TEMPORALES DE INVIERNO

Las lluvias de julio triplican el promedio histórico

Científica advierte que en las últimas dos décadas creció la cantidad de ciclones extratropicales en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El último ciclón extratropical obligó a alistar al SINAE. Foto: archivo El País

Durante el mes de julio, las lluvias caídas en el sur de Uruguay triplicaron las del promedio registrado años anteriores en el mismo mes.

El asesor del Instituto de Meteorología (Inumet), Mario Bidegain, explicó a El País que para el promedio de los meses de julio se espera la caída de entre 100 y 110 milímetros en el sur del Río Negro. Este año las lluvias superaron los 300 milímetros, según los registros relevados por el instituto meterológico oficial.

"Esto rompe una pequeña racha seca, con mayo y junio por debajo de lo normal luego de las lluvias excesivas que se registraron en abril", indicó Bidegain. "En el norte estuvo más cerca de lo normal, con 150 mm en Salto, Paysandú, Rivera y Artigas", dijo.

Mientras tanto, en el Inumet estiman que para el mes de agosto las lluvias serán "normales o algo por encima de lo normal". Los técnicos siguen monitoreando la actividad sobre el océano Pacífico, centro de salida de los principales fenómenos climáticos como "El Niño" y ahora, "La Niña".

En los primeros meses del año se vislumbraba la posibilidad de que en septiembre y en el último trimestre del 2016 se registrara una fase fría y seca, propia del fenómeno "La Niña". Algunos predictores advirtieron en aquel momento una sequía de seis meses.

"La buena noticia es que esa sequía no se concretaría. En marzo o abril informes provenientes de Estados Unidos advertían sobre una fase fría muy intensa para el segundo semestre; con el correr de los meses eso se fue diluyendo y si se concreta no va a tener mayor impacto en las lluvias. Algún efecto se podría ver en el final de la primavera y comienzo del verano", señaló Bidegain.

El experto aseveró que con respecto a ciclones o fenómenos violentos se mantiene la "vigilancia" y que "no se debe descartar algún caso sobre el final del invierno o comienzo de la primavera con la famosa tormenta de Santa Rosa. En ese cambio de estación siempre puede suceder algún evento extremo", indicó el experto.

Ciclones.

La licenciada en Ciencias de la Atmósfera Natalia Gil eligió los ciclones extratropicales para su tesis de grado en la Facultad de Ciencias de la Udelar. El trabajo académico denominado "Caracterización de la actividad ciclónica en el sureste de América del Sur y Océano Atlántico Sur durante la temporada de invierno" y se basó en el estudio del comportamiento de estos fenómenos entre los años 1995 y 2014.

Dentro de las conclusiones de la tesis se advierte un incremento en el número de ciclones en los últimos 20 años. "Se encontró que en promedio ocurren 13 eventos de este tipo por año durante los meses de julio a septiembre", explicó la profesional.

Gil encontró que "el mes con más ocurrencias de este tipo de eventos es agosto, mientras que el mes con menos eventos detectados es junio".

"A su vez, junio es el mes que presenta mayor variabilidad interanual", según pudo probar la licenciada.

Mediante los modelos de cálculo aplicados, Gil concluyó que en las últimas dos décadas se viene produciendo un incremento en la ocurrencia de ciclones.

"La serie temporal de número de ocurrencias por temporada presenta una tendencia positiva significativa, con una pendiente de 0,4 eventos por año, por lo que se podría decir que en 20 años el número de ocurrencias de ciclones intensos en los meses de junio, julio, agosto y septiembre aumentó en 8 casos. Julio presenta tendencia positiva significativa", indica la profesional en su tesis.

Cayó granizo en el sur en la noche del domingo.

En la noche del domingo pasado se registró la caída de granizo en distintas zonas del sur del país. El centro de la tormenta estuvo en territorio argentino y viró por unos minutos a Uruguay. Si bien no hubo que lamentar víctimas o daños de consideración, el fenómeno alcanzó parte de la provincia de Buenos Aires y departamentos de Uruguay.

"Intensos en julio y extensos en septiembre".

La investigación que encaró la licenciada Natalia Gil se basó en la aplicación de algoritmos que permitan describir el fenómeno de los ciclones extratropicales en Uruguay. El trabajo final fue presentado a mediados del mes de abril y tiene la condición de ser uno de los pocos estudios sistémicos sobre el tema con relación directa a Uruguay.

El objetivo técnico del informe era la "caracterízación estadística" de estos fenómenos climáticos. En ese sentido, utilizando información existente sobre el tema, se pudo estimar que en promedio los ciclones que atraviesan el territorio uruguayo duran dos días y medio y recorren unos 2.000 kilómetros de distancia desde su inicio hasta su culminación.

Junto a esto se pudo probar que la cantidad de ocurrencia tiende a aumentar. "Hay mucha variabilidad de año a año; en uno puede haber cinco ciclones y en el otro puede haber 20. Si se observa la gráfica se prueba que hay un aumento en el número de ocurrencias", dijo la científica.

Por otro lado, el estudio evaluó el ciclo de vida de los ciclones. "Pudimos ver que los que recorren trayectorias más largas se producen durante el mes de septiembre mientras que los más intensos se dan durante el mes de julio", explicó Gil.

La intensidad se evalúa con una variable surgida de la velocidad a la que rota el ciclón en su eje. A partir de esa información se mide los efectos del fenómeno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)