bonomi puso bajo la lupa la liberación de presos que hace la Justicia por año

Justicia e Interior: más delitos violentos cometidos por primarios

Una pequeña joyería del barrio Goes fue rapiñada por dos delincuentes en el mes de mayo. Uno de ellos, sin antecedentes penales, murió en el lugar. El otro, procesado con prisión por rapiña especialmente agravada dos meses después, tampoco tenía antecedentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Bonomi. Foto: El País

El Poder Judicial y el Ministerio del Interior coinciden en que aumentó el número de delitos violentos cometidos por delincuentes sin antecedentes ni anotaciones como menores.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo el jueves en el Parlamento que "sucede cada vez más" y reconoció que el Ministerio del Interior lo analiza con "preocupación".

Jueces y fiscales penales consultados por El País reconocieron que notaron el incremento. "Me sorprende sí que llegan al juzgado por primera vez y con un delito de rapiña, un delito grave y violento", dijo el juez penal Nelson Dos Santos.

En el mismo sentido, el juez penal Ricardo Míguez indicó que en su último turno tuvo dos o tres casos con pluriparticipación y todos primarios. "No tengo estadísticas como para decir si hay más o menos, pero sí he tenido", afirmó.

Durante el mes de agosto se incrementó, además, la cantidad de procesamientos por delitos graves. El aumento, según el Ministerio del Interior, ronda entre 15% y 20% más que los meses anteriores.

Los motivos de por qué se inicia una persona en el delito no están estudiados, pero la droga es un elemento que se reitera en la mayoría de los casos, según fiscales y jueces.

"Lo que se destaca en el entorno de la persona que comete el delito es la droga. Cometen el delito para comprar droga o como consecuencia de estar bajo el efectos de ella. Escuchamos mucho el me mandé cualquiera y refiere a que la persona no estaba en sus cabales", aseguró Dos Santos.

En el Parlamento, el ministro del Interior puso bajo la lupa también la liberación de presos que hace el Poder Judicial por año y cómo encadenan los antecedentes de los delincuentes.

Bonomi relató que cuando asumió en 2010 como ministro del Interior le dijeron que a fin de año iba a haber 10.000 presos en Uruguay y afirmó que cinco años y medio después nunca se llegó ni si quiera a tener 10.001 presos. Y explicó el motivo. "El año pasado, la policía detuvo y los jueces procesaron aproximadamente 13.000 personas, unas 7.000 con prisión y los presos no superaron los 10.000. Es decir, en el año soltaron 3.000 personas", razonó Bonomi y argumentó que si el 50% son reincidentes el Poder Judicial "liberó 3.500 personas que reincidieron. Es decir, han liberado diez personas por día que van a reincidir", afirmó.

El secretario de Estado comentó también que entre los reincidentes hay delincuentes de 23 años que tienen nueve antecedentes después de los 18 años. "Es decir, fueron procesados nueve veces entre los dieciocho y veintitrés años y muchas veces por rapiña. Nosotros pensamos que ahí hay algo que atender".

Cambio de códigos.

Uno de los códigos que se respetaba entre los delincuentes años atrás y que era transmitido a las generaciones más jóvenes era que el barrio no se toca. Sin embargo, autoridades del Ministerio del Interior dicen que no solo cambiaron las reglas sino también el comportamiento de los delincuentes.

En la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Bonomi contó que "cada vez se delinque más cerca de donde se vive". "Eso se ha agravado. Ahora ya no solo roban cerca de donde viven sino que roban donde viven y roban a veces armados a un transeúnte al que le sacan $ 80 e inmediatamente roban a otro al que le sacan $ 100 o roban a la señora que sale de un almacén a la que le sacan la bolsa de la compra con un litro de leche, un kilo de harina y un kilo de pan. Estas son las características del delito mayoritario", afirmó.

En el Ministerio del Interior también notan que los delincuentes responden a las decisiones que adopta la policía. "En las zonas más cercanas a Avenida Italia, para un lado y para el otro, donde roban comercios o distribuidoras se ha visto que lo que antes hacían dos o tres personas, ahora lo hacen cinco o seis, fuertemente armadas y con una que mide los tiempos. Van a actuar rápidamente porque están convencidos de que la policía llega mucho más rápido, y es real: llega mucho más rápido. Como quieren tener resultados rápidos, también actúan con mucha más violencia. Están preparados para la violencia; algunos la ejercen y otros no la ejercen tanto. Ahí también vemos diferencias de la gente experimentada y la que no lo está".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º