DENUNCIAN LA PÉRDIDA DE CLIENTES

Más de 20 locales afectados por nueva normativa de IMM

Prohibición de estacionar en Punta Carretas genera malestar en el entorno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La nueva prohibición de estacionar va desde Br. Artigas hasta la rambla. Foto: M. Bonjour

Desde la inauguración en 1994 del Punta Carretas Shopping, nada fue igual en la zona. A 23 años de aquel hito comercial, el corazón del barrio sigue creciendo. Y ello demanda nuevas medidas para mejorar la circulación en sus calles, que obviamente son las mismas que antes circundaban al solitario penal.

En un acuerdo con el shopping (que se viene haciendo cargo de las obras), la Intendencia de Montevideo ha autorizado una serie de cambios viales en la zona. Uno de los últimos fue la prohibición de estacionar en todo el margen derecho de la calle Solano García (en dirección hacia el centro comercial), medida que también abarca las esquinas del lado izquierdo, donde también está prohibido detenerse.

Esto ha generado un perjuicio a varios comerciantes, e incluso situaciones absurdas. Por ejemplo, en la esquina de Solano García y Ellauri, una firma que vende colchones (Dormiflex) ya no pude cargar ni descargar sus productos en la puerta. Este tipo de situaciones han dejado a muchos comercios en desventaja frente a locales de la competencia que se encuentran dentro del shopping, donde hay estacionamiento gratuito durante dos horas, y vigilado.

Los comerciantes piden que, al menos, la Intendencia flexibilice el horario de prohibición.

"Los clientes intentan parar en la cuadra para concretar un negocio o simplemente mirar y no tienen lugar para estacionar. Tienen que dar vueltas y vueltas y lo que terminan haciendo es no entrar a nuestro comercio. Y por supuesto, capaz que terminan en el shopping, donde sí pueden dejar el auto", relató a El País Yenny Vasallo, propietaria del local Dormiflex.

"Tenemos una empresa en la que necesitamos cargar mercadería diariamente y ni siquiera podemos detenernos frente a nuestro comercio. La mercadería que nosotros trasladamos es grande, colchones de dos plazas por ejemplo, y no podemos andar con ella dos cuadras caminando para poder entrarla al local. No tenemos opciones; nos perjudica mucho", agregó.

Según un relevamiento realizado por El País en la zona, hay al menos 20 comercios afectados por la prohibición de estacionar: Arbiter, Dormiflex, Caro Criado, La Dulcería de Xime Torres, Bellmur, St. Clemente, Hotel Regency, Stiletto, Beatriz Sagarra Pilates, Ágape Peluquería, Glass Defender, Philomène Café, Zurra, Telma, Inés Ott, Al Forno, Vida Maternal, Vía Sono y un restaurante italiano que está por abrir.

Inspectores en la zona.

La dueña de Dormiflex dijo que "no hay consideración por parte de los inspectores de la Intendencia", quienes "están pasando todos los días, a toda hora".

En este sentido, indicó que el miércoles de esta semana "una clienta estaba concretando una compra y en ese mismo momento la estaban multando en la calle". Varios comerciantes coincidieron con ella. El dueño del restaurante de Solano García y Lagunillas, por ejemplo, quien trabaja en esa esquina desde hace seis años, indicó que el mismo día que se colocaron los carteles de "No Estacionar" multaron a varios de sus clientes.

Marianne Caubarrère, propietaria de Philomene Café (solano García y Miñones), dijo que la medida "era supuestamente para agilizar la circulación hacia el shopping", pero observó que "sigue habiendo dos carriles, porque no hay lugar para tres".

"Lo único que hicieron fue sacar lugares para estacionar. Esto ya estaba colapsado y sigue estándolo, pero ahora nos perjudica a todos, porque el cliente que viene da dos o tres vueltas para estacionar y se va para otro lado. A mí me pasa con gente que viene a almorzar y que tiene poco tiempo, o que viene de mañana a tomar un café. La circulación hacia el shopping no cambió nada, fue solo para perjudicar a los comercios", destacó Caubarrère.

Clientes perdidos.

Laura Martínez, propietaria de la peluquería Ágape, de Solano García 2463, declaró que "hay clientas que dan vueltas y vueltas y que me cancelan la hora porque no consiguieron donde estacionar. Otras estacionan mal. Ya les han llevado el auto. Y a mí también".

"Algunas viven cerca y vienen caminando, otras dan vueltas y vueltas y terminan en el shopping. Ya antes era difícil estacionar. Ahora, con una vereda sola, es peor. A mí me mata como negocio", enfatizó Martínez. Mientras ella habla con El País, los dos cuidacoches de la cuadra, un hombre y una mujer, miran atónitos. Ahora tienen la mitad de posibilidades de hacerse de una propina.

Daniel Azzoni, propietario de Arbiter Calzados, es rehén de una situación similar a la de Dormiflex. Sus proveedores y clientes no solo no pueden estacionar en la puerta del local: tampoco pueden detenerse.

"A los que estamos alrededor del shopping se nos perjudica bastante. Se saca muchísimo lugar para estacionar y la gente de repente termina dejando el auto dentro del Punta Carretas. Pero ahora que el shopping tiene un tope de dos horas para estacionar gratis, el público entra y se va más rápido; ahora pasea menos por las calles de la zona", comentó Azzoni

"No hay ningún lugar desde Bulevar Artigas hasta el shopping destinado a carga y descarga de mercadería. A nosotros nos pasa que como zapatería, con un único local, cuando hay entrega de fabricantes tienen que descargar muy rápido en una zona en la que tampoco está permitido ni siquiera detenerse. Hay que estar jugándosela a que justo no pasen los inspectores de tránsito", agregó el vendedor de calzado.

El shopping paga y la intendencia autoriza.

Alian S.A. (Punta Carretas Shopping) ya hizo algunas modificaciones en la zona para mejorar la circulación. Uno de los primeros cambios tiene que ver con el acceso de vehículos desde Bulevar Artigas. En la intersección de la avenida con Solano García (la calle que "baja" hacia el shopping y en la que están los comerciantes afectados),

se colocó una dársena de giro con semáforos. También en la intersección de Ellauri y José María Montero, a dos cuadras del shopping, fueron colocados semáforos. Más recientemente se inauguró un nuevo acceso por el cantero de Bulevar Artigas a la altura de Parva Domus.

REACCIONES.

No sirvió - Marianne Caubarrère - Philomène Café.

"Esto era supuestamente para agilizar la circulación hacia el shopping, pero sigue habiendo dos carriles, porque no hay lugar para tres. El cliente da dos o tres vueltas para estacionar y se va para otro lado. Me pasa con el que viene a almorzar o a tomar un café".

Ni detenerse - Yenny Vassallo - Dormiflex (colchones).

"Tenemos una empresa en la que necesitamos cargar mercadería diariamente y ni siquiera podemos detenernos frente a nuestro comercio. La mercadería que trasladamos es grande, no podemos andar con ella caminando dos cuadras".

Se van - Laura Martínez - Peluquería Ágape

"Hay clientas que dan vueltas y vueltas y que me cancelan la hora porque no consiguieron dónde estacionar. Otras estacionan mal. Algunas viven cerca y vienen caminando, otras dan vueltas un rato y terminan en el shopping".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)