Alianza Nacional podría replantear condiciones al gobierno electo

Larrañaga no se resigna a perder presencia en la ANEP

La exclusión del representante de la oposición en el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Anep por decisión del presidente electo Tabaré Vázquez, es una piedra en el zapato para el sector Alianza Nacional, de Jorge Larrañaga.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Larrañaga. Foto: A.Colmegna.

En un encuentro de legisladores e intendentes sostenido ayer en el Palacio Legislativo, Larrañaga fue enfático en reclamar una modificación de la propuesta que Vázquez hiciera el lunes 19 a los partidos de la oposición.

Un eventual "replanteo de las condiciones de la negociación", que es como los nacionalistas entienden a la nueva forma de relación con el futuro gobierno, comenzó a ser manejado ayer en el encuentro, dijeron a El País participantes de la reunión. Estuvo claro en el intercambio de ayer que el sector de Larrañaga no vio la invitación de Vázquez a coparticipar en el gobierno como una propuesta de "tómela o déjela", sino como un "puntapié inicial", es decir, un primer paso que terminará en la construcción de una relación con el principal partido de la oposición, indicaron los informantes.

Horas antes, Vázquez había dejado claro que no hay ninguna posibilidad de que la oposición se mantenga en el Codicen, y dijo que lo que ofrece es un nuevo modelo de relacionamiento, distinto a los anteriores (ver nota aparte).

No obstante, Larrañaga no se resigna a perder espacio en el gobierno de la educación, donde hoy está presente el representante de su sector, Daniel Corbo.

La idea del sector de Larrañaga es desacelerar el ritmo impuesto por Vázquez y por eso, en el encuentro de ayer, se manejó la posibilidad de que el lunes 26 no se fije una posición de partido en la reunión del Directorio blanco.

El directorio debe reunirse para decidir sobre el ofrecimiento de cargos hecho por Vázquez, un menú de 24 puestos en entes y organismos que excluye al Codicen, BPS y Asse.

Postura.

Larrañaga informó a sus dirigentes que ya tuvo más de una conversación con el excandidato presidencial Luis Lacalle Pou, cabeza del sector mayor del partido, con quien coincidió en dos cosas: por un lado controlar los tiempos de la decisión, y por otro que la posición del partido sea una sola. Hay coincidencia en que no se quiere entrar en la dinámica de Vázquez, que pidió que los nombres para los cargos estuvieran en los próximos días, y dejar que la propuesta "decante sola".

Tras la reunión, el vocero del encuentro fue Carlos Daniel Camy. Según explicó, del informe presentado por Francisco Gallinal y Pablo Iturralde acerca de la reunión con Vázquez quedó en el ánimo de los nacionalistas una "posibilidad abierta" para buscar un ámbito desde el cual tener participación en las decisiones políticas sobre la Enseñanza, lo mismo que en el caso de la salud, que son dos de los temas que más inquietan al sector nacionalista.

Alianza Nacional tendrá una reunión en los primeros días de febrero, donde se seguirá hablando sobre la coparticipación, mientras el sector de Lacalle Pou, Todos, se reunirá el sábado 24 en La Paloma (Rocha) para analizar la postura partidaria.

Si bien en el encuentro de ayer se recordó que la relación con Vázquez no ha sido sencilla en tiempos pasados, y que por lo tanto no tiene por qué serlo ahora, se valoró positivamente que el presidente electo ya no requiera de la oposición para participar en los organismos la firma de un compromiso ni de acuerdos programáticos. Se dejó constancia que la tarea será la de "contralor" específicamente, agregaron los informantes.

Sin perjuicio de ello, varios dirigentes aliancistas hicieron consideraciones sobre las "señales inamistosas" y el "manejo mediático" que ha hecho Vázquez sobre cuál debe ser la función de la oposición en los organismos, entendiéndose que ha tenido una "confusión entre el contralor social y el político", en particular por su oposición a sumarlos en el Codicen y en ASSE.

Mayo.

En otro tema considerado, Larrañaga puso énfasis en las elecciones departamentales del domingo 10 de mayo, instancia que según el líder aliancista "es fundamental para el futuro político del Partido Nacional". Larrañaga volvió a manejar que el "objetivo" del partido es aumentar la cantidad de departamentos donde se gobierna porque se entiende que esa será "la base" sobre la cual se construirá "el triunfo" blanco en 2019. Actualmente, el Partido Nacional gobierna en once departamentos. En la reunión de ayer participaron varios de los intendentes nacionalistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)