PORQUE IMPIDE AVANZAR

Laboralista pide dejar la "lucha de clases"

El experto laboralista Nelson Larrañaga pidió que las relaciones entre empresarios y trabajadores se aborden dejando de lado el concepto de "lucha de clases" y que el Estado mantenga "equidistancia" entre las partes en las negociaciones laborales.

Al disertar en la presentación de su libro "Estudio sobre relaciones laborales", en una reunión organizada por la Cámara de Industrias del Uruguay, Larrañaga advirtió que "si el tercero (el Estado) no guarda una equidistancia entre los intereses de las partes y se vuelca a favor de uno de los actores sociales, el actor desfavorecido va a quedar rezagado e insatisfecho con el resultado de la negociación". Y advirtió que "si se sigue anclado en la perimida idea de la lucha de clases no vamos a poder avanzar". Según Larrañaga, no están dadas las condiciones para que se llegue a un pacto social.

Larrañaga se refirió a la conflictividad laboral como uno de los problemas más importantes que tiene el país. Hay un promedio de 130 conflictos y tres paros generales al año en un país en el que la población activa es de 1,6 millones de personas, por lo que destacó la importancia de promover "relaciones laborales cooperativas".

El experto enfatizó que Uruguay integra la Organización Internacional del Trabajo y debe tomar en cuenta sus recomendaciones. Las gremiales empresariales presentaron una queja ante la OIT contra la normativa legal que permite la ocupación de empresas privadas. Larrañaga elaboró un proyecto de ley que el Partido Nacional hizo suyo para procurar el levantamiento de las observaciones que la OIT ha hecho al país al respecto. La queja iba a ser tratada en la asamblea general de la OIT de este año, realizada en Ginebra, pero las cámaras empresariales accedieron a último momento a dejarla en suspenso para no empañar la visita del presidente Tabaré Vázquez a la reunión en la que disertó.

Larrañaga también consideró que en Uruguay no están dadas las condiciones para que se adopte una reforma laboral del tipo de la que aprobó Brasil y consideró que seguirá existiendo un sistema de negociación colectiva tripartito y centralizado. Explicó que la OIT promueve un modelo bipartito de negociación en el que el Estado participa solamente en momentos de desacuerdos y en la fijación de salarios mínimos.

La central sindical defiende el modelo tripartito instaurado en 1943.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)