CONECTIVIDAD

Kechichián "preocupada" por crisis de Alas U, aunque descartó más apoyo

La ministra de Turismo considera que Uruguay tiene buena conectividad aérea, si se la compara con lo que sucedía en el año 2005.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El primer vuelo de prueba se realizará el próximo martes. Foto: EFE

La ministra de Turismo, Liliam Kechichián, se mostró "preocupada" por la situación de Alas Uruguay, luego de que la aerolínea resolviera cancelar sus vuelos a Paraguay, debido a la no rentabilidad de estos viajes.

En declaraciones a la prensa recogidas por radio Monte Carlo, la jerarca consideró que "por suerte Uruguay ha reconquistado una muy buena conectividad". Kechichián destacó que en 2005, Uruguay era un país "prácticamente aislado" en materia de vuelos comerciales, e indicó que actualmente hay "conectividad directa con EE.UU., hay tres vuelos a Europa, con el hub de Panama y Lima hay una buena conexión".

Sin embargo, para la ministra "siempre que se pueda tener el riesgo de perder conectividad, como ahora ha sucedido con la suspensión del vuelo a Paraguay, es una cosa que nos preocupa".

Consultado sobre si desde el gobierno se evalúa brindar apoyo nuevamente a Alas Uruguay, Kechichián recalcó que esa opción "está descartada".

El pasado lunes, El País informó que Alas Uruguay dejó de volar a Asunción y acotó su oferta a Buenos Aires, lo que dejó entrever las dificultades que atraviesa la aerolínea.

Si bien el cese de la actividad será temporal hasta el 17 de abril de 2017, no está claro qué haría retomar los vuelos para ese entonces. Con la postergación por un plazo determinado, lo que la aerolínea logra es conservar los derechos de tráfico para mantener la frecuencia, y puede operarlos o no de acuerdo a la evolución o involución del mercado.

La aerolínea mantiene deudas por unos dos millones de dólares con dos proveedores de insumos y repuestos para aviones. Uno de los proveedores, de origen europeo, analiza presentarse ante la Justicia para reclamar el pago de la deuda. Fuentes cercanas a la empresa reconocieron que también hay atrasos en los pagos de sueldos a 200 funcionarios.

Buena parte de los problemas económicos de la línea aérea se deben a que no efectúa preventa de pasajes. Entre octubre y noviembre de cada año, las empresas aeronáuticas de este continente lanzan la preventa de pasajes para la temporada (enero y febrero). Sin embargo, Alas Uruguay ofrece pasajes solo hasta el 31 de diciembre de 2016. Es decir, Alas Uruguay todavía no tiene listo el programa de vuelos para enero, febrero y marzo. "Normalmente, en este tipo de empresas aeronáuticas, lo que se genera durante la zafra veraniega, representa la subsistencia de todo el año", sostuvo una fuente del sector aeronáutico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)