Convocados como testigos en la investigación por sobrefacturación

Justicia cita a declarar a directorio de ASSE por caso de Alfredo Silva

La exministra de Salud Pública Susana Muñiz y los integrantes del directorio de ASSE que compartieron la gestión con el sindicalista Alfredo Silva, procesado por corrupción, deberán declarar la semana que viene ante la justicia de Crimen Organizado, dijeron a El País fuentes judiciales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fue suspendido por cinco años de la Federación de Funcionarios de Salud Pública.

La citación abarca a la presidenta del directorio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Beatriz Silva, futura directora general de Secretaría del Ministerio de Salud. También está citado el vicepresidente de ASSE, Enrique Soto, el representante de los usuarios Wilfredo López, y al primer presidente de ASSE en el gobierno de José Mujica, Mario Córdoba.

A pedido del fiscal Gilberto Rodríguez, los jerarcas del gobierno de Mujica declararán como testigos.

El fiscal había pedido las citaciones del directorio de ASSE y de la exministra Muñiz al juez Néstor Valetti cuando este procesó a Silva en julio del año pasado.

Silva fue procesado sin prisión por un delito de conjunción del interés personal y del público junto a Heber Tejeira, otro sindicalista de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), que fue liberado el miércoles 11.

En su caso también se le imputó cohecho, luego de que se probara que pidió coimas a particulares que se encargaban de la limpieza de algunos hospitales.

En el caso de Silva se probó que como jerarca de ASSE se interesó en beneficiar a algunas empresas, entre ellas Buena Estrella, según el testimonio de una decena de indagados. Uno de los testimonios clave fue el de su adjunto, quien admitió que algunas empresas gozaban de trato preferencial.

Aunque en ese momento el fiscal había pedido el procesamiento de Silva con prisión, el juez entendió que no correspondía porque se trataba de un primario y porque el delito que se le imputó no es grave.

El fiscal solicitó entonces que declarara Muñiz, quien ocupaba el cargo de directora del interior de ASSE cuando se efectuaron las contrataciones. En el expediente figura un correo electrónico, en el que Muñiz, como coordinadora de los hospitales del interior de ASSE, recomendó la contratación de la cooperativa Buena Estrella. El fiscal la interrogará para conocer su grado de participación en el caso Silva.

Por este mail, la ministra fue interpelada en el Parlamento, en julio de 2014. En esa oportunidad, la oposición exigió con insistencia la renuncia de la ministra Muñiz, pero la bancada del Frente Amplio la respaldó.

Hace pocas semanas, Muñiz fue anunciada como la próxima presidenta del directorio de ASSE, aunque la venia para que asuma el cargo aún no fue enviada al Parlamento por el presidente Tabaré Vázquez.

Testigos.

Fuentes judiciales dijeron que quien llevará a cabo la audiencia será el fiscal Gilberto Rodríguez, ya que el juez Valetti estará de licencia.

Si bien el expediente está en el Tribunal de Apelaciones, porque Silva y algunos de los empresarios apelaron el procesamiento, el juez Valetti formó "un testimonio" (una fotocopia del expediente) para poder avanzar en el caso y realizar las citaciones pedidas por el fiscal.

Antes de concretar las citaciones, el juez le solicitó al fiscal que aclarara en calidad de qué los citaba y Rodríguez especificó que era en calidad de testigos. Luego hubo que enviar un oficio al BPS para solicitar que se informara del listado de todos los integrantes del directorio de ASSE que compartieron el cargo con Silva.

La Justicia probó dos tipos de maniobras delictivas. Por un lado, presiones por parte de Silva y Tejeira a los mandos medios de centros de salud públicos para que contrataran a Buena Estrella, una cooperativa que brindaba servicios de limpieza y seguridad y que sobrefacturó más de US$ 100.000 entre 2010 y 2011 en el hospital Maciel.

Por otro, Tejeira cobró coimas a particulares para que ASSE agilizara los pagos a otras cuatro empresas que habían sido contratadas en otros hospitales. El prestador estatal de salud paga cada 90 días a las empresas contratadas y Tejeira lograba adelantar los cobros. Para ello, se comunicaba con el adjunto de Silva y la secretaria del contador de ASSE.

Hace dos semanas un tribunal de apelaciones le otorgó a Tejeira la libertad condicional que el juez le había negado.

“PRESIONES”

Sindicalista indagado por otras denuncias.

El juez del Crimen Organizado Néstor Valetti y el fiscal Gilberto Rodríguez indagan a Alfredo Silva por otros delitos que fueron denunciados cuando fue procesado. Se trata de directores de hospitales que denunciaron a Silva por presiones y amenazas.

La dependencia policial de Crimen Organizado interrogó a las personas que lo denunciaron y, según pudo saber El País, en algunos casos obtuvo pruebas que lo incriminan. Sobre esa denuncia el juez y el fiscal deberán pronunciarse y es probable que vuelvan a interrogar a Silva.

Amenazas. En mayo de 2013, en una nota enviada al directorio de ASSE, directores de hospitales y policlínicas de la región Oeste se manifestaron “cansados” de los “permanentes destratos” y conducta “irrespetuosa” de Silva.

Los denunciantes señalaron que durante una recorrida que realizó por la región Oeste, Silva comenzó su discurso de manera “muy agresiva” y se refirió “despectivamente” a “todos los directores”.

“En un momento cuando dice que el tomógrafo del Hospital de Flores está improductivo, la directora le respondió ‘improductivo no’ y esto fue suficiente para que gritara, insultara y se retirara de la reunión”, señalaron participantes de ese encuentro, que decidieron elevar la denuncia a ASSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados