CRIMEN IMPUNE

Madrina de Lola nunca contactó a la familia

A dos años del crimen de Lola Chomnalez, su madre señaló que la madrina de la adolescente con quien había viajado a Uruguay, jamás se contactó con ella pese a que tenían una amistad de 25 años.

Lola llegó a Valizas el 27 de diciembre de 2014. Se alojó en un rancho que ocupaba su madrina, el esposo de esta y un hijo adolescente de la pareja. Ese día Lola caminó por la playa durante un par de horas. Al día siguiente salió otra vez a la playa, supuestamente en busca de una tortuga marina, y desapareció. Fue encontrada el 30 de diciembre semienterrada en los médanos, a unos tres kilómetros de Valizas en dirección a Aguas Dulces. "Estoy más tranquila que un año atrás, con la convicción de que (el caso) se va a resolver", dijo el diario Clarín citando al canal argentino TN.

El mismo convencimiento tiene el equipo de investigadores designados por el director nacional de Policía, Mario Layera, para seguir el caso. "Creemos que estamos cerca (de resolver el homicidio), pero restan algunos informes técnicos", dijo un jerarca policial a El País.

En los últimos tres meses, la familia Chomnalez y su abogado Jorge Barrera mantuvieron dos encuentros con la fiscal penal, Patricia Sosa, quien les transmitió que había pedido a la Justicia nuevas medidas investigativas.

Según la hipótesis de la madre de Lola, los asesinos de la adolescente son más de uno. "Y hay gente que los está encubriendo. Tengo la firme convicción de que hay alguien que sabe algo y no lo está diciendo. Por eso le pido a la gente de Valizas que se acerque al juzgado o a nuestros abogados para contarlo", dijo.

En diciembre de 2015, la familia Chomnalez y sus amigos lanzaron mil grullas para recordar a Lola en el primer aniversario de su asesinato. Para este año, pensaban realizar una misa que no se efectuará porque el padre de Lola, Diego Chomnalez, fue internado en un CTI por una suba de glucemia que se le complicó con otros factores. La madre de Lola dijo que su esposo no tiene riesgo de vida.

"(La muerte de su hija) la llevamos bien, con el dolor que va a estar siempre, que trasciende, pero sin dramatizar", dijo la madre de Lola. Agregó que ella y su esposo reciben tratamiento psicológico para sobrellevar la pérdida.

En los últimos dos meses la Justicia ordenó exámenes de ADN a jóvenes sospechosos, que dieron negativo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)