Las aves fueron decomisadas por la Policía en Cerro Largo

Justicia ordenó liberar 50 pájaros y destruir 30 jaulas

Medio centenar de aves encerradas en treinta jaulas fueron decomisadas por efectivos policiales de Melo y liberadas en la reserva de Centurión, dando cumplimiento a una resolución judicial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las aves fueron liberadas por una protectora en la reserva de Centurión. Foto: N.Araújo.

En un procedimiento llevado adelante por la Seccional 2ª en una finca de la zona sur de Melo, fueron encontradas jaulas conteniendo cerca de 50 pájaros de diversas especies. La protectora de animales de Cerro Largo, una de cuyas integrantes había denunciado la situación, fue la encargada de devolver las aves a su hábitat natural.

En Uruguay es ilegal cazar, capturar, vender y tener aves autóctonas, como el cardenal azul o amarillo. La Ley de Fauna protege a estas especies y prevé sanciones para los que la infrinjan, a quienes también se les confiscan las aves y las jaulas.

En Melo, también se procedió a destruir las más de 30 jaulas donde eran retenidos estos pájaros, informaron fuentes policiales.

Integrantes de la protectora de animales explicaron a El País que muchos pájaros mueren durante el proceso de adaptación al cautiverio.

"Estas muertes son debidas a la separación del medio grupal y natural, al cambio alimentario y al estrés del confinamiento, pues su entorno ha sido completamente alterado. En estas condiciones, su vida tiene una extrema fragilidad y muchos mueren por infecciones intestinales. Vencidos y debilitados dejan de comer, se acurrucan haciendo una bola y se abandonan a la muerte. Se dice que "mueren de añoranza", indicaron.

"En los que sobreviven se puede observar su permanente desazón; se echan contra las rejas en un vano intento por escapar; algunos las cogen con el pico intentando separarlas. La mayoría presentan comportamientos de ansiedad y se picotean las plumas del pecho y las alas. Debido a este comportamiento se les suele medicar con sedantes y mantener la mayor parte del tiempo con la jaula enfundada en penumbra o a oscuras", señalaron ofuscados integrantes de esta sociedad que cuida a los animales.

Tiempo atrás, también se confiscaron 90 aves autóctonas en Fray Bentos, Río Negro, en el marco de un procedimiento que terminó con la liberación de los pájaros en el bioparque MBopicuá.

Dos de las aves estaban muertas y una quedó en custodia en la reserva para el programa de cría. Se trata de un cardenal amarillo, una especie en peligro de extinción.

Fray Bentos ostenta el mayor índice de denuncias de organizaciones en relación con este negocio ilícito.

Venta de aves por Internet.

Organizaciones que se dedican a la protección de la fauna autóctona han denunciado que el comercio de aves por Internet se ha incrementado notoriamente en los últimos años. Debido a ello, especiales como el cardenal amarillo, el federal y el mirlo, se encuentran al borde la extinción o han disminuido mucho sus poblaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)