CAMBIOS EN LA PRINCIPAL AVENIDA

18 de Julio con prioridad para bicicletas y sin autos

La Intendencia presentó anoche los cambios para la principal avenida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En horas pico hay 5.000 peatones y es recorrida por unos 200 ómnibus. Foto: A. Colmegna

Según los planes de la Intendencia, hacia 2019 las bicicletas ocuparán un lugar centralísimo en la principal arteria de Montevideo, circulando por el medio de 18 de Julio en una bicisenda de 3 metros de ancho que irá desde el Obelisco hasta la Plaza Independencia. Los autos particulares y taxis no podrán ingresar a la avenida, en la que solo quedarán sendas para ómnibus, preferentemente eléctricos. A su vez, las veredas ganarán espacio hacia la calle, lo cual se logrará con macetones, pintura, bolardos y mobiliario, no necesariamente "picando" los cordones.

En 18 de Julio circulan unos 200 buses y 5.000 peatones en cada hora "pico". La velocidad promedio de los ómnibus es de 10 kilómetros por hora y de 6 kilómetros por hora en los momentos de alta demanda, prácticamente como si se recorriera el trayecto caminando.

El 8% de las personas se movilizan en auto, pero ocupan el 50% del espacio público, por lo que la Intendencia pretende prohibir la circulación de los vehículos particulares.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El proyecto, en el que viene trabajando desde hace 3 años y medio el "Grupo de trabajo para la revitalización de la avenida 18 de Julio", integrado por la Intendencia, el Municipio B, el Grupo Centro (comerciantes) y los vecinos, otorga prioridad a los ciclistas, los peatones y el transporte colectivo.

En cuanto a la obra física, propone ampliar el espacio para los peatones (veredas), cambiando las paradas de ómnibus, los kioscos y los puestos de los vendedores ambulantes por carros aprobados por la Intendencia. Esta unificación, se indicó, permitirá mejorar la estética de la oferta callejera y detectar a quienes estén instalados sin tener la correspondiente autorización. Actualmente, hay 31 vendedores con permiso en todo 18 de Julio, que pasarán a instalarse en el espacio que hoy ocupa la calle.

Según explicó el director de la Planificación de la Intendencia, Ramón Méndez, no será necesario eliminar todos los cordones. Se aplicarán soluciones más "livianas" y "económicas", generando espacios "verdes" y "de convivencia" que, entre otras cosas, permitirán colocar mesas y sillas.

A su vez, en el marco del "Plan Veredas" que está en marcha, se pretende reparar varios tramos con problemas.

Proyección de 18 de Julio para 2019. Foto: IMM
Proyección de 18 de Julio para 2019. Foto: IMM

El tránsito.

Según explicaron los técnicos que trabajaron en el proyecto, colocar la bicisenda por el centro de 18 de Julio impedirá que la misma sea invadida por los peatones, por ejemplo cuando suben a los ómnibus. El carril para bicicletas será pintado con un color diferente al resto de la calle.

Habrá una calzada exclusiva para buses de ida y otra de vuelta entre la Plaza Independencia y Ejido. Y tres sendas (dos en un sentido y una en otro) para el transporte colectivo entre Cuareim y Fernández Crespo), permitiendo rebases en el recorrido Oeste-Este. Los autos y los taxis solo podrán circular por las vías paralelas.

En el mundo.

Durante la presentación del proyecto, Méndez proyectó imágenes de soluciones similares aplicadas en otras ciudades del mundo.

Pese a que en las últimas décadas del siglo pasado los cambios en las prácticas de consumo de los montevideanos desafiaron la centralidad de 18 de Julio, al trasladar hacia otras zonas de Montevideo gran parte de su movimiento comercial, la avenida sigue siendo la principal de la ciudad.

En septiembre de 2015, el famoso arquitecto danés Jan Gehl visitó Montevideo e hizo un estudio de campo sobre la avenida 18 de Julio, en el que participaron la Facultad de Arquitectura de la Udelar y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A partir de ese diagnóstico, la Intendencia decidió adoptar su método para proyectar cambios urbanísticos desde el Obelisco hasta la Plaza Independencia.

Gehl es reconocido, entre otras cosas, por haber transformado a Copenhague en una ciudad transitable, en la que más del 50% de los viajes se realizan en bicicleta. También fue responsable del diseño de la "estrategia de democratización" del espacio público de Nueva York. La metodología, que se ha implementado en ciudades de Europa, EE.UU. y Australia, incluye la observación de los espacios públicos y las mediciones de su uso. A partir de los resultados se han concretado propuestas que mejoran la distribución del espacio público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)