VIDEO PRUEBA MANIOBRAS EN ARGENTINA

Justicia local expectante por la ruta del dinero K

Argentina respondió algunos exhortos de jueza penal pero no brindó todos los datos solicitados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hijo de empresario K cuenta dinero de supuestos negocios ilegales. Foto: Captura.

Un video, que muestra a empresarios K contando millones de dólares supuestamente obtenidos en forma ilegal, reavivó esta semana el caso de lavado de dinero en Argentina, que sigue con atención la Justicia local por las ramificaciones en Uruguay.

Fuentes de la investigación en Uruguay dijeron ayer a El País que el video es la primera prueba material que vincula a Lázaro Báez, un empresario cercano a los Kirchner y ganador de millonarias licitaciones de obras públicas, con la financiera SGI, conocida como "La Rosadita" en alusión a la Casa Rosada, sede del gobierno argentino.

El video se realizó en 2012 y fue divulgado el martes 15 en el programa de Jorge Lanata en Canal 13. Tiene como protagonistas a Martín Báez, hijo de Lázaro, al contador Daniel Pérez Gadín —comprador del campo El Entrevero ubicado en José Ignacio— y a otros funcionarios de la financiera que fueron registrados cargando pesadas maletas llenas de dólares, euros y pesos argentinos.

Las fuentes uruguayas dijeron que el video permitirá que avance sustancialmente la investigación en Argentina y que se establezca un delito precedente, elemento que precisa la Justicia para procesar a investigados por lavar de dinero en Uruguay a través de compras inmobiliarias y giros al exterior.

Los diputados argentinos Graciela Ocaña y Manuel Garrido denunciaron a la Justicia que la maniobra consistía en que empresas vinculadas a Lázaro Báez declaraba un mayor monto del gastado en obras públicas ganadas por licitación. El dinero sobrante era sacado de Argentina a través de Uruguay, y derivado a Panamá y Suiza. Hay varias empresas con sede en Uruguay bajo sospecha de ser utilizadas para girar el dinero proveniente de Argentina.

Ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, Báez reconoció que la sociedad anónima uruguaya Reloway Company le giró cifras elevadas de dinero para capitalizar una empresa de su propiedad.

La prensa argentina también especuló que, a cambio de las licitaciones, Báez pagó precios por encima del mercado durante tres años por habitaciones de hoteles propiedad de los Kirch-ner sin ocuparlas. Además, ambas partes realizaron varias compras conjuntas de inmuebles, según divulgó la prensa argentina.

Sospechas.

La investigación del dinero K comenzó en Uruguay en 2013. Una de sus principales patas es la compra del campo El Entrevero por US$ 14 millones cuando en realidad valía US$ 4 millones. La actual propietaria del campo es Jumey, una sociedad anónima presidida por Daniel Pérez Gadín, el contador de Báez.

Pérez Gadín aparece en el video divulgado el martes 15 por la televisión argentina. Durante una pausa en el conteo de decenas de fajos de dólares, Pérez Gadín destapa una botella de whisky y brinda con el hijo de Báez, Martín Báez. En los últimos tres años, la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, envió una decena de exhortos a la Justicia argentina solicitando información sobre los propietarios de El Entrevero y si estos tenían antecedentes penales y datos fiscales. Entre la decena de solicitudes de información hubo algunas que fueron reiteradas porque la Justicia argentina no las respondió.

Clarín informó que, en algunos casos, los pedidos de datos de la Justicia uruguaya fueron trancados en la Cancillería argentina, cuyo titular era un dirigente K. Algunos exhortos fueron respondidos pero no contenían toda la información que había sido solicitada por la jueza uruguaya, señalaron las fuentes del caso a El País.

Vuelos nocturnos.

Las jueza De los Santos y el entonces fiscal especializado en Crimen Organizado, Juan Gómez, también investigaron vuelos realizados en 2011 y 2012 a Uruguay que transportaban dinero supuestamente de Báez. El diario Clarín informó que el avión Learjet matrícula LV-ZSZ, perteneciente al empresario argentino, viajó entre 2011 y 2012 por lo menos seis veces a Uruguay.

Según denuncias públicas del financista argentino Federico Elaskar, esos vuelos sirvieron para traer dinero en efectivo a Uruguay y reenviarlo luego al exterior. Elaskar dijo que, con ese procedimiento, Báez envió al exterior alrededor de US$ 55 millones. La mayoría de los vuelos tenía como destino Punta del Este. Otros al Aeropuerto de Carrasco. Se efectuaban durante la noche.

Elaskar declaró ante la Justicia argentina que los empresarios K tenían allí a un funcionario amigo que ingresaba las valijas con dinero sin que pasaran por los controles de Aduanas.

Operaciones sospechosas.

La jueza Adriana de los Santos lleva adelante una investigación por supuesto lavado de dinero a partir de operaciones sospechosas detectadas por el Banco Central del Uruguay (BCU). En esa causa figura una sociedad anónima que envió desde Uruguay 16,5 millones de dólares a una cuenta bancaria radicada en el principado de Liechtenstein, vinculada al empresario Lázaro Báez. Con ese dinero se adquirieron dos terrenos en la Parada 8 de Punta del Este.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados