carlos reyles

Localidad de Durazno sin agua propia

La localidad de Carlos Reyles (o Molles), ubicada a 44 kilómetros de la ciudad de Durazno, con 1.100 habitantes, no tiene agua potable y recibe abastecimiento diario en camiones tipo cisterna de OSE.

La problemática planteada surge a partir de la antigüedad y estado que presenta el "tanque" de almacenamiento de agua, con problemas de filtrado.

"Están trayendo agua una y hasta dos veces al día, todos los días", dijo Carina, vecina del lugar, señalando que algunas personas de la localidad, luego de tomar agua de la canilla, "les dio dolor de barriga y tuvieron diarrea".

Nelson Álvez, de la policlínica de Molles, atendida por facultativos de ASSE y la mutualista Camedur, descartan que el agua potable que viene consumiendo la población de Carlos Reyles, esté afectando la salud humana.

"No me consta que el agua potable haya provocado situaciones patológicas en la salud, hay personas que consumen agua embotellada y han estado con el virus enterocolitis, no consumiendo el agua de acá, y hay personas que comunmente consumen el agua (de canilla) y no han tenido problemas".

El tema fue abordado por el diputado nacionalista Carmelo Vidalín, quien realizó un pedido de informes a OSE en el Parlamento, dando cuenta de los problemas con el suministro de agua potable para la citada población. "Desde noviembre hay un déficit de suministro de agua potable, por lo cual ha tenido que recurrirse al traslado de agua en camiones cisterna de OSE para el consumo diario de la población", señaló el legislador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados