LA SUERTE ESTÁ ECHADA

Macri busca apoyo uruguayo para suspender a Venezuela

El canciller argentino dijo que respeta los tiempos para decidir de Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nin Novoa dijo que la posición uruguaya se conocerá el sábado. Foto: F. Ponzetto

El presidente argentino Mauricio Macri envió a su canciller Jorge Faurie para obtener el apoyo uruguayo a la suspensión de Venezuela del Mercosur. Y si bien no obtuvo un pronunciamiento explícito, el canciller Rodolfo Nin Novoa deslizó que el gobierno del presidente Nicolás Maduro "está poniendo dificultades" a la integración al bloquear la designación de un nuevo secretario general de Unasur. Emitió así una señal más del aislamiento venezolano.

El Mercosur estrecha cada vez más el cerco diplomático sobre Venezuela. Este país será suspendido seguramente el sábado del bloque regional pero además ayer sus aliados no lograron evitar que se designara como nuevo secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) al mexicano Alejandro de la Peña (sustituye al argentino Carlos "Chacho" Álvarez) pese a que Cuba, Ecuador y Bolivia intentaron bloquear la designación con el argumento de que Venezuela no estaba presente en el consejo de ministros de Relaciones Exteriores de la organización que ayer se reunió en la sede montevideana de Aladi.

Faurie llegó de mañana a Montevideo y se fue a almorzar en el segundo piso del Palacio Santos con Nin Novoa. Al terminar la reunión, se limitó a decir a El País que la posición uruguaya se conocería el sábado. Sin embargo, más tarde en la sede de Aladi hizo comentarios que sumados a los que hi-zo el miércoles sobre el "desastre" que implica la detención de los opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma dan la pauta de que Uruguay ya no buscará un camino intermedio respecto a Venezuela y acepta sumarse a la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro.

Faurie dijo luego en la embajada argentina ante la Aladi, consultado con respecto a la hasta ahora moderada postura uruguaya que "cada uno alcanza su decisión en el momento que tiene que hacerlo" y "estamos tratando de generar las coincidencias" ya que la suspensión debe tener el consenso de los integrantes del Mercosur (excepto el de Venezuela ya que la normativa del bloque establece que cuando se analiza sancionar a un país este no debe participar de las deliberaciones). Los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se reunirán el sábado en San Pablo. Por la parte uruguaya también irá el vicecanciller José Luis Cancela, según supo El País.

La suerte de Venezuela, que ya está suspendida administrativamente por no adoptar todas las normas del Mercosur, está echada y eso quedó evidenciado en comentarios que hizo Macri en Buenos Aires. Según el mandatario, Venezuela "tiene que ser suspendida definitivamente" del Mercosur, porque en el país caribeño se violan "sistemáticamente" los derechos humanos. "Se está alcanzando consenso en toda América Latina y en el mundo en general" porque "los venezolanos la está pasando realmente mal". Venezuela "hace rato que dejó de ser una democracia, y se violan sistemáticamente los derechos humanos", enfatizó Macri.

En un gesto simbólico el presidente argentino anunció que le retirará la orden del Libertador General San Martín a Maduro, que su antecesora Cristina Kirchner le había concedido.

En Montevideo Faurie fustigó a Venezuela por tratar de manera "vejatoria" a Ledezma y a López y por haber intentado bloquear los trabajos de Aladi. "Por no ir a las reuniones yo paro todo el mecanismo porque no me gustan los interlocutores... Por amor de Dios, se pertenece al club o no se pertenece al club. Si querés estar en el club venís y participás y das tu opinión. No queremos parar esto que es el lugar en el que discutimos comercio", dijo el jefe de la diplomacia argentina.

Todo indica que Venezuela será suspendida oficialmente del bloque al que entró cuando la correlación de fuerzas regionales era muy otra y los exmandatarios Cristina Fernández (en Argentina), Lula da Silva (Brasil) y José Mujica (Uruguay) le abrieron la puerta pese a las objeciones de Paraguay.

El Pit cambia.

Ayer ya no hubo pronunciamientos de dirigentes del Pit-Cnt favorables a la Asamblea Constituyente y el presidente de la central, Fernando Pereira, cuestionó las detenciones de López y Ledezma porque "no ayudan a la solución del diálogo". "Esperemos que el gobierno venezolano cambie esta posición. Respetar los derechos humanos para nosotros es tan importante como evitar que las movilizaciones que van a ser pacíficas se transformen en agresivas", dijo el sindicalista que en comentarios previos había considerado violentista a la oposición. La postura de la central, sigue siendo que la votación de la Constituyente legitima a Maduro.

Richard Read, el dirigente de la bebida, devenido frecuente crítico de las posturas oficiales del Pit-Cnt, escribió ayer que "los compañeros vieron el fracaso del paro (opositor): ¿pero no vieron la represión en las calles contra trabajadores y estudiantes? Por una Venezuela sin Presos Políticos", escribió. "La propia empresa que controló los votos denuncia fraude (en la votación para la Constituyente). Yo pediría más cautela y menos fanatismo", agregó.

Solamente el diputado socialista Roberto Chiazzaro, hizo una tibia crítica a la posibilidad de que Venezuela sea suspendida. "El Mercosur suspenderá a Venezuela por segunda vez Creo que es un error, aislar y cercar a esta Nación facilitará el aumento de la violencia", escribió en Twitter.

El yerno de Chávez es el interlocutor del Mercosur.

La cancillería de Venezuela no ha realizado comentarios recientemente sobre la inminente suspensión de ese país del Mercosur. Quizás esto se debe a que el presidente Nicolás Maduro acaba de sustituir a la combativa Delcy Rodríguez como canciller. Quien la sustituyó es un hombre del corazón del régimen chavismo. Es Jorge Arreaza, el yerno del fallecido Hugo Chávez, casado con su hija Rosa Virginia. Arreaza señaló que quiere que Venezuela "retome el papel protagónico en el mundo".

Argentina minimiza impacto de la Tasa Consular uruguaya.

En su reunión de ayer los cancilleres Nin Novoa y Faurie acordaron impulsar el dragado pendiente del río Uruguay, que los respectivos ministerios trabajen en un programa de validación de materias para estudiantes universitarios de Argentina y Uruguay y reactivar los "comités de frontera" en puntos de frontera como Salto y Concordia.

Los cancilleres se reunirán dos veces por año a partir de ahora y buscarán avanzar en la delimitación de las islas Martín García (Argentina) y Timoteo Domínguez (Uruguay) que la sedimentación del río Uruguay está prácticamente uniendo.

Consultado sobre la intención del gobierno uruguayo de subir la Tasa Consular a las importaciones provenientes de los países del Mercosur, Faurie dijo que el canciller Nin Novoa "nos pidió seguir el trámite parlamentario". Según Faurie, el deseo argentino es que la tasa no exista porque "no es buena para nuestro comercio regional" aunque reconoció que el impacto de su eventual incremento "no sería tan significativo".

Faurie no contestó de manera tajante cuando El País le preguntó si Argentina aceptaría que Uruguay busque en solitario un acuerdo comercial con China y señaló que en la última cumbre presidencial del Mercosur el presidente uruguayo Tabaré Vázquez pidió un estudio del eventual impacto que tendría un convenio entre el bloque y el país asiático. "Es obvio que el Mercosur necesita dinamismo en su relacionamiento externo", se limitó a decir Faurie que enumeró los acuerdos que está buscando con otros bloques.

Pero más allá de los temas bilaterales el asunto excluyente era Venezuela. De hecho, antes de hablar con los periodistas en la embajada argentina ante Aladi, Faurie recibió la llamada de un canciller latinoamericano con el que habló de la próxima reunión de ministros de la región que analizarán la situación venezolana en Lima en los próximos días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)