se utilizaron las categorías de violencia doméstica que establece la ley, y que se contabilizan como maltrato emocional aquellos que ingresan con esa característica, si bien luego se atisban en la víctima también otros tipos de violencia.

A su vez, la investigadora comentó que aquellos que contabilizan como violencia física suelen sufrir también maltrato emocional.

Sobre la elaboración del estudio y la canalización de las denuncias que se van registrando hacia la justicia, Mozrahi indicó que el Sipiav tiene varios lugares de detección, como escuelas, el propio INAU y organizaciones no gubernamentales.

La situación del menor llega a los CRL y a partir de ahí "se piensa una estrategia interinstitucional (...). Lo primero es la estrategia de protección de los niños para luego acompañarlo a la justicia", expresó la investigadora.

"Los equipos técnicos de salud del INAU hacen un informe que se eleva al juzgado especializado de familia, y si es un delito sexual además interviene el juzgado penal", continuó la coordinadora.

Mizrahi consideró, no obstante, que "la denuncia es una estratega en el abordaje" que no debe ser la estrategia global o única, sino que se "debe seguir trabajando con esos niños y sus familias".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados