Protectoras de animales frenan sacrificios; ASSE busca apoyo en la Justicia

Ley protege a perros "asesinos"

El paciente septuagenario atacado por una jauría en la Colonia Etchepare murió en la madrugada de ayer. Casi al mismo tiempo otros dos internados, un hombre y una mujer, eran atacados por otro grupo de perros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En ASSE están pensando en pedir ayuda a las Fuerzas Armadas y a Policía.

A su vez, los funcionarios de la colonia denunciaron que en 2013 un paciente sufrió la amputación de sus testículos en un ataque canino.

También se supo ayer que años atrás dos pacientes fallecieron por causas naturales adentro del predio y sus cadáveres aparecieron destrozados por el accionar de los perros. Tras esos episodios, un grupo de efectivos militares comenzó a realizar tareas de limpieza adentro del terreno.

Ahora la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) espera contar con la autorización de la Justicia para eliminar los más de 100 perros salvajes diseminados por el extenso predio de las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi.

El director de Salud Mental de ASSE, Horacio Porciúncula, confirmó a El País que el plan incluiría la participación de efectivos dependientes de los ministerios de Defensa e Interior junto a técnicos de la Comisión Nacional de Zoonosis.

Tras conocerse la muerte del paciente, la jueza de San José, Viviana Granese, recibió una denuncia penal por parte de Porciúncula, en nombre de la Dirección de Salud Mental de ASSE. La magistrada tomó cartas en el asunto y de inmediato realizó una inspección al centro médico. Tuvo ocasión de ver la enorme cantidad de perros sueltos en el lugar y las condiciones en que se encuentran los más de 450 pacientes y los funcionarios de la colonia.

A las 9.00 de hoy el dirigente sindical de ASSE Mario Cuenca deberá presentarse ante la jueza penal de San José para aportar datos concretos ante la investigación iniciada por la Justicia por el ataque al septuagenario. Según Cuenca, hace seis años el sindicato viene denunciando esta situación.

Porciúncula y otros jerarcas de ASSE también deberán presentarse en el Juzgado.

Polémica.

La posibilidad de que ASSE y otros organismos del estado asuman el sacrificio de los perros desató la polémica con las organizaciones defensoras de los animales. Porciúncula dijo que "hemos llegado a un punto en el cual nada es más grave que lo sucedido. La bomba ya cayó y el desastre está hecho, ahora nos queda tratar de que esto no se repita".

No obstante, advirtió el jerarca que "la ley de protección animal no permite matar a los perros, de todas maneras hay algún artículo que nos permitiría sacarlos. Sabemos que nos vamos a encontrar con esa ley es un freno para estas cosas".

Por su parte, la delegada de las protectoras de animales ante la Comisión de Bienestar Animal, Ana Rita Colombo, señaló ayer a El País su intención de apelar cualquier medida que implique el sacrificio de los perros. "Es muy fácil ahora querer matar a los animales, el Estado debe hacerse cargo pero va a tener un costo", advirtió.

"La ley dice que por una cuestión de salud se puede hacer un sacrificio. Pero esto no es un problema de salud. Matar a todos los perros es más fácil que ser responsables", afirmó en la tarde de ayer la activista.

"No son perros agresivos. El problema es que no se puede tener 100 perros juntos. Uno (de los perros) puede ser cascarrabias y agarra, por ejemplo, el talón de una persona, viene otro y se acopla y le toma un pie; luego aparecen cuatro o cinco y liquidan a la persona", explicó Colombo.

En Uruguay, la ley 18.471 regula la "tenencia responsable de animales". Entre otras cosas, la norma indica en su artículo 12, inciso 3, que queda expresamente prohibido dar muerte a un animal, excepto "cuando el animal represente una amenaza o peligro grave y cierto hacia las personas u otros animales".

Por otro lado, Colombo aseguró que un particular estaría dispuesto a aportar un predio para trasladar a los animales. En esa línea, mencionó que "tenemos que conseguir que la Intendencia aporte la mano de obra y que el hospital entregue materiales para construir la infraestructura necesaria". La activista subrayó que el acuerdo debería ser "por escrito porque después la gente se olvida".

Cambios.

Mientras tanto, desde ASSE se ordenó a las autoridades de la colonia psiquiátrica "extremar las precauciones" y "evitar que los pacientes deambulen lejos de los pabellones o se acerquen a los perros", dijo ayer Porciúncula a El País.

Una funcionaria de la colonia dijo a El País que la "única precaución" resuelta por la administración es "trasladar a los compañeros de la cocina en un vehículo para evitar que los ataque una de las jaurías más bravas que tenemos".

En la mañana de ayer los trabajadores de la colonia resolvieron cortar la ruta para reclamar el rápido retiro de los animales. Reclamaron que se actúe "lo más rápido posible". Durante la movilización se presentaron autoridades de ASSE. Hoy volverán a interrumpir el tránsito en horas de la mañana.

Jueza comenzó a indagar.

nLa jueza penal de San José se presentó en la mañana de ayer en la colonia Etchepare para inspeccionar el lugar en que fue herido de muerte, por parte de una jauría, un paciente septuagenario. En la mañana de hoy la magistrada volverá a tomar declaración a funcionarios de la colonia y a varios jerarcas de ASSE. Salud Mental presentó una denuncia.

"Controlan" hasta la cocina.

Los perros salvajes se mueven con total libertad adentro de la Colonia Etchepare ya que muchos de ellos pertenecen o pertenecieron a los pacientes allí internados.

La mayor parte de los internados padece minusvalías y eso los hace un blanco fácil de los animales. Ahora los responsables de la colonia se trasladan en auto para evitar ser mordidos.

Porciúncula: "La vida humana es prioridad".

El director de Salud Mental de ASSE, Horacio Porciúncula, aseguró que la prioridad del organismo es atender la situación de los pacientes. "Nuestra responsabilidad desde el punto de vista técnico e institucional es la preservación de la vida humana. Otro tipos de cosas son un resorte que escapa a mi posibilidad de analizar o discutir", dijo. El jerarca confesó que el episodio que terminó con la vida del paciente marca a fuego al organismo sanitario.

"Lamentablemente este hecho marca un antes y un después. Esto va más allá de las culpas o responsabilidades personales", afirmó. "Me consta que la dirección del hospital ha hecho múltiples denuncias. Sería lamentable que esto se solucionara por el hilo más delgado; mañana volveríamos a tener el mismo problema".

UN HOSPITAL EN ESTADO CRÍTICO

Las colonias.

La Colonia Etchepare tiene unos 450 internos con patologías psiquiátricas de distinto tipo. Frente a ese establecimiento se encuentra la Colonia Santín Carlos Rossi, también especializada en salud mental; allí hay unos 350 pacientes. Ambos centros están instalados sobre predios de unas 50 hectáreas con frondosos bosques que cubren casi todo el terreno. Desde hace una año una cuadrilla militar se ocupa de limpiar el monte.

Las denuncias.

En agosto del año pasado una enfermera de la Colonia Etchepare denunció penalmente a ASSE y al patronato que allí trabaja tras haber sido mordida por uno de los tantos perros que deambulan por el lugar.

La mujer dijo conocer a por lo menos tres colegas que también fueron mordidos. "Andan en jauría y te agarran entre todos", afirmó. La víctima declaró que los funcionarios que ingresan caminando a la colonia son los que tienen más problemas.

Los ataques.

El hombre fallecido tenía dificultades para trasladarse y tras el ataque sufrido ayer de mañana terminó con heridas de tal gravedad que obligaron a su internación en el Hospital Pasteur. Sus brazos quedaron destrozados, con los huesos y tendones a la vista, según pudo saber El País tras consultar varias fuentes médicas. En 2013 otro paciente padeció la amputación de sus testículos tras ser atacado por una de las jaurías del lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados