JORGE GRÜNBERG

"Los líderes son fieles a su sector antes que al bien común"

Para el rector de la ORT la democracia está en riesgo.

En su discurso ante los graduados el año pasado, el rector de la Universidad ORT, Jorge Grünberg, dijo una frase que no se pasa por alto. "Nuestra democracia y nuestra libertad son nuestra riqueza, pero están en riesgo", afirmó el rector. ¿A qué se refería con esa sentencia? "Yo pienso que nosotros tenemos una riqueza acumulada de educación, tolerancia y convivencia en el Uruguay a lo largo de muchas décadas y que es un activo. Los activos se deprecian. Un edificio 100 años después, ¿cuánto vale? Nada. Este activo educativo del Uruguay en donde las clases sociales vivían muy cercanas, había un alto nivel de tolerancia, se está depreciando y cuando se empieza a depreciar un bien educativo y no se reinvierte, a la larga se ven las consecuencias.

Nuestra democracia, en gran medida, se apoya en esa educación y esa cultura uruguaya que tiene determinadas características. Ahora esos niveles educativos en relación a lo que hace falta y en términos absolutos están bajando. Hoy tenemos problemas para entender los códigos de los que tienen 20 años. Dentro de unos años vamos a tener dificultades para entender los códigos cuando hablan y actúan los que tienen 20 y 30, y cuando pase un tiempo más vamos a tener problemas con los que tienen 20, 30 y 40. A medida que vaya realizándose esa reconversión demográfica esa cultura compartida de los uruguayos, esa educación compartida de los uruguayos sobre la cual reposa un consenso democrático creo que puede entrar en riesgo de populismo, totalitarismo", explicó Grünberg consultado por El País.

El rector señaló que el análisis que él hace "no tiene que ver con ningún partido político" sino con una "falta de liderazgo" que existe en el país. "Todo requiere un liderazgo decidido a hacerlo. Cada uno, y no me refiero al presidente, en este momento sea el partido que sea o el líder que sea, tiene dos lealtades en conflicto. La lealtad a su partido, a su sector, a su programa, a la historia de su partido, a la historia de su programa. Cada uno de los líderes ya sea que estén en el gobierno o la oposición, tienen una determinada atadura y fidelidad a su partido, a su sector, a su historial, programa, filosofía y después tienen lo que sus asesores le dicen: el bien común. El bien común está para este lado, pero la fidelidad al sector está de este otro y hay que elegir. Liderar es elegir. No hay liderazgos sin elegir. Hasta ahora todos los líderes que nos han tocado prefirieron mantenerse fieles a su sector antes que al bien común. Eso se puede ver en TISA, en el tratado del Pacífico, en el tratado de libre comercio con Estados Unidos, en nuestras relaciones con el Mercosur. Hasta ahora se tuvo que elegir entre la consonancia política con su sector o con el bien común… El bien común es muy de largo plazo con beneficios inciertos, riesgos altos y una clientela social muy desperdigada: beneficios largos pero costos directos porque a los 10 minutos te están criticando, atomizando, te pueden sacar del cargo. Pero las sociedades que progresan son las que en determinado momento este equilibrio lo manejan diferente", acotó el rector de la Universidad ORT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)