Un coronel aviador hallado responsable por el robo de 18.000 municiones

Justicia Militar procesa con prisión a jefe de base aérea

El excomandante de la Base Aérea II de Santa Bernardina, Durazno, fue procesado con prisión por la Justicia Militar por dos delitos militares, "desobediencia" y "omisión en el servicio", a consecuencia del robo de 18.000 municiones del arsenal de dicha unidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las primeras consecuencias del robo de municiones ya se conocen. Foto: L. Carreño

El hecho fue denunciado por el diputado nacionalista Jaime Trobo el 21 de junio en El País, cursando ese día un pedido de informes al Ministerio de Defensa Nacional, que se enteró del robo de la munición en ese momento.

A partir de entonces se disparó una investigación de la Fuerza Aérea, la Justicia Militar y la Justicia ordinaria (sede de Crimen Organizado), que tiene en el procesamiento del coronel aviador la primera consecuencia.

Precisamente, el juzgado de Crimen Organizado que analiza el caso, citó a declarar en su momento a este mismo oficial de la Fuerza Aérea.

El presidente del Supremo Tribunal Militar (STM), general Julio Halty, confirmó a El País el procesamiento del coronel aviador, y explicó que el delito de "desobediencia" se le aplicó porque contravino órdenes ya dadas en cuanto a la obligación de informar al mando superior en diciembre sobre la constatación de la desaparición del material militar. Y la "omisión en el servicio" se configuró porque el oficial, en su condición de comandante de la Brigada Aérea duraznense, fue hallado responsable de no cuidar el material de guerra robado, tal como debía hacerlo.

Indagatoria.

Halty indicó que la Justicia Militar continúa investigando el caso, instruyendo el presumario, por lo cual se excusó de dar otros detalles.

La Justicia Militar solamente analiza el delito desde el punto de vista militar, por lo cual en la sede de Crimen Organizado también se avanza en la investigación.

El oficial superior está detenido en una unidad de la FAU en Montevideo. Había asumido el cargo en enero de 2014.

Desde el punto de vista personal, el procesamiento del oficial implica en los hechos el fin de su carrera militar. Otras consecuencias dependerán de cómo evolucione la situación procesal.

El ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, encabezó ayer la ceremonia oficial por el 108 aniversario del Hospital Central de las Fuerzas Armadas. El acto contó con la presencia del subsecretario Jorge Menéndez y de decenas de oficiales superiores de las Fuerzas Armadas.

Asistieron los jefes del Ejército, general Hugo Manini Ríos, y de la Armada, almirante Leonardo Alonso. Pero nadie de la cúpula de oficiales generales de la Fuerza Aérea se hizo presente. Tampoco el comandante en jefe general del aire Washington Martínez.

"Un golpe".

En un apartado con la prensa luego de la ceremonia, el ministro Fernández Huidobro contó que en cuanto se enteró del robo por el pedido de informes de Trobo y la información de El País del 21 de junio, dio la orden de iniciar una investigación interna a cargo de la Fuerza Aérea, y que a la vez puso en conocimiento del hecho a la Justicia ordinaria y a la Justicia Militar.

La indagatoria de la FAU arrojó que la desaparición de las 18.000 municiones se había constatado ya en diciembre de 2014, pero nunca fue informada a los mandos por lo que las autoridades aeronáuticas y el propio ministro de Defensa se enteraron cuando se conoció la denuncia.

"Quiero investigar hasta las últimas consecuencias", anunció Fernández Huidobro. "Fue un golpe para mí, una cosa grave", añadió.

"Yo no estaba informado. Me enteré (de la desaparición de las municiones en Santa Bernardina) por el pedido de informes del diputado Trobo, el día después que lo publicó un diario. Constatado el hecho desatamos todas las investigaciones habidas y por haber", recalcó Fernández Huidobro.

A comienzos de la década del 2000, el entonces senador frenteamplista Fernández Huidobro había interpelado al ministro de Defensa colorado de la época, Luis Brezzo, por la desaparición de municiones del arsenal de la Armada.

Huidobro interpelado el lunes 27 por Trobo.


El lunes 27 desde las 14 horas, el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro será interpelado por el diputado blanco Jaime Trobo. Colorados e independientes acompañaron una propuesta del Partido Nacional en este sentido presentada por la desaparición de la munición de guerra del arsenal de la base de Durazno. La instancia será breve, el planteo de Trobo será conciso, adelantó, porque conociendo las investigaciones en curso, le interesa que el ministro se responsabilice por desconocer el hecho ocurrido en Durazno. Para Trobo hubo fallas en la verticalidad de la institución.

SABER MÁS

Claves: seguridad y controles en la base.

La investigación que comenzó la Fuerza Aérea a partir de la denuncia del diputado nacionalista Jaime Trobo se hizo sobre aspectos concretos. En su pedido de informes a la FAU, preguntó sobre qué tipo de procedimientos de registro de armamento y municiones se llevan en las distintas unidades de la Fuerza Aérea. Además, "con qué regularidad se realizan controles de stock de armamento y municiones", y "si se realizan auditorías a los mencionados controles, a cargo de quién y qué procedimientos se realiza en caso de revelarse inconsistencias".

En otra pregunta, Trobo inquirió "si se realizaron inventarios y controles en los polvorines o depósitos" de la Base Aérea de Santa Bernardina en los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015. También preguntó "qué seguridades y sistemas de control, electrónicos, cámaras, etc., hay en la base, y qué tipo y cantidad de personal está a cargo de los mismos". Consultó si los sistemas de control de seguridad se han mantenido en funcionamiento sin contratiempos y en caso de haberse dañado o interrumpido su funcionamiento, preguntó qué medidas se tomaron. Pidió "establecer las circunstancias y fechas en las que alguna de estas situaciones se verificaron, así como el tiempo en que se resolvieron". Otra pregunta fue: "¿Qué controles de stock y verificación de existencias de municiones y armas se realizaron entre los meses de noviembre de 2014 y febrero de 2015, en la totalidad de los depósitos o polvorines de la citada unidad militar". Para el legislador, la clave de los fallos en la base aérea duraznense está en las cámaras de seguridad y en los controles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados