Ganadería admite olvidó a veterinarios en nueva Comisión de Bienestar Animal

Una ley para mascotas y carneros

En la ley de Presupuesto se introdujeron modificaciones sustanciales en materia de Bienestar Animal. La Comisión Nacional Honoraria creada por la ley 18.471 pasará de la órbita del Ministerio de Educación al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Problemas sanitarios y accidentes forman parte de la problemática de la ciudad.

Se sustituyen instituciones que la componían, reduciéndose de diez a cuatro, en tanto delegaciones como la del gremio de los veterinarios no había sido considerada ni siquiera en un organismo consultivo.

El 24 de septiembre, en la Comisión de Presupuesto de Diputados, el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, confesó que "la razón por la cual no está la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay en la Comisión Asesora es que se omitió por error".

Agregó que se la integrará "en la comisión asesora, no en la comisión que ejecuta". A propósito de esto, el doctor en Veterinaria y diputado nacionalista Gaston Cossia dijo a El País que haber olvidado a los veterinarios fue sorprendente.

Alerta veterinario.

"Resulta agraviante para la profesión, podrían haber puesto otros argumentos. La ignorancia es lo peor que puede pasar en el gobierno de un país. La veterinaria es la profesión que ha sostenido el impacto de la atención sanitaria de los animales de compañía en los últimos ciento doce años, desde que existe la Facultad en Uruguay", declaró el doctor Cossia.

El ministro Aguerre había dicho en el Parlamento que "la tenencia responsable es una expresión de deseo, no una realidad, porque la ley anterior está elaborada con cabeza de mascota", aclarando que no aludía "a la cabeza de quienes la elaboraron", sino "a que su enfoque está puesto en las mascotas y no en el bienestar animal y en lo que tiene que ver con los aspectos productivos".

Para el doctor Cossia, eso supone otra ofensa. "Es como que yo le diga que esta nueva ley está hecha con cabeza de carnero. Además, la palabra mascota se ha desechado en la academia de las ciencias veterinarias a nivel mundial, es un término que significa amuleto. Lo que hay son animales de compañía, los domésticos, los exóticos, los silvestres".

La preocupación del ministro Aguerre quedó clara: "Ponerle cabeza a esto desde el punto de vista productivo y no pensarlo exclusivamente desde la perspectiva del bienestar animal de las mascotas".

Campo y ciudad.

También Aguerre manifestó que la problemática debe abordarse de modo gradual, "primero, en el medio rural y suburbano, y dejar el aspecto urbano para aplicarlo en otro ámbito o en otro momento". Cossia en cambio declaró a El País que los principales problemas sanitarios de Uruguay derivan de los accidentes por mordeduras y de los accidentes de tránsito que provocan los perros, así como de las enfermedades zoonóticas que ellos contagian.

"La gran mayoría de estas cosas no ocurren en el medio rural sino en las ciudades. Y eso está entre los cometidos de más de mil clínicas veterinarias que trabajan solas en todo Uruguay. Somos los privados, y también las asociaciones civiles de protección animal, quienes cubrimos las carencias del Estado. En la Comisión de Bienestar Animal, por más que funcionaba muy mal, los únicos que estaban haciendo algo eran los veterinarios y las protectoras". Según Cossia, la nueva estructura legal pone el énfasis en la producción y destruye el trabajo acumulado en contra del maltrato animal.

SABER MÁS

El último ataque salvaje.

Perros sueltos ocasionaron el pasado sábado más pérdidas a un productor de un establecimiento próximo a Piedras Coloradas, Paysandú. Álvaro Freire, quien antes fue afectado por el abigeato y los zorros, explicó a El Telégrafo que perros con hambre, de caza por su tamaño, le mataron seis ovejas. Hace meses le pasó lo mismo, pero dio con el dueño de los canes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)