SE ACLARA LA INTERNA BLANCA

Larrañaga será candidato

Lo aseguró el martes ante la Agrupación de Gobierno de su sector, Alianza Nacional.

Los acontecimientos se precipitaron. Quizás urgido por los distintos movimientos de los dirigentes de Alianza Nacional, su líder, el senador Jorge Larrañaga, adoptó una definición y adelantó que será precandidato presidencial del sector blanco en las elecciones internas de 2019, aseguraron a El País fuentes de esa corriente nacionalista.

El senador comentó ayer, "al pasar", en la Agrupación de Gobierno aliancista, que su propósito es presentarse a la próxima interna blanca. Larrañaga no dio mayores detalles a los dirigentes.

La definición de Larrañaga se produce después de semanas de distintos movimientos en la interna aliancista. Hasta ahora, Larrañaga no había sido claro respecto a su intención de postularse, aunque sí había dicho que entendía que no había lugar para más de dos candidatos en el Partido Nacional.

En septiembre, el senador Carlos Camy, muy allegado a Larrañaga, había pasado el mensaje de que "los dos grandes proyectos partidarios van a tener candidato y van a volver a polarizar los votos (...) No tengo dudas que Larrañaga va a ser el candidato de Alianza Nacional", agregó. Camy consideró que en el Partido Nacional "hay dos grandes espacios de ideas, uno de raíz herrerista y uno wilsonista" y que "el candidato natural de nuestro proyecto wilsonista es Jorge Larrañaga".

Consultado respecto a la coordinación que estaban comenzando algunos intendentes de Alianza como Sergio Botana (Cerro Largo), Dardo Sánchez (Treinta y Tres), Adriana Peña (Lavalleja) y Enrique Antía (Maldonado) junto a Eber Da Rosa ( de Tacuarembó, que fue hombre de confianza de Larrañaga pero luego se alejó de él), Camy dijo que ha hablado "con todos y ninguno me dijo que hoy está afuera del sector".

El 3 de septiembre, El País había publicado que la senadora Verónica Alonso y la intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, asomaban como posibles referentes de un movimiento de intendentes blancos que busca "refrescar" el ala wilsonista, convencidos de que Larrañaga, no logra "hacer despegar" al grupo, formado a fines de los años 90. El País explicó que "legisladores comentan por lo bajo que Larrañaga "está encerrado en su laberinto" y que temen que un día decida dar un paso al costado y que por eso alentaban la apertura de un nuevo movimiento. Los intendentes que claramente respaldan a Larrañaga son el de Colonia, Carlos Moreira, que explícitamente lo ha alentado a postularse, el de Soriano, Agustín Bascou (que responde al senador Guillermo Besozzi) y el intendente de Artigas, Pablo Caram.

Quizás lo que terminó de convencer a Larrañaga fueron las declaraciones de Peña en las que dejó entrever que estaría dispuesta a ser la compañera de fórmula del otro precandidato blanco declarado, el senador Luis Lacalle Pou y que consideraba que era mejor llegar a las elecciones internas con una fórmula ya definida. "Ahora hay instrumentos suficientes para saber cómo viene la mano, como las encuestas. Hay que ver cómo está en ese momento el Partido Nacional. Pero yo estoy de acuerdo con arreglar (la fórmula sin interna) porque el desgaste económico de la interna es brutal", comentó Peña. Cuando se le preguntó si pensaba que una fórmula Lacalle Pou-Adriana Peña le ganaría en 2019 al Frente Amplio, asintió: "sí, me tengo fe", respondió.

"Hoy no puedo decir si lo apoyaremos si es candidato (a Larrañaga) porque hay que ver sobre qué línea vamos a trabajar, estamos orejeando", agregó la intendenta en una entrevista con Televisión Nacional.

Un wilsonismo fuerte

El senador Jorge Larrañaga alborotó el avispero cuando dijo que si bien el oficialismo está pronto para perder, la oposición aún no está pronta para gobernar. Y también señaló que "cuando un sector wilsonista fue mayoría tuvimos un partido grande". "Creo además que el Partido Nacional necesita de sectores políticos fortalecidos y no sectores que sean debilitados", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados