LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

¡A la lucha!

Entre las habituales resacas navideñas y los últimos preparativos para despedir el año que se iba pasaron seguramente desapercibidas las declaraciones en las que el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, llamó públicamente a los trabajadores sindicalizados "a prepararse para la lucha" que el movimiento obrero organizado librará en este 2018.

Pereira advirtió que esa lucha estará enfocada en alcanzar objetivos concretos, aprobados por la Mesa Representativa del Pit-Cnt. El primero de ellos será garantizar que el salario mínimo se lleve a los $ 16.500, de forma que en cualquier hogar el ingreso de una pareja no sea inferior a los 33 mil pesos mensuales que, de acuerdo a estudios de la central sindical, necesita una familia para no quedar bajo la línea de pobreza.

Hay más. En los Consejos de Salarios de este año, que por cierto involucrarán a cientos de miles de trabajadores privados y a sectores relevantes de la actividad nacional, los sindicatos llevarán líneas estratégicas ya definidas. No aceptarán aumentos que solo contemplen la inflación y demandarán recuperación salarial. El propio Pereira, en la misma nota, admitió que hace 13 años que el salario real de los trabajadores uruguayos viene creciendo. Pero de todos modos se pedirá inflación más un porcentaje de recuperación. Además, la situación de quienes ganen $ 15 mil deberá ser objeto de una atención especial en las negociaciones.

En cuanto al Estado, el presidente del Pit-Cnt adelantó que este año el movimiento sindical exigirá al gobierno que la Rendición de Cuentas contemple el largamente postergado 6% del Producto Interno Bruto para la educación.

Queda claro lo que se avecina.

En una economía que crece, pero no genera empleo, porque las empresas ven cada vez más comprometida su rentabilidad y su futuro, el Pit-Cnt llama a sus afiliados a prepararse para "la lucha". Va a pedir a las empresas que tienen el agua al cuello y están pidiendo una baja de los costos, que paguen sueldos más altos. No les conforma que les ajusten las remuneraciones por inflación. Quieren "recuperación", cuando hace trece años que el salario no hace sino crecer y crecer. ¿Qué van a ofrecer a cambio? ¿Trabajar más? ¿Trabajar mejor? ¿Entender de una buena vez que si siguen pidiendo y pidiendo, pero no dan nada a cambio, vamos a terminar acordando laudos fantásticos que cada vez van a cobrar menos trabajadores?

¿Van a comprometer paz sindical? ¿Van a dejar de lado, finalmente, las ocupaciones de lugares de trabajo como pide la OIT (a la que parecen escuchar solo cuando les conviene)?

¿Van a trabajar con las empresas para dialogar juntos con el gobierno de mo-do de encontrar salidas a la pérdida de competitividad galopante que enfrenta el país, entendiendo que eso va a redundar en más y mejor empleo para sus afiliados? ¿O solo van a exigir, como siempre, cobrar más haciendo menos?

¿Y la exigencia de más dinero para la educación en la Rendición de Cuentas? ¿De dónde van a proponer sacar esos recursos? ¿Más aumentos de tarifas públicas? ¿Más impuestos?

Mamita, la que nos espera.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)