Aplican un nuevo estilo de aprendizaje que involucra a alumnos y familias

Liceo del interior, tomado como ejemplo en España y Colombia

Un liceo público ubicado en un barrio de contexto crítico de Fray Bentos, es tomado como ejemplo por la Universidad de Sevilla y también fue nominado para el tercer Congreso Iberoamericano de Estilos de Aprendizajes, que se realizará en Cartagena de Indias, Colombia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El profesor Carlos Estigarribia en la entrada del liceo de Fray Bentos. Foto: D. Rojas

El profesor Carlos Estigarribia informó que en 2014, un 87% de estudiantes fueron promovidos sobre una matrícula de 519 alumnos.

El éxito, según el director del Liceo N° 3 de Río Negro, se basa en el compromiso de gestión del equipo docente, que se propuso trabajar con el alumno, su familia y la institución "mediante una visión integradora y cooperativista".

"Sostengo que no son los adolescentes los que hacen fracasar las cosas en la educación. En primer lugar, es el propio sistema que posee muchas incoherencias que para el siglo XXI deberían haberse superado; porque seguimos trabajando sobre una estructura que se construyó en 1945", indicó Estigarribia a El País.

Citó como ejemplos "el trabajo aislado por asignaturas, los exámenes puntuados por números, los docentes sin un buen control de calidad de su trabajo, los horarios extensos sin modificación rotatoria de las metodologías didácticas, y los aburridos tiempos donde el alumno no puede opinar sino solamente escuchar".

Tampoco deja atrás otros aspectos neurálgicos en la formación de los adolescentes, como "la individualidad de los profesores, la inoperancia de un sistema a la hora de determinar la calidad del trabajo docente y la participación legalizada y no convencida desde los diferentes roles de la comunidad".

Familia.

Estigarribia entiende como "imperiosa" la participación de la familia en el período de la adolescencia, y eso comienza en el conocimiento de las posibilidades de cada estudiante según se entorno familiar. Luego de experiencias vividas en Nuevo Berlín y San Javier, en 2008 asumió la conducción del Liceo N° 3 y comenzó a trabajar sobre "construcción inteligente de equipos".

Actualmente trabajan unas 70 personas entre profesores y funcionarios, 40 de los cuales vienen haciéndolo juntos desde 2009, "lo que demuestra la fortaleza del proyecto".

"Ese año ocurre otro hecho clave, como la aprobación de la nueva ley del sistema cooperativo uruguayo, lo que posibilitó un aporte significativo para la educación público-privada. El Instituto Nacional de Cooperativismo (Inacoop) comenzó a participar de diferentes experiencias con el liceo y nosotros insertamos con buen resultado la filosofía cooperativista sobre la premisa de que, entre todos, es más fácil conseguir los objetivos", explicó el docente.

Internet y deportes.

El liceo, con destacado perfil tecnológico, cuenta con 10 salas dotadas con internet, monitores de 40 pulgadas y computadoras que en gran medida fueron conseguidas con aportes de la comunidad educativa "donde los padres y los 550 alumnos están jugando un rol importante".

"Tengo dos ejemplos de participación con los chicos en centros de interés. Aprobado por el Consejo de Educación Secundaria, el año pasado modificamos la forma en que se trabaja en educación física. Ellos eligen qué hacer: basquetbol, handball, atletismo o gimnasia deportiva.

Se hizo un actividad a beneficio entre todos y en un mes conseguimos los fondos para comprar 120 pelotas, pero además, como sobró dinero, los "gurises" decidieron comprar las cortinas para todo el liceo. Hemos logrado apostar a la ayuda mutua, el respeto entre todos y fundamentalmente a permitir los errores", dice con orgullo el director.

Nuevas teorías.

A estas prácticas Estigarribia sumó el abordaje de las teorías mundiales de Estilos de Aprendizaje, sobre la base de inteligencias múltiples, que toman en cuenta las diferencias individuales: hay estudiantes activos, reflexivos, teóricos, pragmáticos, organizados y desordenados.

"Nosotros tomamos el proceso de aprendizaje por la experiencia que sostienen los expertos españoles Domingo Gallego y Catalina Alonso. Ya sabemos que hay que descartar aquello de que llegábamos a la clase y tirábamos lo mismo a los 30 alumnos. Trabajar de esta manera supone hacerlo en equipo sobre el individuo, y entre otras cosas debemos investigar, cuando comienza el año, las características individuales de cada alumno porque cada uno de nosotros aprendemos de forma diferente", explicó Estigarribia.

A los estudiantes "hay que dejarlos que investiguen, dibujen, toquen y se equivoquen como nos equivocamos nosotros. No es algo nuevo, pero es imprescindible en el siglo XXI", explicó el director.

SABER MÁS

La experiencia se extiende en el país.


La experiencia de Fray Bentos, ahora se extendió a otros nueve departamentos mediante una propuesta apoyada por el Plan Ceibal y con fuerte impulso de Gustavo Riestra, desde la Dirección de Innovación, Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación y Cultura.

"La Teoría de Estilos de Aprendizaje, sumada al intercambio y la cooperación con la ayuda de las tecnologías, nos permitió romper la estructura de que el conocimiento se puede organizar pero no particionar, y el hecho de que los alumnos participen del proceso de elegir cómo aprendemos es algo fundamental" expresó el profesor Carlos Estigarribia, director del Liceo N° 3 de Río Negro. Estigarribia viajará en septiembre a España y en octubre a Colombia, con el propósito de exponer sobre los resultados obtenidos en Fray Bentos con la aplicación de esas teorías de aprendizaje.

En la Universidad de Sevilla, participará en el Congreso Internacional de Expresión y Comunicación Emocional como representante del único liceo invitado a nivel mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)